Banner cine 100 rusa

Cine en conversación

Coordina: Gustavo Restrepo

Día: Viernes

Periodicidad: Quincenal

Lugar: Sede CorpoZuleta. Calle 46 N° 70A-60

Hora: 6:15 p.m.

Entrada libre

°°°

Próximo ciclo:

Cien años de la revolución rusa 

Mayo 12: Octubre (Sergei Eisenstein, Grigori Aleksandrov, 1928)

Mayo 26: Rojos Parte 1 (Warren Beatty, 1981)

Junio 09: Rojos Parte 2 (Warren Beatty, 1981)

Junio 23: Taurus (Aleksandr Sokurov, 2001)

 

Ciclos anteriores

¿Y quién no le debe a Kurosawa? II

“Pero si verdaderamente la existencia precede a la esencia, el hombre es responsable de lo que es. Así, el primer paso del existencialismo es poner a todo hombre en posesión de lo que es, y asentar sobre él la responsabilidad total de su existencia. Y cuando decimos que el hombre es responsable de sí mismo, no queremos decir que el hombre es responsable de su estricta individualidad, sino que es responsable de todos los hombres” Jean-Paul Sartre

-       1 - Revolutionary road – Sam Mendes – 2008 – 114 min.

-       22 - El extranjero - Luchino Visconti – 1967 - 104 min

-       29 - La insoportable levedad del ser – Philip Kaufman – 1987 – 164 min.

TÍTULO: EL EXTRANJERO

DIRECTOR:  LUCHINO VISCONTI

AÑO: 1967.

La adaptación cinematográfica de la novela de Albert Camus es una de las tantas  que Luchino Visconti llevó al cine, un director fascinado por la literatura; las obras de Tomas  Mann, Dostoievski, Giuseppe Tomasi Di Lampedusa, Boccaccio, Gabriele d´ Annunzio, entre otros, hacen parte de su filmografía.

Aunque la película tiene algunas debilidades en cuanto a  su calidad como son:  el abuso de zooms para provocar dramatismo, una banda sonora inadecuada, una voz en off que resulta en ocasiones excesiva, redundando en la obviedad al relatarnos lo que estamos viendo, o imprecisa  en develar el carácter existencial del personaje en los inicios de ella, cuenta con la genial participación de Marcelo Mastroiani, un actor que sostiene el nivel preciso de dramatismo, sin excesos, propio para representar a un hombre como Mersault: el lograr una actuación de este nivel, hace que la obra se sostenga en el tiempo y conserve eso que suelen perder la mayor parte de los filmes: perder el brillo, convertirse en obras  anacrónicas y deslucidas.

¿Quién es un extranjero? Un hombre extraño, un bárbaro, con una lengua y unas costumbres distintas; alguien que aunque ofrece una mirada novedosa,  genera  miedo, extrañeza y  rabia; este es el personaje en el que se centra nuestra historia y que nos abrió tantas preguntas.

La historia es la de un juicio: Mersault  ha cometido un crimen, pero no es éste  por el que se le  ha acusado. Se le culpa  por su  rechazo a la existencia de Dios y los valores morales establecidos por la sociedad, por la negación de toda ideología y espiritualidad. Se  le culpa por  comportarse como un insensible ante uno de los hechos más dramáticos en la vida de todo hombre, la muerte de su madre; por  haber sostenido una relación indiferente con ella, recluirla en un hospicio y casi abandonarla. Se le culpa por haber cometido un crimen consciente, más que de un crimen como tal; y, sobre todo, de no defenderse de las acusaciones que le hacían, de no mentir, de  no justificarse.

Es de su nihilismo de lo que se le quiere culpar, la justicia pretende cobrar a este hombre lo que lo constituye, eso que lo sitúa como un extranjero en su propia tierra, una relación particular con eso que la cultura ha tenido como  conquista, y que sin ella se desdibujaría, perdería su sostén.

En nuestro cine en conversación también caímos en la trampa de juzgar la vida de este hombre por las mismas razones y con los mismos elementos por los que fue juzgado; y que es justamente la critica que hace Camus a la cultura: ¿quién es este hombre al que no parece importarle nada, este ser abúlico, que no tiene ningún interés particular en salir adelante en su trabajo y rechaza una excelente propuesta para  mejorar, que no  tiene una relación particular con el arte, la política, el amor y la familia?, ¿es este el comportamiento de un cínico? Es esta justamente la pregunta que nos pone la obra, hacemos la lectura de los otros desde nuestra propia y estrecha mirada, cuestionamos de manera irónica a los otros que tienen una relación distinta con el deseo, el amor, la sexualidad y la religión.

¿Es este un hombre común, que afirma su existencia en la medida de sus posibilidades, como la mayoría de seres corrientes que habitan en el mundo?, No. Mersault es un hombre singular, que aunque rechaza aquello que constituye el pilar de la cultura, también encarna una gran humanidad al ser capaz de  ponerse en el lugar del otro, del anciano que ha sido abandonado por su perro o del que se ha enamorado de su madre; pero, lo que más lo constituye como hombre singular es el negarse a mentir y en esta medida aceptar su destino; negarse a trascender los sentimientos, las alegrías, los placeres, los dolores; Mersault encarna en última instancia  el verdadero nihilismo, no  adherirse a nada y  defender esa actitud hasta la muerte.

¨Nada, nada tenía importancia, y yo sabía bien por qué. Desde lo hondo de mi porvenir, durante toda esta vida absurda que había llevado, subía hacía mí un soplo oscuro a través de los años que aún no habían llegado, y este soplo igualaba a su paso todo lo que me proponía entonces en los años no más reales que los que estaba viviendo. ¡Que me importaba la muerte de los otros, el amor de una madre! ¡Que me importaba su Dios, las vidas que uno elige, los destinos que uno escoge…¡¨ (Albert Camus en El extranjero).

Oscar Restrepo

Corporación Cultural ESTANISLAO ZULETA

 

Ciclo: “El peso de la existencia”

 Sábado 29 de septiembre de 2012, Hora: 5:00 pm.

LaInsoportableLevedad

¿Y qué es lo que da peso y valor a nuestra existencia,  sino todo aquello que hacemos y vivimos movidos por el caro compromiso que asumimos ante lo que sentimos que nos configura y nos posibilita como seres dignos, libres y particulares?

Tomas, Teresa y Sabina serán nuestros guías en un viaje por un universo bellamente compuesto, donde cada detalle es rigurosamente cuidado y el tiempo no es más un juez inexorable, sino más bien un aliado incondicional para el compositor, en su camino hacia la recreación de una existencia significativa.  (Sebastián Gutiérrez.)

 

Director: Philip Kaufman – Año: 1988 - Duración: 2 h. 51 min.

Calle 50 No. 78A-89  –Teléfono 2343641