Una exploración ética de la vida cotidiana

Dirige: Gustavo Restrepo. Miembro Corporación Cultural Estanislao Zuleta.

Día: Sábados

Hora: 5:00 – 8:00 p.m.

Intensidad: Semanal

 

Presentación:

Este espacio pretende resaltar la experiencia del diálogo como forma de acercamiento a aquellas películas que logran constituirse como obras de arte y, como tal, instan al espectador a construir una interpretación propia que se ve enriquecida con las interpretaciones de los demás. Así pues, ver una película en comunidad y tejer con la visión particular de cada uno de los asistentes una conversación que rodee el film, permite configurar un sentido cada vez más complejo y más profundo del mismo, aunque no se alcancen concepciones unánimes. Pero este diálogo al que hacemos referencia es posible si se intenciona una reflexión hacia las verdades más hondas de la condición humana que el cine, en tanto obra de arte, ha puesto en escena, pues son éstas las que en un auditorio heteróclito podrían lanzar puntos de afinidad que posibiliten la participación de los asistentes más allá de la edad, del tipo de oficio o del grado de formación académica que tenga cada cual.

Vasto es el conjunto de temáticas posibles de encarar bajo el significante vida cotidiana, pero algunas pueden ser consideradas de interés más general y, sobre todo, más apremiantes de ser abordadas en los tiempos convulsos que atraviesa nuestro país en materia social, por lo tanto se han elegido seis temática a trabajar durante este semestre:

- Paradigmas de la mujer en la modernidad.

- La amistad y su declinar en nuestra época.

- La felicidad, esa frágil y huidiza experiencia humana.

- La muerte, condición y límite de nuestro ser.

- El amor: esa enfermedad de la que no quisiéramos curarnos.

- La familia en las encrucijadas de nuestro tiempo.

 

Metodología:

Como introducción a la sesión, el coordinador realiza un comentario previo a la proyección, que prepara a los asistentes que se disponen a disfrutar de la película elegida para la ocasión, con algunas alusiones a las características técnicas y formales más relevantes y a los elementos propios de la narración. Luego se proyecta la película y al final de la misma se cuenta con un par de personas que provocan la conversación que durante unos minutos sostendrán aquellos que acaban de verla, aludiendo a características formales de la película: fotografía, luminosidad, enfoque, musicalización, pero centrándose en una reflexión compartida de la temática que ella permite abordar. Vale la pena anotar que cada sesión cuenta con un escrito que sirve de memoria de la reunión, dando cuenta de la película y de los elementos de análisis y discusión que emergieron en cada ocasión, pero elaborando también problemas o tesis que puedan leerse como reflexión independiente a la sesión y posibilitada por el gran cine.

 

Programación temática:


Tema

Fecha

Película

Mujeres

Jun. 19

Las mujeres de verdad tienen curvas - P. Cardoso 2002

Jul. 3

Agua - Deepa Mehta – 2005

Amistad

Jul. 17

Los lunes al sol-Fernando León de Aranoa – 2002

Jul. 31

El bola - Achero Mañas – 2000

Felicidad

Ago. 14

Historias mínimas - Carlos Sorín – 2002

Ago. 28

Whisky - Juan Pablo Rebella y Pablo Stoll - 2004

Muerte

Sep. 11

Rodrigo D No futuro - Victor Gaviria – 1990

Sep. 25

Bailarina en la oscuridad - Lars Von Trier - 2000

Amor

Oct. 9

El arco - Kim Ki-Duk – 2005

Oct. 23

Reconstrucción - Christoffer Boe – 2003

Familia

Nov. 6

Celebración - Thomas Vinterberg – 1998

Nov. 20

El niño - Jean Pierre Dardenne - 2005

Violencia y democracia

Oct. 2

Camilo, el cura guerrillero - Francisco Norden -1974

Oct. 16

La vida de los otros
La educación

Oct. 30

Ser y tener

Nov. 13

Los 400 golpes

La familia

Nov. 20

El niño

El deseo

Nov. 27

Un tranvía llamado deseo

Dic. 4

Flores rotas


Aporte:

Entrada libre y gratuita para el público general.

Con el apoyo de: Plan audiovisual nacional. Ministerio de cultura.

CINE EN CONVERSACIÓN

Sesión del 4 de diciembre del 2010

TITULO: FLORES ROTAS

DIRECTOR: JIM JARMUSCH

GUIÓN: JIM JARMUSCH

PAIS:  ESTADOS UNIDOS

AÑO:  2005

DURACIÓN: 1h-40m

 

Como última película de nuestro ciclo sobre el deseo y cerrando nuestras actividades del 2010, se programó la película “Flores rotas” del director estadounidense Jim Jarmusch.  Queremos nuevamente hacer mención que este programa, al que hemos llamado "Cine en conversación - Una mirada a nuestra vida cotidiana", se apoya en la “Maleta de películas” y es auspiciado por el PAN (Plan audiovisual nacional) y el Ministerio de Cultura.

Iniciemos con una breve reseña del director.  Jim Jarmusch  nació en 1953 en Akran, Ohio, en el seno de una familia de clase media.  Su padre era un hombre de negocios y su madre escribía críticas de cine.  Al terminar su bachillerato comienza a estudiar periodismo pero rápidamente abandona las aulas y se inscribe en la Universidad de New York para estudiar Literatura Inglesa y Americana.  Posteriormente viaja a París dentro de un intercambio de verano. Permanece allí por varios meses y asiste con frecuencia a la cinemateca francesa.  A su regreso a los Estados Unidos, contagiado ya de la fiebre por el séptimo arte, se inscribe en la Graduate Film School de Nueva York.  Su cine es minimalista, con ritmos lentos y grandes silencios que realzan las atmósferas intimistas y las tensiones de sus personajes.

En la película que nos ocupa, Don Johnston, interpretado por el actor Bill Murray, es ahora un hombre solitario luego de que su última conquista lo ha abandonado.  Después de  una agitada vida de don Juan, es ahora un hombre atrapado por el tedio;  De golpe, el pasado emerge al recibir la carta de una supuesta ex-amante en la que le anuncia que tiene un hijo de 19 años quien le busca.  Es entonces cuando emprende un viaje para visitar a cada una de sus antiguas novias y confirmar la existencia del presunto hijo.

La cinta recrea la patética soledad de este hombre. Frente al televisor, transcurre su vida estática, sin expectativas y a la que el bienestar económico no aporta ningún elemento vivificante; de espaldas al pasado y sin el menor interés por el presente o el futuro; con dinero pero con una existencia vacía, Don, a pesar de sus numerosas conquistas no ha tejido vínculos afectivos. Ahora parece un fantasma en el que no habita deseo alguno que lo mueva. Vigoroso contraste ofrece Winston, su vecino negro, quien posee una numerosa familia que, si bien menos adinerada, pero con la energía inagotable propia de los chicos, convierte la vida de aquel hogar en una permanente fiesta.

Las mujeres que desfilan frente a nosotros, antiguas amantes de este personaje, completan el cuadro de frivolidad: vidas anodinas, inseguridades, en otras palabras, pobreza espiritual; así se configura una sociedad en donde el éxito se mide por la cantidad de bienes acumulados, o por el nivel jerárquico que se logre alcanzar en la vida laboral.  En este sentido, la película constituye una crítica a ese modelo de vida que nos ofrece la sociedad capitalista, en donde el consumo compulsivo es rey  y fuente única de ese aparente bienestar.

De otra parte cabe preguntarse, ¿el viaje que emprende este hombre en busca del hijo, ¿operó alguna transformación en su vida?  Algunos asistentes opinaron que el hombre que regresó es idéntico al que partió; sin embargo, otros creen que sí hay un cambio, pues al menos, es un ser en el cual se instaló la angustia por un hijo que parece irrecuperable.  No puede negarse que esa vida carente de cualquier objetivo, fue interrumpida bruscamente por la existencia real o ficticia del muchacho. El final de esta historia, siguiendo la costumbre de Jarmusch, es abierto dejándonos en libertad de construirlo, de acuerdo a nuestra imaginación.

Finalmente, hay que destacar algunas características de la película;  el uso de luces tenues resalta la frialdad del hogar de Don.  La banda musical es obra del músico etíope Mulatu Astatke considerado el padre de Ethio-jazz y quien combina el jazz con la música latina y los ritmos propios de su tierra. La actuación de Bill Murray merecedora de todo elogio, nos deja sentir esa tremenda apatía que inunda todo su ser.

BEATRIZ FLOREZ

Corporación Cultural ESTANISLAO ZULETA

 

Cine en conversación una exploración ética de la vida cotidiana

 

Sábado 13 de noviembre de 2010, Hora: 5:00 pm.

los400golpes

Antoine Doinel es un joven parisino de 12 años, hijo de un embarazo no deseado. Sus padres parecen no quererlo y el maestro en la escuela no lo soporta. Antoine huye a las calles acompañado de su amigo René. Es detenido por la Policía y acusado de robo, ante lo cual los papás deciden internarlo en una correccional de menores. El joven tiene un gran sueño, y se escapa del internado para cumplirlo: conocer el mar.

 

Director: Francois Truffaut - Año  1959 - Duración: 1 h. 47 m. 

Calle 50 No. 78A-89 –Teléfono 2343641

Con el apoyo de:

logopan_blanco y negro                      escudocolombiabncompleto

Cine en conversación una exploración ética de la vida cotidiana

Sábado 23 de octubre de 2010, Hora: 5:00 pm.

RECONSTRUCCIÓN

reconstruccion

Aimee está en Copenhague para asistir el lanzamiento del libro de su marido y decide salir sola. Alex y su novia Simone acaban de cenar y se dirigen a casa. Mientras se encuentran en una estación abarrotada de gente, Alex se fija en Aimee, que espera también en el andén. Cuando la vuelve a ver en el tren, Alex corre impulsivamente tras ella, dejando a Simone sin darle explicaciones. Aimee lo conduce hasta un bar, donde empiezan a hablar como si ya se conocieran. Completamente enamorados, Alex va con ella al hotel. A la mañana siguiente, hacen planes para verse más tarde. Pero, inexplicablemente, la vida de Alex ha cambiado de la noche a la mañana: su casa ha desaparecido, sus amigos no lo reconocen e incluso Simone dice no saber nada de él. A Alex no le queda otra opción que apresurarse en busca de Aimee y comprobar que al menos ella es real.

Director: Christoffer Boe  - Año  2003 - Duración: 1 h. 31 m. 

Calle 50 No. 78A-89  –Teléfono 2343641 

Con el apoyo de:

logopan_blanco y negro                        escudocolombiabncompleto

Cine en conversación una exploración ética de la vida cotidiana

Sábado 4 de diciembre de 2010, Hora: 5:00 pm. (Última sesión de 2010)

floresrotas

Don Johnston, un hombre maduro y soltero empedernido, ha sido abandonado por su última conquista, Sherry. Resignado a seguir con su vida, ve como todo cambia cuando recibe una misteriosa carta de color rosa. Es de una antigua novia que le informa que tiene un hijo de 19 años que podría estar buscándole. Su mejor amigo y vecino, Winston, detective aficionado y hombre de familia, le anima a investigar ese misterio. Y aunque es poco amigo de los viajes, Don se embarca en uno que le llevará a recorrer el país en busca de pistas sobre cuatro antiguos amores y posibles madres del muchacho. Las inesperadas visitas a estas mujeres harán que se enfrente a su pasado y se lleve más de una sorpresa.

Director: Jim Jarmusch  - Año  2005 - Duración: 1 hora 46 min. 

Calle 50 No. 78A-89  –Teléfono 2343641 

Con el apoyo de:

logopan_blanco y negro   escudocolombiabncompleto


CINE EN CONVERSACIÓN

Sesión del 6 de noviembre del 2010

TITULO: CELEBRACIÓN

DIRECTOR: THOMAS VITENBERG

GUIÓN: THOMAS VITENBERG Y MORES RUKOV

PAIS:  DINAMARCA

AÑO:  1998

DURACIÓN: 1h-40m

Celebración, una cinta de otro danés integrante del movimiento Dogma 91 liderado por Lars  Von Triers, de quien ya vimos Bailarina en la Oscuridad, fue la película que nos congregó el pasado sábado y que continúa nuestro ciclo "Cine en conversación - Una mirada a nuestra vida cotidiana", programa que se apoya en la “Maleta de películas” y que es auspiciado por el PAN (Plan audiovisual nacional) y el Ministerio de Cultura, dentro de la convocatoria abierta por esas instituciones para la formación de públicos en la apreciación de cine.

Con motivo del sexagésimo cumpleaños de Helge (Henning Moritzen), respetado padre de familia y acaudalado empresario, se dan cita en una lujosa casa campestre un numeroso grupo familiar.  De París, en donde tiene un exitoso restaurante, llega Christian, el hijo mayor; están también Else, la esposa del homenajeado, Helene, su hija y el nervioso e irascible Michael, el hijo menor.  Ausente está Linda, la hermana gemela de Christian, quien hace unos años terminó con su vida en ese mismo lugar.

Las características del Dogma 91, son evidentes en esta película y parecen presagiar el caos que ruge bajo la apariencia de este feliz encuentro: cámara hiper-kinética que parece lanzarnos a un tío-vivo imposible de detener, iluminación escasa, diálogos simples pero que denotan una fuerte tensión.  Ya, desde la escena del primer encuentro entre los dos hermanos se percibe una atmósfera enrarecida.  Comienza la representación:  los platos se suceden entre brindis y palabras elogiosas hacia el patriarca... pero, inesperadamente, explotan viejos recuerdos que desatan nuevos acontecimientos: Christian brinda por su padre y ante el asombro de todos, revela cómo su padre abusaba sexualmente de él y de Linda cuando eran niños; Helene ha descubierto en el cuarto de baño en donde se suicidó su hermana, el secreto de su decisión.  Else, la madre, trata de poner en duda el testimonio de su hijo atribuyéndole desde niño, la incapacidad de distinguir entre realidad y fantasía.  Bajo la conmoción creada por la revelación de secretos guardados celosamente por años, los rituales de la cena se repiten, plato tras plato, brindis tras brindis, hasta que el padre es conminado por Christian a abandonar la celebración.

La complejidad del problema abordado por la película que presenta múltiples aristas para explorar, se inició señalando cómo se desmitifica acá la familia, que debiendo ser la célula más importante de la sociedad, primer espacio moldeador del individuo, no se justifica por sí sola; Es necesario que cumpla realmente su papel;  Como lo señalaba un asistente, la familia no se ha  reflexionado, algo que resulta urgente  en estos tiempos de grandes transformaciones, como son el gran número de familias monoparentales, generalmente con mujeres al frente; la familia extendida que compartía una sóla vivienda, tan común tiempos atrás, prácticamente ha desaparecido. Se discute con gran fragor, la posibilidad de reconocer legalmente la unión de  individuos homosexuales.  En la película que nos ocupa, el funcionamiento, o mejor diríamos,  dis-funcionamiento, de esta célula afectó en forma definitiva, la vida de estos seres, tanto como para llevar al suicidio a uno de sus miembros. Las relaciones en el interior de la familia se deben tejer, día a día; los lazos de sangre no garantizan el amor, la solidaridad y el respeto que crean relaciones armónicas.  Esta familia parecía estar monolíticamente unida, sin embargo, de repente estalla en mil pedazos.

Alguien señalaba como los niños deben tener la posibilidad de construir referentes que los encaucen y les posibilite la toma de decisiones.  Así, es evidente que esta madre comparte la culpabilidad; conocedora que fue de la aberrante situación, optó por el silencio cómplice, sacrificando a unos niños que no contaron con su apoyo para rechazar la conducta del padre abusador.

Pero la educación en ética que se imparta dentro de esta micro-sociedad, debe ser refrendada por el ejemplo de los padres, pues de lo contrario, todo discurso moral quedará invalidado. Si el discurso coincide con la práctica, se estarán entregando a la sociedad seres transformados que seguramente desarrollarán una buena vida, en el sentido que le daban los griegos a esta expresión.  De otro lado, el niño tiene que recibir la Ley de sus padres pero la aceptación de dicha autoridad debe ser resultado de un acto de la voluntad, no del miedo de los hijos o de una imposición arbitraria.

Por último, una pregunta quedó abierta para los asistentes: ¿Cómo proyectar hacia el exterior, esos vínculos cotidianos de lo social que se  crean dentro de una familia, de forma tal que aquellos niños sean en el futuro, individuos comprometidos en la construcción de sociedades verdaderamente democráticas?

BEATRIZ FLOREZ

Corporación Cultural ESTANISLAO ZULETA

semanacinecol2010

 

untigredepapel

Viernes 22 de octubre.  6:30 pm.

Un tigre de papel.

Director: Luis Ospina.    2007

A través de la esquiva vida del llamado precursor del Collage en Colombia”, Pedro Manrique Figueroa, Luis Ospina se permite hacer un personal recorrido por los laberintos de una generación devota y revolucionaria a un mismo tiempo. La película se mueve en el lapso que va entre 1934 y 1981, año en que desaparece el artista. A partir de los testimonios de algunos personajes que lo conocieron y de las huellas de su obra artística, el director teje la figura de Figueroa entre la ficción y el documental.

 

 

andrescaideco

Martes 26 de octubre.  6:00 pm.

Andrés Caicedo: Unos pocos buenos amigos.

Director: Luis Ospina.    1986

Utilizando como eje narrativo la  reconstrucción de la película inacabada Angelita y Miguel Ángel (1971) de Andrés Caicedo y Carlos Mayolo, los amigos del escritor y crítico de cine reflexionan sobre

su vida, su obra y su suicidio. El documental es una aproximación no sólo a la personalidad de Caicedo sino al carácter de la cultura caleña en los años setenta, marcada por la cinefilia, la música y el encuentro entre clases sociales.

 

Calle 50 No. 78A-89  –Teléfono 2343641 

Con el apoyo de:

logopan_fondo blanco                escudocolombiabncompleto

Cine en conversación una exploración ética de la vida cotidiana

Sábado 27 de noviembre de 2010, Hora: 5:00 pm.

untranviallamadodeseo

Blanche es una mujer madura con un pasado tormentoso. En un momento personal difícil decide visitar a su hermana Stella y a su marido Stanley –un hombre bastante tosco y violento– en Nueva Orleans, y quedarse con ellos durante una temporada. Nuestra protagonista vive en un mundo de ilusiones, que es sacudido por el constante enfrentamiento con su cuñado; éste, después de darse cuenta de que la familia de su esposa ha perdido una propiedad, decide indagar a profundidad sobre la vida de Blanche, encontrándose con su problemático pasado. Esto creará conflictos entre ambos personajes, provocando en Blanche un claro desequilibrio emocional.

 

Director: Elia Kazan  - Año  1951 - Duración: 2 horas. 2 min. 

Calle 50 No. 78A-89  –Teléfono 2343641

Con el apoyo de:

logopan_fondo blanco                            escudocolombiabncompleto

Cine en conversación una exploración ética de la vida cotidiana

Sábado 6 de noviembre de 2010, Hora: 5:00 pm.

celebracion

Con motivo de la celebración del 60 aniversario de Helge Klingelfeldt se organiza una cena en la que se vuelve a reunir la familia al completo y varios amigos. El reencuentro hace revivir episodios del pasado aún sin cicatrizar que saldrán a la luz en el momento más inesperado, justo cuando el hijo mayor ofrezca un brindis por su padre y en memoria de su hermana muerta.

 

Director: Thomas Vinterberg  - Año  1998 - Duración: 1 h. 40 m. 

Calle 50 No. 78A-89  –Teléfono 2343641 

Con el apoyo de:

escudocolombiabncompleto                             logopan_fondo blanco

Cine en conversación una exploración ética de la vida cotidiana

Sábado 16 de octubre de 2010, Hora: 5:00 pm.

LA VIDA DE LOS OTROS

lavidadelosotros

 

El capitán Gerd Wiesler es un oficial extremadamente competente de la Stasi, la policía secreta del régimen comunista de la antigua República Democrática Alemana. Pero, cuando en 1984 le encomiendan que espíe a la pareja formada por el prestigioso escritor Georg Dreyman y la popular actriz Christa-Maria Sieland, no sabe hasta qué punto esa misión va a influir en su propia vida.

Director: Florian Henckel-Donnersmarck  - Año  2006 - Duración: 2 h. 17 m. 

Calle 50 No. 78A-89  –Teléfono 2343641 

Con el apoyo de:

logopan_fondo blanco              escudocolombiabncompleto

CINE EN CONVERSACIÓN

Sesión del 20 de noviembre del 2010

 TITULO: EL NIÑO

DIRECTORES: JEAN PIERRE  Y LUC DARDENNE

GUIÓN: JEAN PIERRE  Y LUC DARDENNE

PAISES:  BÉLGICA Y FRANCIA

AÑO:  2005

DURACIÓN: 1h-40m

Continuando el ciclo destinado a reflexionar sobre la familia, se proyectó el pasado sábado esta película de los hermanos Dardenne.  Recordemos que este programa que hemos llamado "Cine en conversación - Una mirada a nuestra vida cotidiana", se apoya en la “Maleta de películas” y es auspiciado por el PAN (Plan audiovisual nacional) y el Ministerio de Cultura, dentro de la convocatoria abierta por esas instituciones para la formación de públicos en la apreciación de cine.

Bruno es un joven habitante de la calle, que sobrevive con la ayuda de Sonia, su novia adolescente y con el producto de los atracos callejeros que realiza en unión de otros niños delincuentes:  La pareja acaba de tener un bebé que no despierta en el padre el menor sentido de responsabilidad ni de ternura; por el contrario, acostumbrado a vender todo lo que llega a sus manos, accede a los ofrecimientos de una red de traficantes de bebés en adopción y lo entrega por una considerable suma de dinero.  Esta acción, precipita la ruptura de la pareja y a pesar de que Bruno recupera a la criatura, se verá enfrentado a un torbellino de acontecimientos que encausarán por otro camino su vida.

¿Se puede hablar de familia en el caso de estos dos adolescentes?  Este fue el primer interrogante planteado por los asistentes,        para concluir luego que no era posible hablar en este caso de una familia pues, para que ésta se constituya, es necesario crear lazos, no solamente afectivos sino aquellos que se tejen mediante la construcción de un proyecto de vida consensuado por la pareja, y eso, obviamente, no existía aquí. A pesar de que la madre actúa con un mayor compromiso frente a su maternidad, los dos se comportan con una despreocupación que en ocasiones, raya en lo pueril. En su inmadurez, viven  al margen del tiempo, resolviendo el día a día; allí no tiene cabida cualquier mirada hacia el futuro.

Pero otra ausencia es evidente en esta historia: ¿dónde están las familias de estos dos muchachos? Vemos fugazmente a la madre de Bruno, quien no parece muy interesada por la suerte de su hijo ni la del bebé. En el caso de Sonia, su ausencia es total. No hay un acompañamiento de las familias en el difícil trance que viven los adolescentes; el total desamparo en que se encuentran presagia una vida infeliz para estos dos chicos y su hijo.

La discusión derivó en el problema de los embarazos no deseados, sobre todo aquellos entre las menores de edad, producto de ese inmediatismo que predica la sociedad moderna;  es la vida vivida en ráfagas; sólo cuenta el instante, y así se actúa frente al deseo; es un no rotundo a la espera. Como señaló una asistente, la adolescencia es un puente entre el ser niño y el ser adulto; no transitarlo e ir por atajos, conlleva el riesgo de salir seriamente lesionado. Y para este tránsito, la presencia de la familia es urgente.

Adicionalmente, se ha pretendido que el “deber” no tiene ya validez.  El amor es una relación entre seres humanos en la cual, cada uno, hace una valoración muy especial del otro; pero se ha olvidado que esta relación debe estar regida por una ética frente al otro que significa, entre cosas, ser consciente de los deberes que implica dar vida a un nuevo ser.

Hubo discrepancia respecto al significado de la entrega de Bruno a la policía. ¿Actuó movido por el arrepentimiento? ¿buscó la expiación de sus culpas? Para algunos fue un acto desesperado ante la inminente caída en manos de la policía; un sentimiento de desamparo y la necesidad de huir de esas calles hostiles, de ese vivir en una fuga sin tregua. Otras personas pensamos que se trató de un momento de lucidez, en donde pudo avizorar el abismo en que se precipitaba su vida perdiendo a la mujer que amaba. De todas maneras, su futuro, luego de que purgue la pena, es incierto.  Recordando el personaje de Sonia en la novela  “Crimen y  Castigo”  de Dostoievski, es posible que el amor de su novia logre redimirlo y le espere un futuro más promisorio.

Reforzando esta última posición, Gustavo nos hizo un comentario que puede arrojar luces sobre la intención que los hermanos Dardenne atribuyeron al protagonista, y es el hecho de que el título inicial de la película era “La fuerza del amor”.  Esto parecería indicar que el director sí nos está contando una historia de amor.

En fin, una película que justificó plenamente su inclusión en este ciclo destinado a pensar la familia y que conmovió intensamente a los asistentes por la vigencia de los temas que plantea.

BEATRIZ FLOREZ

Corporación Cultural ESTANISLAO ZULETA

Cine en conversación

Sesión de Octubre 30 de 2010

 Película: Ser y tener

Director: Nicolás Philibert

Año: 2002

Tema: La educación

Para escribir una sinopsis se requieren al menos algunos datos elementales que resuman el contenido de cualquier historia; sin embargo, en esta ocasión ¿qué puede decirse además de que asistimos a un fragmento de la vida cotidiana de un profesor y de sus estudiantes en una zona rural de Francia? Bueno, quizás sea necesario ampliar un poco más. Digamos que no sólo asistimos a unas jornadas escolares de niños entre cuatro y diez años, algunos serios y otros traviesos, sino que también presenciamos la cálida relación entre un maestro y sus estudiantes. Pero… ¿es estudiante la palabra adecuada? Ser y tener va más allá de presentar los acontecimientos de un periodo escolar, no se trata solamente de la peculiar relación entre aquellos que inician la vida y el que ya la ha recorrido en mayor medida acercándose a la jubilación, y mucho menos se aplica siquiera a un manual de la enseñanza… o a lo mejor sí, pero es mucho más que todo aquello; y tal vez para intentar siquiera una sinopsis más acertada basta decir que ésta película trata de mostrar lo que podría ser una educación digna basada en el amor antes que en la estandarización del estudiante. Es decir, una educación en donde importan sobremanera las relaciones por encima de las informaciones.

Ubiquemos como aquél documental de manera más realista, si cabe esta apalabra. Vamos como los niños a la escuela, empaquemos libros, cuadernos, uno que otro lápiz mordisqueado y algunos colores para dibujar, e ingresemos a la pequeña escuela en la que nos espera el profesor. Sentados como chiquitines, mirando (al igual que lo hace la cámara) hacia arriba a un hombre alto, delgado y ya entrado en años, delatando tantas canas como cabellos pintados, vemos a una persona mesurada, respetuosa y clara; escuchemos al profesor George López quien a través de la palabra y de la conversación se ha ganado un lugar en nosotros, en los niños, y por qué no, en el mundo. Gracias a aquel personaje aprendemos que la vida puede ser estimable aún en la pequeñez. Es muy bello notar cómo desde el maestro se entabla una relación que no pasa estrictamente por lo académico de la lección, sino que se abre a algo tan complejo y profundo como es el aprender a convivir. Por eso George aparece como un referente y a la vez como una autoridad. -¿Autoridad? ¿Acaso el lugar que él ocupa ha sido de todos modos impuesto? ¿Es la autoridad algo negativo por principio?- No podemos dejarnos distraer, y debemos notar la importancia de George a la hora de establecer límites, de guiar, de escuchar y de mandar; y por consecuencia, es preciso pensar la importancia de tener autoridades y referentes legítimos desde pequeños, cosa que en el contexto de un país como el nuestro es difícil de sostener debido a la falta de legitimad que parte de los mismos encargados de brindar educación, que no siguen una vocación y que pretenden estar a un nivel ingenuamente igual al de sus estudiantes; pues sin desaprobar la figura de la autoridad sí hay que pensar cómo se le genera a los estudiantes una visión de la vida que como el título de la película les permita ser y tener. ¿Qué somos con lo que tenemos? ¿Qué tenemos gracias a lo que somos? Y no se trata sólo de objetos y de aprendizaje académico, sino de lo que podemos alcanzar como seres humanos durante la vida. Por ejemplo, una autoridad como la de un maestro es y tiene y por ello da de lo que es y de lo que tiene. No se puede formar a un niño simplemente a partir de cartillas y por eso es tan difícil encontrar verdaderos maestros: porque la educación no es un asunto de escuetos currículos sino de enfrentarse a lo que es forjar una vida que ama, que sufre, que piensa y que se mueve por las ilusiones y posibilidades que durante el camino se encuentra o se forja.

Ser y tener aparece como un ideal, como una opción, como una posibilidad; y aunque no podemos perder de vista que está enmarcada dentro de un contexto muy particular, limitándonos a la llana comparación, sí debemos considerar los valores que evidencia, y que nos ofrecen la oportunidad de comprender que como educadores, como padres, como amigos o simplemente como seres humanos, de alguna manera podemos ser mejores.

Eduardo Cano

Corporación cultural ESTANISLAO ZULETA

Cine en conversación

Sesión de Octubre 9 de 2010

Película: El arco

Director y guión: Kim ki duk

Música: Kang Eun-il

Año: 2005

Tema: El amor

Al igual que la superficie en la que una flecha lanzada con pasión penetra y se mantiene firme, una, o mas bien dos barcas, rodeadas del inmenso y misterioso océano, se convierten en el escenario perfecto para introducirnos al génesis y al ocaso de un mito, a la tensión de aquella complejidad que son al fin y al cabo todas las relaciones humanas. Y así es que la figura del arco se nos aparece como un arma, como un instrumento para musicalizar y como la herramienta peligrosa que permite adivinar el futuro, es decir, vislumbrar un poco en el horizonte de la incertidumbre. Y lo que plantea Kim Ki-duk no deja de ser incierto: ¿Acaso un viejo marinero puede retener en una barca en el medio del mar y sin mayores problemas a la joven a quien ha adoptado desde que era una niña, esperando desposarla a los diecisiete años? Y por eso, siendo el único hombre a quien ella puede conocer, necesita un medio para conquistarla y un artefacto para protegerla, para detenerla, casi para secuestrarla. El viejo pretende convertirse en el único mundo para la joven, la joven es el único mundo para el anciano; el mar es el único mundo para los dos. Sin embargo, aquella incertidumbre se acrecienta gracias a la aparición de una tercera mirada: entre los que frecuentan la barca del pescador esperando que él les adivine la fortuna casi arriesgando la vida de la joven, llega un universitario que la cautiva, frustrando los planes del marinero. De repente el viejo ya no tiene seguridad, acelera la fecha del matrimonio y se intenta suicidar, pero finalmente se casan. Al vaivén de las olas, del viento, del silencio, de las miradas, aquellas vidas, aquellas edades, al igual que las dos puntas del arco, se tensionan entre lo que sueñan y lo que viven, entre lo que desean y lo que pueden alcanzar.

En esa sencilla atmósfera El arco plantea la complejidad de los sentimientos en cualquier etapa de la vida ¿Qué hay realmente de amor entre los personajes, es pasional o el producto de la gratitud? No hay duda de que existen sentimientos amorosos, afectivos, celos y paternalismo; mas en cada uno de los protagonistas es diferente. El anciano, un ser necesitado de compañía y quien no deja de transmitir compasión, retiene a la joven anhelando su cercanía, y ella se debate entre la obediencia y la rebeldía a los límites impuestos, la eventualidad de irse y el deber de quedarse. Ambos soportan la angustia de vivir sin lo que desean: el cuerpo y el amor de lado del anciano, la libertad por el de la joven. Una tensión entre vivir amando y violentando aquello que se ama; aunque si hay violencia en la película ésta no desfasa cierta idea del honor que respeta y sigue algunos rituales establecidos. No es gratuito entonces pensar de qué manera se amaron: ¿Cuándo observamos una mirada erótica del uno hacia el otro? Así es que llegamos a la dicotomía de cómo reflexionar el final teniendo en cuenta el amor pasional que ella no retribuye y la posibilidad narrativa que permite un encuentro sexual metafórico entre ambos. En una obra de arte los elementos que permiten interpretarla se encuentran primero en ella misma y son éstos los que la hacen consistente y lógica de acuerdo a lo que nos presenta; así pues, parecería sólo sostenible que el desenlace fantástico es oportuno frente a las tensiones propias de la película, siendo la mejor forma de traducir esas fuerzas extremas coexistiendo entre los protagonistas, y de acuerdo incluso a la poética misteriosa del filme, el final luce como un acierto del director; sin embargo, y muy por el contrario, es necesario preguntarse si el desenlace está fuera de contexto según la conexión de la historia y si se convierte más en una imposición que termina forzando el deseo y las posibilidades del mito y de los personajes. Habría que analizar más detenidamente cómo y cuando una metáfora es la manera más consecuente de hilar una obra y no justificar su uso en aras de sostener un incógnita, ya que cualquier metáfora da algo qué pensar, y así como aporta también estropea. Quizás el hecho de que la película sea extremadamente cuidadosa, bella y sutil en cuanto a la música y la imagen, al manejo de elementos simbólicos como el agua, el arco, el silencio, las expresiones y en todo un lenguaje que se suele llamar oriental, tratando problemas más allá de las palabras, es que provoca esta diferencia interpretativa que, de todos modos, no niega el misterio y la calidez que atrapa a cualquier sensible espectador.

No es gratuito mencionar entonces que las diferentes interpretaciones en este caso se parecen a ese arco tensionando dos extremos: dos extremos de la vida, de la realidad, de la libertad, de la posibilidad, y casi hasta romperse, tensionando dos extremos del amor.

Eduardo Cano

Corporación cultural ESTANISLAO ZULETA

Cine en conversación una exploración ética de la vida cotidiana

Sábado 20 de noviembre de 2010, Hora: 5:00 pm.

elnino

Bruno tiene veinte años; Sonia, apenas dieciocho. Los dos viven en un suburbio europeo sin nombre. Provienen de familias más o menos disfuncionales. Ella cobra un seguro de desempleo; él, junta euros a fuerza de robos menores –de celulares, de carteras- que apenas le sirven para comprar una cerveza o un sándwich. Sonia acaba de ser mamá. Lo es porque no sólo ha dado a luz un niño, sino porque además asume –a fuerza de instinto más que de madurez-, la responsabilidad de criarlo, de protegerlo. Bruno no tiene para nada en claro su función como padre. Entre la inocencia, la ignorancia y la tontería más despiadada, piensa que todo les

irá mejor si vende su hijo a quienes se dedican al tráfico de bebés. Sus compañeros de rapiña son adolescentes, casi niños, menores que él.

 

Directores: Jean-Pierre y Luc Dardenne    - Año  2005 - Duración: 1 h. 40m. 

Calle 50 No. 78A-89  –Teléfono 2343641

Con el apoyo de:

logopan_blanco y negro                     escudocolombiabncompleto

Cine en conversación una exploración ética de la vida cotidiana

Sábado 30 de octubre de 2010, Hora: 5:00 pm.

SER Y TENER

serytener

Ser y tener muestra la actividad del profesor y un grupo de estudiantes en una pequeña clase de un pueblo, a lo largo de todo un curso, mostrándonos una cálida y serena mirada a la educación primaria en el corazón de la Landa francesa. Los alumnos, entre 4 y 10 años, reunidos en la misma clase, se forman en todas las materias bajo la tutoría de un solo profesor de extraordinaria dedicación. Maestro de la autoridad tranquila, el profesor Georges López conduce a los chicos hacia la adolescencia, mediando entre sus disputas y escuchando sus problemas.

Una película muy a propósito del foro “Lo humano a debate ¿Qué es educar en ética” a realizarse el próximo 3 y 4 de noviembre.  Mayor información en este enlace.

Director: Nicolás Philibert  - Año  2002 - Duración: 1 h. 44 m. 

Calle 50 No. 78A-89  –Teléfono 2343641 

Con el apoyo de:

logopan_fondo blanco                     escudocolombiabncompleto

Cine en conversación una exploración ética de la vida cotidiana

Sábado 9 de octubre de 2010, Hora: 5:00 pm.

EL ARCO

elarco

Un anciano, dueño de un barco pesquero, vive en medio del mar con una muchacha a la que recogió cuando era niña. El viejo pescador espera que ella cumpla 17 años para desposarla. Mientras tanto, la protege de los hombres que vienen a pescar a su barco e intentan propasarse con ella, valiéndose de un arco que utiliza también para adivinar el futuro y además como instrumento musical. Un buen día, un grupo de pescadores desconocidos, entre los que se encuentra un joven universitario sube al barco. El chico y la muchacha se enamoran. El viejo pescador sabe que su sueño ha llegado a su fin.

 Director: Kim Ki-duk  - Año  2005 - Duración: 1 hora 38 min.

Calle 50 No. 78A-89  –Teléfono 2343641 

Con el apoyo de:

logopan_fondo blanco           escudocolombiabncompleto

CINE EN CONVERSACIÓN

Sesión de noviembre 13 de 2010

 

Película: Los cuatrocientos golpes

Director: Francois Truffaut

Año: 1959

Tema: La educación

Cómo no sentir cierto malestar al conocer la historia del pequeño Antoine Doinel, un niño parisino quien sufre a su corta edad la angustia de formarse prácticamente en el abandono y la soledad. En la escuela Antoine es reprendido severa e injustamente por unos profesores mezquinos, de aquellos que sólo buscan aparecer como los dueños de la verdad; en casa advierte el desamor que lo rodea incluso desde antes de su nacimiento, y en la correccional soporta con precocidad lo que es la pesada carga de la ley. A Antoine tan sólo le queda escapar, escapar de la escuela, escapar de la casa, escapar de la cárcel. ¿Hacia a dónde? Hacia la monstruosa ciudad que lo devora pero en la que sobrevive; a la casa de su amigo René, quizás el único ser que lo comprende; y finalmente escapar en busca del mar: de esa inconmensurable masa que simboliza la gran incertidumbre que rodea una vida sin ningún referente claro a qué apegarse. Y es que en semejante abandono ¿con qué o con quién podría Antoine identificarse, qué o quién puede ser para él una esperanza: acaso sus padres derrotados, sus profesores dogmáticos o quizás los policías funcionarios que lo retienen? Y en el horizonte aparece el gran novelista Balzac, con su figura de burgués regordete, como una ilusión, como una oportunidad; y sin embargo el literato se quema en su altar, no tanto por el fuego de una vela sino por la ceguera de los padres y los profesores que le cerraron el paso a la literatura y le abrieron el camino a la rebeldía, al robo, al aislamiento, y en definitiva, a una existencia desprendida de cualquier sentido vital.

De acuerdo a la película notamos que tres instituciones importantes, el Estado, la escuela y la familia rodean y determinan al pequeño Antoine, y por qué no, a cualquier niño en general; sin embargo, parece que cada una de aquellas elude su responsabilidad de educar, y si evaden un deber, entonces ¿qué referentes podría tener el niño? Ciertamente ninguno, Balzac fue un acercamiento, pero no lo eran los padres, ni los profesores ni nadie más. Igualmente la manera represiva y prácticamente militar de tratar a Antoine produjo en él tanto desconfianza como resentimiento. Así pues ¿Cómo transmitir un valor? ¿Qué le enseña un padre a sus hijos, un profesor a sus alumnos? En los 400 golpes atestiguamos la tragedia que genera una falla o una falta en la transferencia de los valores que se consideran importantes y que determinan tanto las posibilidades como las limitaciones de las que el niño será consciente. El problema no se soluciona a través de los golpes, de la intimidación ni de la represión, tampoco, como fue el caso de Rene, se trata del libertinaje, ya que formar un ser humano pasa tanto por el amor que permite el reconocimiento y el encuentro de un lugar, como por la introducción a la ley, la cual lleva a la contención propia de un ser responsable para consigo mismo y con los demás. Desafortunadamente Antoine era fruto de unos padres vencidos que no estaban a la altura de sus compromisos y no le ofrecían constante amor ni una posición ante la vida en la que él se pudiese referenciar. Y es en medio de esa carencia de dos elementos fundamentales: el diálogo y el ejemplo, que vehiculen correctamente la educación, que Antoine no encontró ningún sentido vital; y cuando surgió la oportunidad de seguir un camino hacia una lucecita gracias a Balzac, a la literatura, fue ridiculizado por su profesor quien en su mezquindad fue incapaz de ver la importancia del arte para guiar y pensar la vida. Y tal vez por eso Antoine se identifica con su saco de dormir antes que con su propia cama, pues como el viajero que está siempre de paso, ese niño espera constantemente el momento de viajar, de irse, de marcharse ¿a dónde, para qué? Ahí está la cuestión, no hay nada que lo encause.

Para los demás Antoine era posiblemente un desadaptado, un enfermo, un ladrón o un malcriado, y sin embargo el problema no va simplemente en encasillarlo para eludir la responsabilidad, sino más bien en pensar por qué un ser que apenas comienza a vivir termina situado ante tal aislamiento sin hallar ningún sentido para vivir, y por eso notamos lo magistral de ese final: la dicotomía entre la vastedad y la limitación de un océano que se le presenta al niño como todo y a la vez como nada; y tal si observáramos un barco en el horizonte a punto de perderse, nos preguntamos sinceramente ¿qué le espera a ese pequeño ser en el futuro?

Eduardo Cano

Corporación cultural ESTANISLAO ZULETA

Cine en conversación

Sesión de octubre 23 de 2010

 Película: Reconstrucción

Director y guión: Christoffer Boe

Música: Thomas Knak.

Fotografía: Manuel Alberto Claro

Año: 2003

Tema: El amor

Parece que una casualidad conduce a que la vida cambie repentinamente; sin embargo, asimismo una decisión -o acaso una duda- produce también un giro determinante que ni el más profundo de los oráculos hubiese profetizado. Y quizás Alex, el protagonista del filme, es el único que puede dar testimonio de aquella afirmación. Para comprobarlo ubiquémonos a vuelo de pájaro sobre los edificios de la ciudad de Copenhague, y rápidamente descendamos hasta el interior de una estación del metro para ver cómo dos desconocidos se encuentran. ¿Acaso son realmente desconocidos? Alex espera a su novia, Simone, pero antes de que ella llegue una hermosa mujer aparece ante sus ojos: Aimee; ambos se miran, casi sonríen. Simone interrumpe. Llega el tren. Todos suben al mismo vagón. Alex no logra contenerse, deja a su novia sin explicaciones para salir en busca de esa mujer que misteriosamente lo ha cautivado. Ahora encontramos a Alex y a Aimee en un bar, como si ya se conocieran, como si ya estuviesen enamorados. Coquetean. Finalizan en un hotel. A la mañana siguiente Alex se marcha dejando en el baño una nota que cita el próximo encuentro. Alguien la lee: Augusts, el esposo de Aimee, el escritor, ¿el creador de semejante narrativa, el demiurgo? Ese día Alex se marcha del hotel sin imaginar que no encontrará su casa, que no tendrá amigos y que ni siquiera Simone podrá reconocerlo. A él sólo le queda buscar a Aimee, la encantadora esposa de aquel escritor quien tal vez ha prefigurado en unas cuantas páginas toda su cómica tragedia.

Para todo espectador interesado Reconstrucción luce como una desafiante arquitectura que insta a ir más allá de la típica narrativa que tiene un principio y un final discernibles, y por el contrario la película desde su propia estructura plantea constantemente inquietantes juegos con la lógica, con los personajes, con el tiempo; y por eso, y no gratuitamente, toma el complejo e inagotable tema del amor como una columna de esa extraña arquitectura. Reconstrucción puede pensarse como una metáfora de lo que representa enamorarse, de ese repentino estado en el que se está al borde de un abismo que lo da y lo quita todo, en el que una mirada marca el arrebato que dará curso a una nueva vida, marcada no tanto por lo previsible sino por el ineludible azar. La arquitectura de este ingenioso filme y la singular experiencia de su protagonista se parecen mucho al amor: construye, destruye y reconstruye, lo vivido, lo visto, lo esperado; nada puede tomarse como grato ni como definitivo; todo pende de un hilo. En medio de semejante incertidumbre ¿qué puede hacerse con el amor? Alex dudó entre escapar y permanecer, entre conquistar y reconquistar, entre Aimee y Simone; ¿qué deseaba él? ¿A cuál de las dos amaba si de alguna manera una y otra eran la misma mujer encarnada desde diferentes puntos de vista? Alex al principio se arrojó, esa osadía cambió su vida; al contrario dudó al final: esa vacilación también cambió su vida. Cualquier decisión u omisión abren posibilidades y nuevos azares que en ocasiones sellan un rumbo definitivo, una nueva historia, un nuevo drama; y por ello la vida se parece a una novela y genera la impresión de que algún oculto escritor es quien la está construyendo, reconstruyendo, como Augusts, el artista, quien maneja la trama, el relato, el sueño y configura la vida de todos los personajes y hasta la suya propia, mostrándonos que así sea en apariencia algo distinto la ficción también duele.

Como un buen acto de magia Reconstrucción nos presenta desde el principio todos sus elementos: Un poco de risa y un hombre, una hermosa mujer y el amor; y sin embargo no se detiene en el simple truco y más bien nos presenta de manera inquietante el mundo de la vida y de la ficción para evidenciar que el objeto en donde se pose cualquier nueva mirada puede convertirse en el camino que lleve a un desconocido laberinto.

Eduardo Cano

Corporación cultural ESTANISLAO ZULETA

CINE EN CONVERSACIÓN

Sesión del 2 de octubre del 2010

Película: Camilo, el cura guerrillero

Director: Francisco Norden

País: Colombia

Año: 1974

Temas: Violencia y democracia

De alguna manera, este corto e insuficiente documental al menos plantea lo que fue la vida de Camilo Torres y el entorno socio-político de su tiempo. En Camilo, el cura guerrillero encontramos algunos datos del personaje: nació en Bogotá en el año de 1929, de pequeño fue llevado a Europa, más tarde, ya en Colombia, estudió derecho pero se inclinó posteriormente por la religión, viajó a Bélgica para especializarse en la universidad Católica de Lovaina, luego fue nombrado capellán de la Universidad Nacional en Bogotá, fue cofundador de una Facultad de sociología así como del Movimiento Frente Unido del Pueblo, deja su vida religiosa y de activista político, se enlista en el ELN y muere rápidamente durante su primer combate en el año de 1966. Sin embargo, y más allá de conocer simplemente la biografía, lo que podría llamarse la inquietud espiritual del protagonista permanece intacta: en Camilo encontramos la tensión presente entre la religión y la política, entre el marxismo y el cristianismo, entre la revolución como promesa y la revolución como fracaso; a él le preocuparon tanto su vocación, que lo llevaba a estar con la gente, como realidad nacional marcada por injusticias, conveniencias y oscuros poderes. Por desgracia la vida de Camilo se acabó inesperadamente ¿A dónde fueron tantas convicciones? ¿Acaso de su cuerpo abatido quedaron algunas semillas? Pareciera que sí y también que no, como es costumbre en este país, su memoria se conserva aunque este documental deja la sensación de que estamos conociendo a un ser mítico.

Es notable y a la par triste comprobar que el momento histórico en que se ubican los testimonios, casi cuarenta años atrás, sea parecido al actual: una Colombia atorada por los mismos conflictos que la dejan en un callejón sin salida: la propiedad de la tierra, la concentración de la riquezas, el poder en manos de unos pocos, la falta de un líder que pueda surgir sin terminar asesinado, entre muchos, muchos, otros casos. ¿Hasta cuándo seguirá ese círculo vicioso? Camilo Torres, ese hombre olvidado, representa el origen de los ideales de cambio pero también es ejemplo de esa sin salida colombiana ¿Por qué se fue a la guerrilla? ¿Quizás tuvo otro camino? En ese sentido encontramos el lugar que ha tenido la izquierda, la que él encarnó, como una promesa que no se llegar a cumplir. Sin embargo, y de cierta forma, se ha tratado de salir de estos grandes problemas, ya sea por vía política o militar, mas el callejón sigue cerrado; y lo parece en mayor medida en cuanto cada vez las nuevas generaciones carecen de formación política seria y sí quedan con un aprendizaje de las armas, de la violencia. El panorama se oscurece ante una juventud a la que no se le aportan desde la escuela elementos críticos para pensar su país que la motive a cambiar el contexto, en lugar de agudizar el conflicto y la indiferencia; desafortunadamente la juventud, la que en teoría posee toda la fuerza vital, no representa ninguna transformación y tampoco tiene esperanzas ni posibilidades en el horizonte, lo que acrecienta el círculo vicioso; mas recordemos que cualquier transformación es asunto de todas la generaciones y no de las últimas en llegar pues toda persona tiene una responsabilidad con sus circunstancias, y por eso permanece la necesidad de emprender procesos formativos consistentes que brinden herramientas para leer y actuar en el país en contravía de la manipulación de los medios, del Estado y de la pobre formación educativa que niega la historia remitiéndose apenas a unas memorables fechas significativas.

Finalmente surgen las críticas en cuanto a calidad del documental. Si por un lado logra despertar el interés hacia el personaje, del otro se queda corto en cuanto a tiempo y contenido ¿por qué está incompleto? Además es notoria la carencia de los créditos que identifiquen a los entrevistados, quienes ya han fallecido o están en la vejez. Curiosamente ese vacío se parece a la imagen de nuestro país: llena de sombras que apenas si reconocemos.

EDUARDO CANO

Corporación Cultural ESTANISLAO ZULETA