Banner cine 100 rusa

Cine en conversación

Coordina: Gustavo Restrepo

Día: Viernes

Periodicidad: Quincenal

Lugar: Sede CorpoZuleta. Calle 46 N° 70A-60

Hora: 6:15 p.m.

Entrada libre

°°°

Próximo ciclo:

Cien años de la revolución rusa 

Mayo 12: Octubre (Sergei Eisenstein, Grigori Aleksandrov, 1928)

Mayo 26: Rojos Parte 1 (Warren Beatty, 1981)

Junio 09: Rojos Parte 2 (Warren Beatty, 1981)

Junio 23: Taurus (Aleksandr Sokurov, 2001)

 

Ciclos anteriores

¿Y quién no le debe a Kurosawa? II

Psicología de las masas.

Programación:

Ceguera30

Septiembre 21

Ceguera

Fernando Meirelles - 2008

 Memoria de la sesión

LaOla

Septiembre 28

La ola

Dennis Gansel - 2008

 

 

 

Sesión del 21 de septiembre de 2013

TÍTULO: CEGUERA

DIRECTOR: FERNANDO MIREILLES

GUIÓN: DON MCKELLAR (JOSÉ SARAMAGO)

PAIS: BRASIL

AÑO: 2008                                              

DURACIÓN: 118 min.                          

CICLO: PSICOLOLOGÍA DE LAS MASAS.                

Un hombre que conduce su auto queda repentinamente ciego, produciendo el natural atasco e irritación en las calles de una gran ciudad; más tarde, el oftalmólogo que lo atendió anuncia aterrado a su mujer que no ve; simultáneamente, aquí y allá, individuos van perdiendo la visión y la ceguera se va extiendo por toda la ciudad, como una gigantesca mancha de aceite que avanzara sobre el océano. ¿Podríamos imaginar una situación más terrorífica? Pues el pánico también parece apoderarse de las autoridades, porque estas gentes son aisladas y confinadas, en medio de un gran dispositivo policial, a un antiguo hospital siquiátrico, en donde comenzará esa terrible convivencia con una desgracia que los iguala, pero al mismo tiempo, con las pasiones y demonios que cada uno lleva en su interior. Inexplicablemente, sólo la esposa del médico no pierde la vista pero finge estar ciega para permanecer al lado de su marido y sin proponérselo, se convierte en la desconocida guía de todos aquellos afectados.

El exitoso libro del novel José Saramago “Ensayo sobre la ceguera”, inspiró la película de este brasileño, el mismo de “Ciudad de Dios” (2002) y “El jardinero fiel” (2005). Respetando la voluntad del escritor, Mireilles conservó la ambigüedad de tiempo y lugar presente en la novela, y el rodaje se adelantó en Toronto, Sao Paulo y Montevideo; igualmente, el reparto incluyó actores de diferentes razas y nacionalidades y se empleó el idioma inglés para conservar la universalidad de la obra. Tampoco poseen un nombre los protagonistas, constituyendo así una masa anónima.

La ceguera que afecta a estos seres no se manifiesta por ausencia de luz, sino por exceso de ella, en lo que pareciera una alegoría a la fragilidad de nuestra civilización, tan orgullosa de los logros científicos alcanzados pero que sigue siendo vulnerable frente a las guerras, a la enfermedad, impotente ante la muerte. Poderosa, pero indefensa a pesar de todas sus conquistas, la desgracia puede acechar a la vuelta de la esquina y en su presencia, afloran los sentimientos más elevados al lado de lo más mezquino de nuestro ser. Esa parece ser la pesimista concepción que de la condición humana tiene Saramago, bien transmitida por la película.

Esa situación límite a la que, repentinamente, han sido lanzados los personajes, hace que todos los códigos morales y éticos se borren, y que sea momento propicio para la aparición del líder; y aquí nos encontramos con dos: frente a aquel personaje carente de todo escrúpulo y que quiere imponer la ley del más fuerte, aparece la figura de la esposa del médico, utilizando su ventaja en beneficio de los otros, y quien al asumir el cuidado de todos los demás, parece recordarnos nuestra responsabilidad, no sólo por el otro, sino también por la sociedad que construimos día a día con nuestros actos; frente al hombre que toma el control y ejerce una malvada tiranía sobre todos los demás, está el liderazgo silencioso de una mujer que trata de hacer más llevadera la ignominiosa situación, pero que también, es capaz de transgredir la ley para reivindicar su dignidad y la de su congénere muerta, dando fin a esa especie de esclavismo que se había enseñoreado en el lugar.

Paradójica es pues la condición del líder, quien al despojar a esa masa de sus individualidades, propiciando así su fácil conducción, puede recurrir a esas reservas de sentimientos nobles que alberga el ser humano, o por el contrario, poner en acción los demonios que nos habitan. E inquietante, agregaríamos, el papel de los organismos de poder; en tiempos ya remotos, locos y leprosos, ante el temor que despertaban, eran separados de la sociedad y condenados al ostracismo; en nuestros tiempos las víctimas de esta estigmatización han sido los portadores del VIH. En la película vemos ese despliegue del poder a través de las armas para asegurarse de que ninguno de estos infelices pueda reintegrarse a la sociedad. Es la tiranía del poder contra el “diferente” que llega a ser visto como peligroso y hasta subversivo.

Al lado de aquella líder, aparecen unas mujeres anónimas, de diferente condición y origen, pero todas ellas dispuestas a llegar hasta el propio sacrificio por el bien común; es una mirada sobre el papel definitivo de la mujer en la sociedad; su solidaridad y capacidad de sacrificio que ancestralmente han hecho de ella “cuidadora” del otro.

Agreguemos, atendiendo al aspecto técnico de la película, el difícil reto que su pre-producción significó para director y actores; el entrenamiento en los movimientos y comportamiento de una persona invidente incluyó, entre protagonistas y extras, un total de 700 personas que asistieron a diversos talleres.

BEATRIZ FLOREZ

Corporación Cultural ESTANISLAO ZULETA

 

Ciclo: “Psicología de las masas”

Sábado 28 de septiembre de 2013, Hora: 5:00 pm.

LaOla

 

¿Qué es una dictadura? ¿Qué condiciones propician su surgimiento? ¿Qué hay de positivo en las formaciones colectivas organizadas? ¿Cómo se convierte una formación colectiva en algo tan peligroso y temible como una dictadura?

Mediante esta película de Alemania, un país con una pesada carga histórica a cuestas ante la que aún hoy se doblega el espíritu de muchos de sus habitantes, y se atribula y se confunde el de algunos otros más, obtendremos algunos esbozos de respuesta a estas complejas preguntas, fundamentales para un ser que necesita tanto de los otros como el humano.

Juan Sebastián Gutiérrez Gómez

Director: Dennis Gansel- Año: 2008 - Duración: 1 h. 47 min.