Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2019: Crítica cultural al capitalismo: una construcción de la vida en democracia

Sujetos históricos, trabajo en proceso

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

Fecha: 28 de octubre del 2019

Expositoras: Vanessa Ojeda y Sara Aguirre  (Arte y literatura)    

Moderador: Sebastián Gutiérrez (Psicoanálisis y Teoría del Sujeto)

Comentaristas Críticos: Mabel Díaz y Juan Daniel Tello (Filosofía) 

Relatora: Camila Giraldo (Historia, Economía y Política)

Texto de Estanislao Zuleta: Sobre la Novedad del Pensamiento Marxista.

Texto de referencias: Primer capítulo de El Manifiesto Comunista de Karl Marx y Friederich Engels.

El problema propuesto por la línea de Arte y Literatura lleva por nombre “Sujetos históricos, trabajo en proceso”. Una vez inicia la exposición, las encargadas señalan que esta se dividirá en dos: una parte en la que abordarán la crítica que hace Zuleta al marxismo y otra en la que mencionarán la noción de sujeto del mismo Zuleta.

Una de las expositoras se detiene en el texto de base, “Sobre la novedad del pensamiento marxista”, en el cual la crítica que hace Zuleta no va dirigida al marxismo propiamente sino a la manera en que este ha sido interpretado; más adelante, este pensador colombiano señala que para el marxismo el sujeto de la historia es el proletariado y por ello el único llamado a hacer la revolución; incluso agrega que este saber habla de una esencia y una existencia de esta clase social. La esencia es entendida como los líderes proletarios y la existencia como el proletariado en sí. Zuleta trae esta idea a colación para refutarla, pues esta idealización que hace Marx, deja a un lado la idea de que todos podemos combatir el capitalismo.

La otra compañera continúa la exposición con la idea de Zuleta que sostiene que el sujeto que va a cambiar el capitalismo no es esencialmente uno solo sino todos. También ella dice que hay un sujeto real y otro ideal. El sujeto ideal vendría siendo el proletariado mientras que el real, en el capitalismo, incluye a la burguesía y al proletariado, pues todos necesitan cambiar la sociedad. Sin embargo, la expositora deja para la discusión las siguientes preguntas: ¿Quién padece más las lógicas del capital? ¿Cómo cada grupo social se dispone a hacer la revolución? ¿Qué pasa con la conciencia de clase?

Posteriormente la expositora menciona las nociones de riqueza abstracta y concreta y resalta que bajo el capitalismo, todos estamos privados de esta última, de ahí que Zuleta haga otra crítica al marxismo: la transformación social no se reduce a cambiar el modo de producción, sino que se necesita un cambio cultural relacionado con asuntos que tienen que ver con lo simbólico. La compañera cierra su intervención con los siguientes interrogantes: ¿En una revolución hay armas? ¿Cuáles con las herramientas de la transformación cultural? ¿Cómo entiende Zuleta el arte? ¿Cómo puede llegar el arte a ser anticapitalista?

Luego de la exposición y el comentario crítico, el moderador, para invitar a la palabra, recoge un poco de los elementos del desarrollo del problema y agrega que el elemento crítico de la exposición es la posibilidad de la transformación, porque todos estamos alienados. Resalta, por otro lado, el asunto de la riqueza concreta en enfrentamiento a la riqueza abstracta y trae a colación las preguntas que deja el texto: ¿se puede igualar la lucha de esas clases? ¿cómo el arte está en oposición al capitalismo?

Ya la plenaria se concentró, sobre todo, en 5 puntos: los intereses esenciales de la humanidad y la manera diferenciada de la lucha anti-capitalista entre los movimientos sociales, cómo está presente hoy la lucha social, la existencia del concepto de “clase” y “proletariado”, la novedad del pensamiento marxista y la transformación cultural.

Respecto al primer punto, se hicieron comentarios que giraban alrededor de reconocer que la ciencia, el arte, la lingüística, el psicoanálisis, son de suma importancia para la humanidad y que debemos propender por que todas las personas tengan acceso a ellos, pues una lucha por otra sociedad, no sólo en términos de igualdad económica, tiene en cuenta que cada vida es valiosa, como existencia biológica y como desarrollo existencial. También se dijo que la experiencia del capitalismo es despojadora en todas las clases aunque no nos despoje de lo mismo. Además, un par de veces se hizo la pregunta por cuáles son esos intereses esenciales de la humanidad, ¿son esos que enuncia Zuleta o podemos pensar en otros?

Partiendo de que el capitalismo no nos despoja de lo mismo (pero al fin y al cabo en él todos estamos despojados de la riqueza concreta) es que se introduce la pregunta por la forma de lucha que cada clase social puede llevar a cabo y se enuncia los siguiente: ¿Se siente igualmente movilizado quien es dueño de los medios de producción a quien no lo es?

En cuanto al segundo punto, la movilización social hoy, se hizo mención a los movimientos sociales que, como lo expone Zuleta en su texto, desde distintas formas e intereses de lucha se encuentran y en la actualidad parecen estar más consolidados. Asimismo, emerge la pregunta por el motivo por el cual los movimientos sociales se unen, pues si ya no es el proletariado lo que convoca, ¿Entonces qué es? ¿Desde dónde se juntan? ¿Tienen interés de hacerle frente al capitalismo? Cabe anotar que este punto también se leía a la luz de lo que está sucediendo en países como Chile y Ecuador.

De la mano a la pregunta por qué convoca a los movimientos sociales sino es la lucha proletaria, el grupo se detiene a discutir sobre la pertinencia de la categoría clase social y proletariado. En este punto se escuchan preguntas como: ¿Cómo vamos a entender ambos conceptos? ¿Cuál es su vigencia hoy? ¿Quiénes tienen el poder hoy, quiénes son los proletarios hoy?

Partiendo del título del texto, “Sobre la novedad del pensamiento marxista”, se da paso a una conversación en torno a cuál es esa novedad del pensamiento marxista. Algunos asistentes sostienen que esa novedad radica en el hecho de que se renueva esa pregunta por los intereses del ser humano y por las relaciones sociales y los modos de producción, lo cual en estrecha relación con el hecho que el texto pone en evidencia la importancia de que todos podamos gozar de la riqueza concreta. A pesar de lo anterior, hay quienes que piensan que no hay tal novedad en el texto sino, más bien, una crítica o una enunciación de los errores del marxismo.

El último tema a resaltar es el del trabajo cultural que organizaciones como CorpoZuleta hacen para poner en cuestión esta sociedad. En este punto se hizo la pregunta por otros tipos de revoluciones, unas no armadas, que tengan en cuenta a quienes ostentan el poder. Con este tema salieron, además, estos interrogantes: por vías democráticas, ¿cómo haremos crítica a esas luchas que solo buscan aminorar las desigualdades pero no acabarlas? ¿Cómo hacemos conciencia de lo que sucede? ¿Cómo nos vamos a organizar para contraponernos al capitalismo?

A modo de cierre, el moderador llama la atención sobre algo que no fue muy referenciado en la conversación: el lugar del arte, cómo éste genera un cambio y de qué manera el artista hace su lucha. También extiende la invitación a detenernos en lo siguiente: ¿Cuáles son las formas que toma hoy? ¿Cuál es el capitalismo que tenemos hoy? ¿Cuáles son las formas de esa lucha que debe hacerse?

 

 

 

                                                                                   Evento apoyado por el Ministerio de Cultura Programa Nacional de Concertación Cultural

Photo from Santiago Munoz