Arte y literatura

"El psicoanálisis introduce una nueva concepción del arte, el trabajo artístico no como una especialidad propia de ciertas individualidades, sino como una dimensión esencial del hombre”
Estanislao Zuleta

Vivir artísticamente se ha instaurado como bandera de batalla para el trabajo intelectual adelantado por la línea de Arte y literatura. Pero es importante aclarar que esto no implica una especialización en el Arte o en sus teorías, tan rigurosamente conceptualizadas, pensadas, reflexionadas y criticadas como cualquier otra área del conocimiento; vivir artísticamente es someter un aspecto de la vida, en este caso el de la interpretación y representación que hace el ser humano de la realidad en la que está sumergido, al rigor del pensamiento crítico. Es tratar de entender las funciones estéticas, éticas, políticas, sociales, económicas, ideologizadoras y revolucionarias que posibilitan las diversas formas de expresión que asume el lenguaje; es entender que el artista y su obra no están tan lejos de cualquier otra persona del común, que hace con lo que tiene lo que puede: ríe, llora, grita, abraza, pregunta, afirma, duda, hiere, violenta, sana, goza, sufre... Todo este trabajo de aproximación al arte se hace de la mano de otros saberes, algunos -no todos-, abordados por las otras líneas del Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta. El mejor ejemplo de esta articulación de saberes es el texto Arte y filosofía que recoge algunas de las más logradas reflexiones que logró el pensador colombiano en relación a la experiencia artística y estética, al artista y a la obra de arte, de la mano no sólo de la filosofía, sino también del marxismo, el psicoanálisis y la historia.

La luz, el color, el espacio, el vacío, el volumen, el sonido, la oscuridad, el movimiento, y tantos otros elementos que posibilitan nuevos sentidos no son algo exclusivo de unos pocos, sino de todos y cada uno de nosotros, poder asociarlos con conceptos como la belleza, la verdad, la mentira, la justicia, el poder, la moral o la libertad es el verdadero logro del artista y la difícil tarea que todos, de una u otra manera, debemos afrontar. Estanislao entendió que el Arte es un saber fundamental para el ejercicio intelectual, pero que su valía va mucho más allá, que el arte realmente vive cuando se le rescata de los cánones académicos y los círculos de los críticos especialistas, incapaces de poner a dialogar sociedad y sujeto con la obra que se abre ante sus sentidos. Y es así como luego de años de su partida, seguimos andando acompañados de la humana, demasiada humana, palabra de Estanislao Zuleta, buscando entender que el valor del arte, como el de la vida misma, nunca se podrá medir únicamente en términos estéticos.

2018

2017

2016

2014

2013


 

Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2018: Sujeto, conocimiento y cultura: procesos en movimiento 

Fecha: 7 de mayo de 2018

Expositores: Alejandro Mesa y Lucero Soto

Relatoría: Subgrupo de Arte y Literatura 

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

Luchas de un saber transformador de sí

La exposición comienza con una mención de las luchas que Zuleta establece en su texto a la hora de investigar en las Ciencias Sociales. Dichas luchas son principalmente 5:

1.Los objetos de investigación de la Ciencias Naturales se diferencian de los de la Ciencias Sociales sobre todo porque los primeros no están determinados por las concepciones previas que se tienen acerca de ellos mientras los segundos sí. Uno de los ejemplos que trae Zuleta a colación de la mano del psicoanálisis se recoge en la frase “la manera en que el sujeto interpreta su propia conducta, hace parte de esa conducta”.

2. Esas concepciones previas pasan a ser lo que llamamos ideologías o ilusiones; cabe mencionar que lo esencial de esa ideología es que es inconsciente, no podemos dar razón de ella.

3. Tendenciosamente los seres humanos ponemos el deseo por delante de la razón, ello representa un problema en la investigación en las Ciencias Sociales puesto que nos impide ver el mundo desde una perspectiva no subjetivista.

4. Los seres humanos solemos buscar seguridades las cuales nos son dadas en la infancia por los padres y que seguimos buscándolas a lo largo de la vida

5. Ir en contra de la ideología

Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2017: El conflicto como constitutivo de lo humano: límites y posibilidades para la cultural y la democracia

Fecha: 20 de noviembre de 2017
Línea: Arte y literatura
Autores: Miembros de la línea de Arte y Literatura

Vivir artísticamente, trabajar el conflicto

Es inevitable que la pregunta sobre qué significa vivir artísticamente permanezca, aun después de exploraciones, reflexiones, conversaciones y distintos tipo de referencias.

Vivir artísticamente parecería un acto para pocos, para aficionados o especialistas, casi se podría imaginar que para fanáticos. Sin embargo, queremos proponer una mirada que retorne a lo común y corriente, que es el entorno común a todos. Es decir, regresemos a la vida cotidiana, a la vida casi que ordinaria que, la cual empero no está aislada sino que es por la cultura que la determina y por ello está igualmente condicionada por la democracia de la que hacemos parte con sus virtudes y defectos. Así pues, la vida cotidiana, la vida del cada día, despliega y sufre sus propias potencias y limitaciones en un campo cultural y democrático que le traza unas condiciones y le reclaman un deber ser. Vivir artísticamente emerge entonces como un interrogante y una ventana ante las formas de deber ser, del deber sentir, del deber pensar, y del deber vivir encaminadas a reducir la existencia a un modelo consumista propio del capitalismo. Por ello, retornarle importancia, interrogar y darle vitalidad a la vida cotidiana es directamente influir en la cultura y la democracia que tenemos y la que nos es posible. Así es que ese síntoma que damos en llamar insatisfacción, palabra con la cual sintetizamos tantos malestares y dolencias, sobresale en la vida cotidiana y puede reprimirse o ser un camino para entender la crisis como lo muestra Estanislao Zuleta: vivir artísticamente es atender la crisis y la transformación que nos reclama la insatisfacción, crisis de nuestra vida y transformación de la misma, crisis en la democracia y la inquietud por pensarla, crisis en la cultura heredada y la intención de no asumirla como un destino inevitable. En este contexto, el conflicto surge en ambiente de crisis, pues no podemos someternos a un régimen de valores de manera homogénea, como maniquíes; esa es la pretensión totalitaria de ciertas políticas y del statu quo, y una salida habitual es sugerir e implantar fórmulas al modo de píldoras: A para tal cosa, B para la otra, C si tienes esto, el del problema eres tú, la sociedad está bien y no debe cambiar, la subversión es terrorismo, compra esta marca, elige a este partido y te sentirás mejor... Aquí es en donde el grupo propone la necesidad del vivir artísticamente: no se trata de un recetario sino de la exploración del ser de cada uno, de cada cotidianidad, de la misma sociedad. Es más bien, asumir la crisis en la que nos encontramos, darnos la oportunidad de comprendernos en la conversación, en las obras de arte que son nuestro espejo y reflejo, comprender la igualdad y defenderla, reconocernos unos a otros, no para que el mercado de oferta y demanda se beneficie, sino para que la existencia, con lo difícil que es, valga la pena de gozar, pensar, sentir e imaginar. En pocas palabras, que al vivir anestesiado y embutidos lo reemplacemos con un vivir aspirando a la libertad, conscientes de lo que somos y podemos hasta el último segundo.

Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2016: Cultura y democracia: Ideas para (re)construir tejido social

Fecha: 31 de octubre de 2016

Línea: Arte y literatura

Autor: Oscar Restrepo

Shakespeare. Una indagación sobre el poder

Hay dos asuntos que son transversales  en  la obra de Shakespeare, el primero tiene que ver con  el carácter efímero de la vida. El segundo, con la necesidad del hombre de batallar entre guerras absurdas por el poder, un particular anhelo de inmortalidad. Así el dramaturgo nos pone de cara con la finitud de la vida, sugiriéndonos hacer de ella lo mejor posible. 

Próspero, el personaje de La Tempestad, a diferencia de  otros de Shakespeare, tiene esa conciencia de lo efímero, lo que lo sitúa en una relación distinta  con los otros y lo lleva  a la loable tarea de reconciliarse con sus enemigos. Al final de la obra, usurpado de su ducado, pero reconciliado, nos dice: "Nuestros divertimentos  han dado fin. Estos actores, como había presentido, eran espíritus todos y se han disipado en el aire, en el seno del aire impalpable, y a semejanza del edificio sin base de esta visión, las altas torres, cuyas crestas tocan las nubes, los suntuosos palacios, los solemnes templos, hasta el inmenso globo, sí, y cuanto en él descansa, se disolverá, y lo mismo que la diversión insustancial que acaba de desaparecer, no quedará rastro de ello, estamos tejidos de idéntica tela que los sueños,  y nuestra corta vida se corta con un sueño..." 

Aunque Zuleta, considera esta advertencia de lo efímero,  como un asunto negador de la vida, yo por  el contrario lo considero una posibilidad de reivindicación con ella. Una celebración a la vida como lo hizo Barba Jacob en la balada de la loca alegría. El arte nos ofrece una interesante crítica a la banalidad de la guerra. ¿Dónde han quedado las  civilizaciones milenarias, Roma, Egipto, Persia, y dónde aquellos reyes tiranos, Ricardo III, y toda la corte de los Enrique? En la pluma de Shakespeare se fundió realidad y ficción.  Ahora solo son personajes con los que nos miramos, héroes y perdedores que nos permiten pensarnos.

Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2016: Cultura y democracia: Ideas para (re)construir tejido social

Fecha: 31 de octubre de 2016

Línea: Arte y literatura

Autores: Eduardo Cano y Ana Lucía Vásquez

Aguja e hilo. Tejiendo lenguaje, iluminando memoria, expresando arte

Dos conceptos provocadores son los que permiten el desarrollo de este escrito, uno le da pie a la palabra y el otro lo concluye, el vivir y el tejer. Ambos conversan y le dan lugar al tiempo, al lenguaje, a la memoria y al arte. El primero como una concepción colectiva y un gran instrumento de anclaje para vestir un recuerdo, donde el lenguaje lo materializa, le da una forma y un sentido. Entonces el tiempo y el lenguaje dejan de ser una abstracción y se convierten en vivencias compartidas, las cuales se tejen y se destejen constantemente. Tiempo y lenguaje son pues memoria y el recordar se traduce en habitar de otro modo la experiencia, dándonos lugar en ese tejido en el cual buscamos descubrir y recrear el laberinto de la existencia, inventarla una y otra vez por medio del arte.

Vivir

¿Tiene sentido emprender alguna reflexión por fuera de la necesidad de saber y tratar de comprender que estamos vivos, que lo que hacemos se hace en nuestra existencia compartida con nosotros mismos y con los demás?

Tiempo

Muchas de las actividades que llevamos a cabo como seres humanos están regidas por el tiempo. Nos indica o se convierte en guía de lo que deberíamos estar haciendo, o cuando algo va a suceder. Nuestra historia está descrita a través del tiempo por medio de períodos, etapas, épocas o eras. El tiempo es como una corriente sin fin que nos transporta, trasladándonos desde el pasado, presente, y luego al futuro.

La idea de que el tiempo pasa, de que el tiempo se mueve está muy arraigada al ser humano, estamos acostumbrados a dividir el tiempo en pasado, presente y futuro, asumimos que lo que sucede entre estos estadios es el inexorable fluir de los segundos, es la necesidad de contabilizar.

Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2016: Cultura y democracia: Ideas para (re)construir tejido social

Fecha: 31 de octubre de 2016

Línea: Arte y literatura

Autor: Álvaro Estrada

El arte como práctica cotidiana, una crítica a lo establecido

Estanislao Zuleta, en el capítulo El arte como principio de realidad humana, del libro “Arte y filosofía”, dice que el trabajo artístico es lo que hacemos con lo que somos, con nuestros temores, esperanzas y dramas, que esa es la interpretación que hacemos de nuestra visión primordial del mundo. Más adelante, dice que la elaboración que surge de ese trabajo, es a lo que podemos llamar propiamente Arte.

En este texto quiero hacer un énfasis en ese trabajo artístico primordial al que hace referencia Zuleta, ese que es inherente a todo ser humano, que hace parte de la vida misma y que no se puede pensar como un elemento exterior a ella. De esta manera quiero diferenciarlo del artista, ese ser que pasa por un proceso formativo que le permite encausar su quehacer en lo que llamamos obra de arte.

Pero, volviendo al postulado de Zuleta, sobre ese trabajo artístico primordial, uno podría imaginarse que el mundo estaría entonces lleno de artistas, sin embargo, este no es el caso. El artista sigue siendo más la excepción que la regla, ¿qué pasa entonces con esa interpretación primordial en el resto de nosotros?, ¿cómo damos trámite a esos temores, esperanzas y dramas, si no es a través de la elaboración de la obra de arte? ¿Qué pasa con esas posibilidades creadoras que se expresan constantemente en los primeros años de vida?

Resulta que soy una de esas personas que están convencidas de que el arte es uno de esos rasgos de la cultura que permiten una sociedad que pueda ser adjetivada de democrática; esto no quiere decir que el arte sea garante de democracia, sino que éste es un elemento fundamental para lograrlo. Sin embargo, si miramos de cerca la familia, la escuela, el trabajo, inclusive los vínculos amorosos y amistosos, nos daremos cuenta de que los ideales de la época dificultan ese trabajar artísticamente con los dramas primordiales, pues buscan limitar el quehacer humano a actividades que generen riqueza y ganancia para unos pocos. En este modelo, la única forma de arte permitido es el que cobra la forma de mercancía. No es un secreto que el modelo educativo y laboral que impera hoy en día, ha dejado en un segundo plano aspectos propios de la condición humana, abandonando a cada quien a su propia suerte al momento de tramitar esos dramas primordiales; porque de una u otra manera ellos hacen huella en quienes somos.

Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2016: Cultura y democracia: Ideas para (re)construir tejido social

Fecha: 3 de octubre de 2016

Arte como crítica a lo establecido

Texto de referencia: La memoria y la escritura. Lección 8 del libro "Lógica y crítica"

Plenaria a cargo de: Subgrupo de Arte y Literatura

Modera: Laura Giraldo

Relata: Álvaro Estrada

Exponen:

Subgrupo de Psicoanálisis: Daniela Cardona
Subgrupo de Arte y literatura: Eduardo Cano
Subgrupo de Filosofía: Isabel Salazar
Subgrupo de Historia, Economía y Política: Xiomara Meneses

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

¿Apoya el acuerdo final para terminación del conflicto y construcción de una paz estable y duradera?
SI - 49,78% NO – 50,21%
Abstención: 62, 57%

En una fecha en la que originalmente teníamos planeado trabajar una de las lecciones del libro de Estanislao Zuleta “Lógica y crítica”, específicamente la titulada La memoria y la escritura, la realidad, ese extraño todo que nos desborda a cada uno de nosotros, exigió hacer un pare en la rutina, en la cotidianidad de este grupo de estudio, y tratar de comprender. La propuesta para la sesión fue la que tanto ha defendido esta organización en momentos como este: darle lugar a la palabra.

Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2016: Cultura y democracia: Ideas para (re)construir tejido social

Fecha: 25 de julio de 2016

Arte como crítica a lo establecido

Texto de referencia: La Tempestad: la reconciliación por medio del arte

Plenaria a cargo de: Subgrupo de Arte y Literatura

Modera: Eduardo Cano

Relata: María Camila Giraldo

Exponen:

Subgrupo de Psicoanálisis: Rodrigo Jiménez
Subgrupo de Arte y literatura: Sebastián Gutiérrez
Subgrupo de Filosofía: Alejandro López
Subgrupo de Historia, Economía y Política: Diana Villegas

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

En la plenaria trabajamos bajo el problema: Arte como crítica a lo establecido, basándonos en el texto de Estanislao Zuleta: La Tempestad: la reconciliación por medio del arte. Durante la sesión, además de las preguntas sobre el arte, el sentido de éste, y el papel del artista, que están casi siempre presentes en las exposiciones del subgrupo de Arte y Literatura, también se abordaron asuntos más metodológicos como la forma en que se desarrolla la exposición y la pregunta por el tipo de texto que se propone para la plenaria.

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Arte y literatura

Fecha: 14 de julio de 2014

Texto inédito:  "El duelo" de Antón Chejov

Así como Chéjov, hay otros escritores rusos que se encargan de novelar lo cotidiano y de hacer de los personajes de sus cuentos o novelas espejos para sentir y reflejar nuestras propias vidas. Reevaluar la vida a través de la Literatura es, tal vez, una de esas funciones del Arte y la transformación de la misma, una de sus promesas. Tenemos entonces a Chéjov como un representante de la literatura rusa, de la que además se ha dicho que es una Literatura del nihilismo. Pero, en El duelo, la presencia inminente de la muerte nos deja la pregunta por la transformación que luego de esos enfrentamientos queda como posibilidad en los personajes ¿realmente se trata de una posición nihilista ante la vida? ¿Ocurre la transformación?¿Y por qué Zuleta dice de Chéjov ser un escritor del nihilismo?

Acompañados de las palabras de Estanislao Zuleta, con algunas de sus apreciaciones sobre el cuento largo o la novela corta El duelo, del autor ruso Antón Chéjov, se dio inicio a una sesión más del grupo de estudio de la obra de Zuleta, a cargo del subgrupo de Arte y Literatura; y con ello las anteriores reflexiones iniciales. Zuleta problematiza en su texto la idea del duelo en algunos de los personajes del cuento de Chéjov, entendiendo al duelo como aquel encuentro con la pérdida de ideales para estar prestos a una posible transformación del ser. El duelo, también, como un encuentro con la verdad, un duelo entendido aquí como un combate entre la vida y la muerte. De esta manera, es menester rescatar y recordar aquellos temas por los cuales transitamos tras las lecturas de Zuleta y de Chéjov:

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Arte y literatura

Fecha: 12 de mayo de 2014

Texto inédito: "El pabellón # 6" de Antón Chejov

"La vida en aquella ciudad ahogaba y aburría,
la sociedad carecía de intereses vitales y arrastraba a una existencia oscura y absurda"

Antón Chejov

Una novela, unos apuntes críticos sobre esa novela hechos por Estanislao Zuleta, una realidad planteada por ambos autores; dos personajes, uno Ivan Dimítirich considerado como un sujeto que aprecia la sociedad y sus leyes, y el otro Andrey Efímich considerado como alguien a quién la vida le ha dado todo lo que ha querido, un encuentro que no se esperaba y que se le asigna a las casualidades de la vida, la reflexión por la sociedad rusa de ese entonces y esa transición del feudalismo al capitalismo que se ve reflejada en sus habitantes.

Un autor como Chejov mostrándonos en todos sus cuentos la relación que sostiene con lo humano, que pone en juego asuntos comunes y universales, el manejo del lenguaje y su logro de vincular al lector.

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Arte y literatura

Fecha: 21 de octubre de 2013

Texto (inédito): "Luces" de Antón Chejov

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

Han pasado algunas semanas y de nuevo nos encontramos nuestro enigmático hombre, ese que continuamente se inquieta por el arte y trata de indagar el lugar que éste tiene en su vida. En el ir y venir de su existencia, se encuentra de pronto frente a un cuento: Luces. El título del cuento, irónicamente, no ofrece mucho sobre el contenido que encierra ese hermoso libro que yace ante él; deberá pues, como hace cualquier lector, aventurarse en sus entrañas, disponerse a ser sorprendido, o defraudado, por lo que le espera. ¿Qué efecto, si acaso alguno, producirá este texto en ese hombre?

Ese enigma lamentablemente quedará para ser resuelto por la imaginación de aquel ser que se ha aventurado, a su vez, a leer esta líneas. Afortunadamente, en el caso de Zuleta, no debemos de acudir a la imaginación, bueno, por lo menos no totalmente.

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Arte y literatura

Fecha: 2 de septiembre de 2013

Libro: Arte y filosofía

Texto: El arte como principio de la realidad humana

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

Un gran maestro y pedagogo brasilero, Paulo Freire, expresó alguna vez que, "el educador es también artista: él rehace el mundo, él redibuja el mundo, repinta el mundo, recanta el mundo, redanza el mundo". El encuentro con esta frase resulta preocupante pero al tiempo hermoso; lo primero porque nos hace volver sobre esa indefinible pregunta por lo que es el arte, pues Freire enuncia antes de ello que la educación es una obra de arte; y lo segundo porque es una posibilidad para repensar que el arte va más allá de determinada técnica artística; el arte está presente en la vida, en nuestra historia, en nuestro hacer, en nuestras relaciones humanas y en todo cuanto aquello movilice nuestro espíritu.

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Arte y literatura

Fecha: 22 de julio de 2013

Libro: Arte y filosofía

Texto: Romanticismo y psicoanálisis

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

Volvamos a imaginar al personaje imaginado por Alvaro en la memoria pasada. Un hombre de nuestro tiempo, de unos treinta años, con una particular disposición del espíritu que nos recuerda a un héroe creado por Musil, está enfrente de una pintura de Picasso. Este hombre singular ha tenido un acercamiento al arte desde la temprana juventud, se deja conmover por la pintura; los viriles minotauros lo perturban, siente, o por lo menos así parece, estar enfrente de la propia belleza. ¿Que ha conmovido a este hombre? ¿Que efecto le ha producido esa figura mítica de un toro y un hombre que comparten un mismo cuerpo?

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Arte y literatura

Fecha: 17 de junio de 2013

Libro: Arte y filosofía

Texto: El juicio estético

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

Un niño se encuentra en un renombrado museo -o por lo menos eso le dice su profesora- frente al cuadro más grande que jamás haya visto y éste está llenos de figuras y líneas de colores, que a primera vista no muestran alguna figura reconocible; una joven mujer está leyendo una obra "clásica" de la literatura, en la intimidad de su cuarto, inundado por la luz de una luna llena; una pareja de amigos se encuentra sentada en un cine de la ciudad, disfrutando el estreno de una película europea que les ha sido recomendada por varios conocidos suyos; un hombre se transporta a otra época al oír sus viejos elepés de tango que tanto... En fin, para no alargar la cosa, digamos que alguien se acerca a estos seres y les pregunta si les gusta esa obra a la que están accediendo (sean o no conscientes de esto) y la respuesta que se da puede ser tan sencilla como la pregunta: un si o un no puede bastar; pero a continuación se hace la pregunta ¿por qué sí, o por qué no?, y la respuesta ya no parece tan obvia. Finalmente, si se les pregunta -a estos seres- si lo que disfrutaron (o no), es arte y por que creen que así es, llegamos a un punto álgido: el juicio estético.