Café Arte 2016: Organizando y compartiendo la esperanza

“Organizar una esperanza, una esperanza razonable, que se traduzca en una fuerza creciente”

Estanislao Zuleta

 

En el barrio, en la ciudad, en el país, en el mundo: montoncitos de esperanzas que son y hacen sueños, imaginaciones que impulsan causas, ideales que son motores y fuerzas para la acción singular y cotidiana de los colectivos, las reuniones de seres con un propósito compartido y las organizaciones sociales; “un montón de gente, un mar de fueguitos” y fogatas que flamean y son vida, son comunidades, ¡es la diversidad humana! Un llamado aún se escucha y es invocación para esa belleza latiendo: que el movimiento social sea expresión de esperanza organizada y compartida y que la solidaridad sea hilo que teje la puesta en escena de sueños de libertad, autonomía, justicia, dignidad y paz.

La Corporación Cultural Estanislao Zuleta celebra en esta versión del Bazar de la Confianza la permanente y decidida lucha de quienes apuestan su existencia día a día, con sensibilidad, coraje e inteligencia, a proyectos que concretan acciones de esas que nos vinculan a unos y a otros, que nos hacen posible caminar juntos, con pertinencia y con solidaridad, en este tomarnos en serio la vida y afirmarla por cuán valiosa es.

Territorio Librerías: Movilizando creaciones humanas

Los objetos son la evidencia para los sentidos del asombroso encuentro entre conocimiento, materialidad y carga simbólica; a través de ellos conocemos el pasado, expresamos el presente y condicionamos el futuro. En el territorio librerías el centro son esos objetos que nos permiten el acceso al pensamiento; objetos que ponen en circulación las ideas; objetos que despiertan la imaginación; objetos que fomentan la conversación y el encuentro. ¡Estamos en el territorio del libro!

Territorio Lectura y creación: Cultivando el ser

La tierra que pisamos cada día se carga y llena de sentido al recorrerla, al hacernos en ella, al realizar nuestras vidas, al tejer un vínculo con otros y otras. En múltiples sentidos, somos lo que el lugar en que nacemos nos ha legado: una lengua, unas leyes, unas formas de sentir y de pensar; formas de ser en colectivo que conforman identidades. ¿Pero, qué tal si nos movemos para ser otros? Atrevámonos a ingresar a un territorio que nos posibilite la exploración de nosotros mismos y de otros a través de  creaciones que estimulen el pensamiento, la emergencia de las voces más singulares y la expresión de sí mismo. Introduzcámonos en lecturas que medien entre nuestro ser y la vasta producción cultural. Hagamos del conocimiento algo propio, algo para todos y todas.

Territorio Medios: Ampliando las voces

Con cámaras, con micrófonos, con papel y lápiz, con impresiones, con grabaciones, con fotografías y, sobre todo, con las diversas voces de los seres que habitamos los territorios y somos territorio: con estas herramientas se llena de sueños, de exploraciones, de investigaciones y de conocimientos el equipaje para aventurarse en el territorio medios. Oportunidad para el encuentro con la denuncia, la diversidad de puntos de vista, las alternativas de ser y estar en el mundo, las opiniones y expresiones múltiples de las experiencias, los sentimientos y las elaboraciones que en el correr del tiempo hacen la historia y la memoria de las comunidades.

Territorio Pensamiento: Conquistando palabras e ideas propias

Un gran movimiento es protagonista en este territorio del pensar: DETENERSE, ¡oh paradoja!, desacelerar para permitirse el asombro por cuanto sucede en el mundo, ingresar en ese denso bosque de exploraciones y aventuras que es el pensamiento, donde meandros de preguntas y exploraciones van dibujando el caminar de un ser que avanza hacia la conquista de lo propio, lo singular, lo auténtico suyo. Un territorio éste donde el encuentro con otros seres aventureros es promesa de compañía para transitar tomados de la mano, erguidos, la espesura de la crítica, la racionalidad y la sensibilidad.

Territorio Artes: Confrontando mundos

Como si el horizonte estuviese compuesto por espejos ubicados de múltiples formas y por todos lados, así puede percibirse el ingreso al territorio arte; y es como si al mirar, al sentir y al pensar se nos abriese la posibilidad de apreciar, con sensibilidad, la diversidad de expresiones que logramos, la conjugación de belleza y complejidad que somos los seres humanos. Conmocionados y estremecidos, así creamos y así somos también gozantes de la experiencia artística que las creaciones de otros nos propician, obras que trascienden tiempo y espacio y no cesan nunca de decirnos y ofrecernos otros posibles para ser y estar en el mundo.

 

Homenaje Café Arte

Adriana Gómez finalJairo Maya finalMarta Castaño finalMauricio Hoyos final