Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Filosofía

Fecha: 20 de mayo de 2013

Textos: "Elogio de la dificultad" y "Tribulación y felicidad del pensamiento" Estanislao Zuleta, "Elogio de la facilidad" Francisco Gutiérrez Sanin, "Contra la dificultad" Jaime Alberto Vélez.

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

Dos propósitos y tres líneas fueron enunciados por el grupo a cargo de esta línea. De los propósitos que son como las razones para introducir en este grupo de estudio otras lecturas que no de Zuleta sí referentes a sus ideas: 1. Lograr que una comunidad que ha reconocido en el pensamiento de Estanislao un referente para las acciones, investigaciones y estudios a que se apresta, someta a discusión crítica -como efectivamente lo enuncia el nombre del grupo- las ideas del reconocido maestro, pero que esta vez lo haga desde palabras que en nuestro contexto cercano, este de nuestro país, circulan a propósito dichas posturas; 2. Que con las ideas que de la conversación puedan emerger logremos dar paso a una escritura que también circule, a la par de estos dos artículos, en medios de reconocimiento nacional -no tiene que ser el mismo-, que nos haga partícipes del debate que en el ir y venir de ideas entre diversos autores está provocado alrededor del complejo asunto de la dificultad y el lugar de ella en la existencia del ser humano.

Ahora, de las líneas que propusieron los expositores para la discusión, el nombre y algo más, un recuento de los elementos ofrecidos:

1. Una primera aproximación al entendimiento que de la filosofía nos propone Zuleta.

Una primer primerísima aproximación a la concepción de la filosofía desde Zuleta. La filosofía en el trabajo de Zuleta está muy vinculada a la vida cotidiana, no como un saber o una disciplina, se encuentra en Estanislao una diferencia siempre presente entre conocimiento (un cuerpo definido de saber) y pensamiento (una aventura). La filosofía, entonces, está ligada al pensamiento, se refiere a una posición frente a la vida, esta es la invocación de Zuleta: contar con el pensamiento para hacer la vida. Y si el pensamiento es aventura, entonces transitar por los caminos, elaborados o encontrados, de la propia existencia de la mano de la filosofía será también una aventura. En esta aventura hay que mantener preguntas como ¿cómo pensamos?, ¿qué significa pensar?

Se piensa como se sueña, no hay método para ello, no hay predeterminaciones o ejercicios de la voluntad para soñar o para pensar, ellos advienen a uno: Zuleta critica el método a la hora de la filosofía y el pensamiento en tanto no hay mapas para moverse en él ni frente a él. La aventura trae angustias y caminos propios, para ella se requieren unas disposiciones particulares: poder soportar la angustia del estar perdido, de la no claridad, la inseguridad e imprecisión de hacia donde se va, sin olvidar por supuesto las conquistas, satisfacciones y nuevos lugares que pueden ser posibles cuando se aprende a amar la dificultad, se interroga la vida que llevamos, tanto la personal como la colectiva. Un ejemplo de ello, ganar la conciencia de la muerte y la valoración de la vida a que nos lleva el reconocer la finitud suya.

Hay en esta invocación de Estanislao una relación suya muy cercana con la ética al proponernos la filosofía como un amor a la sabiduría para una mejor vida posible.

2. Conceptualización de la dificultad: cómo la entiende Zuleta (contrastación con los dos artículos propuestos).

¿Cómo entiende Zuleta la dificultad? ¿qué es lo que nos propone cuando nos inclina hacia ella? Cuestionarse es lo difícil. La dificultad no es un estado superior al cuestionarse, no viene ella tras haberse puesto el ser en interrogación, esa no es la propuesta de Zuleta. Elogiar la dificultad nos pone frente a un reconocimiento de aquello que nos es difícil, no se trata de una alabanza a la dificultad como sustantivo; para el caso de este elogio es muy preciso aquello que es difícil: "Lo más difícil, lo más importante y lo más necesario, lo que de todos modos hay que intentar, es conservar la voluntad de luchar por una sociedad diferente sin caer en la interpretación paranoide de la lucha. Lo difícil pero también lo esencial es valorar positivamente el respeto y la diferencia, no como un mal menor y un hecho inevitable, sino como lo que enriquece la vida e impulsa la creación y el pensamiento, como aquello sin lo cual una imaginaria comunidad de los justos cantaría el eterno hosanna del aburrimiento satisfecho." En contraposición a lo anterior, lo fácil sería aquello que no exige de nosotros ninguna superación, ni nos pone en cuestión, ni nos obliga a desplegar nuestras posibilidades. La simplificación de la vida es la más espantosa facilidad y no en el sentido de que no existan cosas que se puedan afirmar, que marchen bien, que se logren concretar, tampoco en el sentido de que todo sea martirio, sacrificio. Lo fácil es aquello a lo que el ser tiende pues es lo dado, lo que se le ofrece ya creado.

Que la inquietud, la complejidad y la finitud sean posibles en nuestras formas de relacionarnos con el otro y con el mundo, estimular la capacidad de luchar, que sea realizable y necesario trabajar arduamente para hacer efectivas nuestras posibilidades...estos son los llamados de Zuleta cuando propone aprender a desear y que en medio de ello tenga la lugar lo que nos cuesta, eso que nos obliga un gran esfuerzo pues nos pone frente a una lucha contra sí mismo. ¿quién quiere hacerse daño -en el sentido de causarse algún dolor- a sí mismo? ¿quién quiere desacomodarse? ¿quién quisiera sentirse angustiado y permanecer en la duda?
Hay una mala interpretación del elemento de la dificultad en Zuleta por parte de los autores de los artículos y es notorio si mantenemos estos elementos presentes. Es necesario detenernos en ello y revisar eso que se está diciendo sobre las ideas de Zuleta.

3. ¿Por qué comenzar con "Elogio de la dificultad" esta línea de la filosofía? Relaciones entre dificultad y filosofía desde la mirada zuletiana.

Se piensa la vida que se vive, con la aspiración de transformar esa vida que se vive: esta la propuesta de "filosofar" en Zuleta. Escogimos entonces el Elogio por tratarse de la traducción de la concepción de filosofía de Zuleta, es decir, tenemos allí un autor vivenciando ese interrogarse el cómo se vive para transformarlo, proponiendo nuevas formas para acometer el reto de vivir de cara a las más altas realizaciones.

En Zuleta no hay un hacer de la dificultad sustantivo, él enuncia a lo largo del elogio "lo difícil es..." no encontrándose en él definición de la dificultad, como sí ocurre con los dos autores leídos donde ella es aflicción, pruebas, padecimientos, privación, no a la realización o la felicidad, adversidad, apuros, conflictos, penas, esfuerzos, inconvenientes, obstáculo, problemas, penalidades; sinónimos que cualquier diccionario te ofrece a propósito de la dificultad, pero que no es la propuesta de Estanislao, la cual hace referencia es la dificultad de pensar como lo hemos estado proponiendo.
Zuleta no se excluye de aquellos a quienes está interrogando, que somos todos. No hay en él un salirse de estas preguntas, así como tampoco se eleva hacia unas alturas desde las cuales entonces sí le es posible alcanzar esas respuestas o salidas a las complejidades que está destacando.

Ahora bien, también debe darse lugar en esta memoria a los comentarios y preguntas a que dieron lugar las líneas presentadas estando ellas dispersas a lo largo de la diversidad de asuntos propuestos desde el mismo Zuleta en su texto, así como los dos autores leídos y las propias elaboraciones de quienes participaron. Cabe anotar que más que lograrse en esta ocasión una conversación contamos con una lluvia de ideas -en muy poco tiempo- que así recogeré:

Una necesidad pues se reconoce y es la de delimitar esa dificultad que propone Zuleta: hacer la vida contando con el pensamiento, eso es lo difícil. Y sin embargo ello es posibilidad de cualquier persona aunque no nos hace a todos capaces de asumir esta postura, menos aún en esta época. Los seres humanos no desean el conocimiento: ahí hay una dificultad, ¿cómo inclinarse al pensamiento? ¿dónde reside la dificultad para evadir esa inclinación? ¿qué lugar tiene en estas resistencias la presencia de una <ideología dominante="">, qué es lo que ella significa?

De esa necesaria delimitación el grupo avanzó por lo que encontró en las dos críticas leídas: una impertinencia. Una anfibología respecto a la dificultad, una gran distancia entre lo que propone Zuleta y lo que los dos autores propusieron, ambigüedades, equívocos, confusiones en el uso de ese significante. Entonces, ¿cuál es la significación que sobre la dificultad propone Zuleta? Reaparece como pregunta y se enriquece con otras puntas de indagación: ¿Vivir la dificultad a través del filosofar, vivir en la dificultad a través del filosofar, cuál es la postura ética allí que proponían los expositores?, ¿entonces que repercusiones o exigencias nos traerá esto de darle lugar a la dificultad? Zuleta sí nos define muy claramente qué entiende por lo fácil, de ahí que seamos capaces de derivar a lo difícil de forma indirecta aunque de ello también hay enunciaciones precisas en el autor. Algunas afirmaciones de los asistentes a este respecto: "¿Vivir fácil es entonces restarle posibilidades al vivir?", "¿qué elementos componen una "altísima existencia" esa en cuya aspiración siempre encontrará lugar la dificultad según lo propone Estanislao?", "la dificultad es la resistencia a sí mismo". Ponerse en duda es un asunto difícil y exige como condición el no asumir que uno está en la verdad. Entonces, si uno no está convencido de que está en la verdad ¿cómo hacer una defensa de sus ideas? Esto también tiene que ver con altísima existencia, si uno no está convencido de los ideales por los que lucha desde lo que concibe como una humanidad más digna, ¿cómo entonces proponerse hacerlos posibles para todo ser humano y mantenerse en esa intención? Una pregunta pues por las convicciones y la relación con la verdad.

Un reconocimiento del presente y actualidad del texto de Zuleta: hay lugares y dimensiones como el amor, la política, la filosofía, presentes en el Elogio como elementos que están en relación con el pensamiento y que atañen a todo ser humano, y en la época en que fue escrito significaban profundas luchas en las ideas que aún tienen vigencia, como lo es, por ejemplo, la pregunta por el desear y el ideal de contar en nuestras sociedades con sujetos deseantes. El texto también da unas pistas para el debate con las teorías de la nueva era, siendo que se presenta como un derrotero de asuntos a indagar en eso que precisamente nos es difícil y que en lugar de motivarnos a la manera de un gran reto a la asumción de él, entonces buscamos las respuestas dadas que ofrecen fórmulas para todos y de remedios de pronta consecusión. Hay que volver al texto pues se han hecho de sí unas instrumentalizaciones peligrosas, de su contenido malversado. Y es que hay problemas con el título del texto, se enunció en el grupo, al no ser muy apropiado porque de entrada se presta para las tergiversaciones e instrumentalizaciones: venga sufra -en un trabajo con bajo sueldo y abusos diversos- que eso es lo más valorable y posibilita una "alta existencia".

Se reconoció el pensamiento como un asunto central en Zuleta; esa fue su gran búsqueda. Él fue siempre un ser muy angustiado -los filósofos y los creadores no necesariamente llevaron vidas extraordinarias ni tampoco están acreditados meramente por un diploma- y en coherencia con lo que nos propone, fue capaz de hacerse cargo de de esa angustia y, con inteligencia y creatividad, proponernos 'cómos' posibles para el pensamiento en la existencia de cada quien, habiendo dedicado su vida al pensamiento como objeto de reflexión. Ha esto añadirle lo siguiente propuesto por una asistente: Darle lugar al otro es fundamental en eso del pensar, el otro trae las interrogaciones o los otros posibles que te llevarán a cuestionar tus propias formas, ¿cómo es que se le da lugar a lo colectivo en materia del pensamiento?

Diana Suárez
Responsable de la memoria.

A la manera de una posdata, tres asuntos desligados de lo anterior pero para no dejar pasar:
1. Si acaso sí se proponen escribir algo para ponerlo a circular, tener en cuenta que también es problemático esa propuesta de "amar la dificultad" como se dijo desde los expositores: amar es término que reincide y es apoyo en la malversación que ya se ha cometido con la dificultad zuletiana.
2. Una pregunta para que el grupo de psicoanálisis la tenga en cuenta: ¿cómo se ubica este texto del Elogio en la teoria del principio del placer de Freud.
3. Dos asuntos que en el grupo se van precisando sobre su metodología y que no se deben perder. Que el interpelador se ubique con los expositores pues esto le permitirá sentirse con más posibilidades para interpelar a quien va con la palabra en su presentación. Que el comentador crítico debe orientar sus observaciones a lo dicho en la exposición y su pertinencia para ser suscitadora del diálogo por venir en el grupo haciendo un esfuerzo por suspender sus propias preguntas frente a la exposición -para lo cual podrá acogerse al momento de la discusión general.

 

Sesión del 05 de marzo de 2013

Cuento leído y analizado: “El pintor de margaritas”, del escritor colombiano Eduardo Cano.