Filosofía

«¡Contar con el pensamiento para hacer la vida, la personal y la colectiva!» Es esta una afirmación que los integrantes de la línea de Filosofía reconocemos hoy por hoy en el acercamiento, individual y grupal, interpretativo, que a lo largo de unos cuantos años hemos hecho a una buena parte de la obra de Estanislao.

Afirmación que articula las múltiples y muy diversas inquietudes que sembradas o no en el ser de cada uno de los participantes, movilizan esta labor con la obra de Zuleta que nos hemos propuesto sostener en el tiempo.

Además de expresar una relación deseable entre el pensar y la vida, por la vía de la interrogación, el análisis, la reflexión y la orientación de la acción –¡una aventura!–, es una afirmación que distinguimos como una actitud filosófica de la que Zuleta hizo testimonio con su obra, a heredar, conquistar y promover en nuestra sociedad, útil al destino de ella que es también el nuestro, en tanto que nos abre senderos para el cultivo y cuidado de la autonomía y la libertad, compañeras de la democracia.

Viendo en esta lectura colectiva que hacemos, una de las formas que los participantes de la cultura tenemos para mantener viva en el seno de ella la labor intelectual y sensible, potente y rica, de un hombre comprometido con la crítica a su sociedad como lo fue Estanislao, desde la línea de Filosofía evocamos con admiración y gratitud su vida en ésta la fecha de su muerte, y saludamos e invitamos a la ciudadanía a participar de un trabajo cultural como este de leer y leerse, crítica y creativamente, uno a uno y con otros, a la luz de una obra y de hacer de ella legado.

2017

 


2016


2014


2013

Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2017: El conflicto como constitutivo de lo humano: límitesy posibiliades para la cultura y la democracia

Fecha: Marzo 27 de 2017

Línea: Filosofía

Expone: Diana Suárez e Isabel Salazar

Relator: Eduardo Cano

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

Para una vivencia democrática del conflicto: elegir el retorno crítico y reflexivo

Dos textos propuestos, partimos pues de vincular a Savater con Zuleta y el grupo de estudio preguntándonos ¿Qué entendimientos de conflicto hay entre nosotros? Es decir, comprendiendo las diferencias y la coexistencia de tendencias contradictorias. Por ello cabe reflexionar el cómo llegan la humanidad al encuentro conflictivo, y el por qué se lo suele tomar desde su aspecto negativo o destructivo. De ahí rastrear las indisposiciones con relación al conflicto:

Indisposiciones: 1. Partir de seguridades, autoridades incuestionables. 2. Exponerse desde ideas formadas que se tornan inamovibles. 3. Valerse de categorías que creemos saber qué son sin explicarlas. 4. Gozando con el hecho de “tener la razón”. 5. Anhelar preferir tener la razón.

Dadas estas indisposiciones, qué retos encontramos en Zuleta y en Savater; qué disposiciones nos posibilitan otro tipo de encuentro con el otro que es diferente.

Es necesario que para entrar en una disposición para el conflicto hay que comprender nuestra tendencia al dogmatismo, que es una necesidad de dominar el mundo con el sentido; mas esa necesidad tiene grietas y falla, ahí se produce la crisis, en lo personal o lo social. Tal crisis es la imposibilidad de significar y dominar. Una suerte de orfandad. Aunque hay que aclarar que no es posible vivir siempre en crisis ni se puede evitarla.

Distinción: Separemos los conceptos de lógica trascendental y lógica formal. Zuleta está en la primera que es existencial, donde puede ser una herramienta para hacer la vida.

Disposiciones: 1. Movimiento reflexivo, el volver a lo producido. Ahí está el objeto de la lógica, se manifiesta primero en el lenguaje, y puede verse en la vida cotidiana. Ser capaz de dar cuenta de la experiencia, entender lo crucial, no recontar lo anecdótico.

2. Exposición plástica, la conversación como un ejemplo, partir de lo sencillo hasta llegar a las últimas con secuencias.

3. Propuestas, la lógica no está escindida de la crítica; tener en cuenta las condiciones históricas que hace posible el retorno crítico. Todas nuestras afirmaciones tienen consecuencias.


Comentarista crítico: Gustavo Restrepo.

Resalta la exposición. Las disposiciones enunciadas no quedaron tan claras con relación al problema general.


Modera: Aura Rendón.

Centrar la posibilidad en indagar tendencia al dogmatismo, las indisposiciones y disposiciones


Plenaria

Luego de la presentación inicial se trató de darle énfasis partiendo de ¿Cuáles son los campos de la verdad? Distinguimos entre lo social y lo existencial. Por ello no todo conflicto ni toda crisis ni todo dogma se resuelven del mismo modo, de ahí que qué es lo que se está tramitando; pues homogeneizar deslegitima por ejemplo las convicciones. Es decir, el conflicto estará presente, más la entrada en él no se da siempre de manera traumática, ya es, mediante una crisis.

La lógica, y la exigencia de ella plantean cuestionar, la opinión por el contrario no requiere la plasticidad que exige la lógica y que posibilita (es contingencia) la transformación. La lógica es un ejercicio consciente, una elección, una aspiración que se funda en un acto efectivo de libertad, de exigir crítica y reflexión. Así la libertad no es una suerte de camino despejado sino el campo donde lo dogmático y lo normativo muestran un gran vacío.

Ello trae directamente la democracia y la política ya que en la expansión de ambas se hace necesaria la exigencia de tomarse en serio el problema de estar y ser con y entre todos ¿Cuáles son las condiciones sociales para que se pueda dar un campo reflexivo?

Sin embargo para no caer en un método positivista no sobre recordar que hay realidades que no son elegibles: no elegimos el conflicto ni la crisis. El pensamiento no es una elección, si bien cuando vamos a él es decisivo para hacer emerger decisiones. De otro lado, en el aprendizaje está en juego la elección de cómo se tramita el ejercicio crítico y reflexivo. La elección es un aprendizaje, una transmisión. De ahí que el conflicto hay tanto de libertad como de carga inconsciente.

Fernando Savater nos da un ejemplo del cómo posicionarse ante el conflicto que observó en la tele: mediante una apuesta ética, haciendo uso de la reflexión, tomándose en serio, como Zuleta, como Sócrates, lo que dice el otro e ir con él y su enunciado hasta sus últimas consecuencias lógicas, que es ponerlas e imaginarlas en el orden social.

Le queda al grupo la labor de seguir indagándola relación entre el individuo, la sociedad y las formas como el discurso habla mucho más de lo que parece y más aún de las formas en que entramos en contacto con él, que bien puede ser o no conflictivo.



Fecha: Julio 24 de 2017

Línea: Filosofía

Expone: Mateo

Relator: Diana Lucía Villegas Álvarez

ESCUCHE EL AUDIO AQUÍ

¿Es posible la vida en común cuando la realidad y la objetividad están en crisis?

Para esta exposición se propusieron dos textos: Uno de Zuleta llamado del libro Lógica y Critica, la lección 12, llamada: “La metafísica de Platón”, y el otro de María Zambrano titulado: La vida en crisis

Mateo afirma que el problema fue una construcción entre los miembros el subgrupo de filosofía y más concretamente planteado por Isabel Salazar.

La vida en común hace parte de lo que se ha denominado el hilo conductor del año: límites y posibilidades para la democracia y la cultura. La primera tomada como horizontes de posibilidades que dan cabida a las diferencias, las cuales se pueden concretar en formas de vida, donde se le da el sentido a la vida, según Zambrano. Es en este momento donde se consolidan los proyectos de sociedad para disputar el poder, y es aquí precisamente donde se entra en conflicto. Se entiende la democracia como una forma de permanecer en un proyecto, aquel que logre estabilizar a los seres humano (en este elemento es donde entra la metafísica de Platón). A nivel personal se da cuando las creencias fallan y se entra en crisis, y con ella la realidad.

Interpretaciones para la expresión del año: “El conflicto como constitutivo de lo humano”. La tendencia es a rechazar toda diferencia existente, representada en el dogmatismo. Los seres humanos estamos en un constante cambio. Y esto hace parte de aquello que constituye a los seres humanos. Somos frágiles ante el reconocimiento y la construcción de nuestra identidad. Esto genera entonces tensión una fijación y renovación. En el marco de las posibilidades para la cultura y la democracia, se traducen en una permanencia en una forma de vida en un proyecto. Esto nos lleva a la metafísica de Platón como un proyecto que nos dirige a estabilizar los asuntos humanos, caracterizado por Zuleta como un elemento coactivo de lo absoluto. Se concluye entonces que la vida en común es posible a través del dialogo, a través del debate con otros. Además hacer una reconstrucción, renovar la confianza.


Moderadora: María Camila Giraldo

También está de acuerdo en el énfasis que se le hizo al texto de María Zambrano, sobre todo en la parte de “límites y posibilidades para la democracia y la cultura”, importante haber destacado este punto. Resalta la pregunta: Porque tendemos a rechazar lo diferente?”. Se trata el texto de Zuleta en cuanto a lo relativo y lo absoluto. Destaca el tema de la crisis, aquellas que se dan cuando fallan las creencias, lo que significa además perdernos a nosotros mismos. Le parece importante el diálogo que debe existir con los otros. Se cuestiona sobre porqué es importante ese diálogo y porqué este es mediador.


Comentarista crítica: Elizabeth Giraldo

Afirma que teniendo en cuenta que el problema de Psicoanálisis no ganó, se le hace difícil deslindarse del problema. No ve que se hubiese enfatizado mucho en el texto de Zuleta, y pues por ser un grupo de Zuleta debe haber destacarse este texto sobre el otro. Se pudo haber contrastado la crítica de Platón desde Nietzsche. Comenta que María Zambrano construye su texto como heredera de la metafísica occidental. Se pudieron haber mezclado ambos textos. Se pregunta si la crisis tiene una relación con el conflicto. Por último termina diciendo que la exposición fue clara y además hubo un orden en las ideas.  


Plenaria

El hombre es un ser inacabado, según María Zambrano. Este siente constantemente un hambre de plenitud, de realizar su proyecto, lo que ella denomina una “Divina insatisfacción del hombre”. Porqué sucede esto? Porqué somos seres insatisfechos? Será posible que lleguemos a entendernos? Hay una crisis individual, pero dónde está el otro? Se llega a un estado de soledad que implica la imposibilidad de trascender. Dónde quedan las ideas de los otros? Reconozco que hago parte de una crisis social?

Las crisis se dan en el marco del contexto de cada cultura y sociedad. Estas además hacen parte de lo tolerable del ser humano porque cuando se pasa de allí se llega a la locura. Ante las crisis continuas sale a relucir la pregunta: Cómo resolver las inquietudes? Ahora, porqué le tememos a la crisis? Es posible desconectarse de la crisis? Es posible reprimir las crisis? Esto significa, afirmarse y dudarse al mismo tiempo? Es posible ir desde el nacimiento hasta la tumba sin crisis? Al parecer, no, pues todo ser humano entra en crisis, las cuales van siendo diferentes a medida que va creciendo, y si no entra en crisis es porque está muerto, porque ya se siente acabado, pues las crisis pueden denominarse como aquellas manifestaciones del deseo de saber. Pero, las crisis implican un cambio o son solo para reafirmar las creencias?

Es importante resaltar que existen varios tipos de crisis: Están las crisis individuales, las sociales y las del pensamiento. Ante todo, lo más recomendable es asumir las crisis y sacarle el mayor provecho. En la historia han existido varias crisis, por ejemplo, la crisis en el pensamiento, lo que ha implicado además un desarrollo de la ciencia. Teniendo en cuenta el presente, cuáles son las crisis actuales? Un ejemplo de ellas es la crisis ancestral indígena, puesto que la permanencia de su cultura está en peligro. Surge otro cuestionamiento, se puede volver a estar en crisis? Esto, al tomar en cuenta la crisis desde lo absoluto, como por ejemplo las crisis económicas. Se hace viable pensar que en la economía, hay una relación con los objetos, pero también con el medio ambiente al encontrarnos en una crisis del consumismo que nos invita a repensar la realidad. Aquí se puede hablar de crisis colectivas, aquellas que se pueden denominar momentos históricos. En el contexto colombiano, una crisis es el conflicto armado, y aunque este se solucione no soluciona las demás crisis (social, económica).

Las creencias que se imponen se convierten en un marco de referencia para leer el mundo; nos permiten tener una seguridad. Estas, junto con la esperanza y la confianza son móviles, pues dependen de cada persona y de cada cultura. Según Ortega y Gasset son un acto de fe, nuestras convicciones. Se constituyen en un estado de felicidad porque no hay dudas. Esto impide encontrarse consigo mismo, analizarse, meditar. Pero cuando llegan nuevas ideas, estas fallan. Ahora, es posible creer después de estar en crisis? Hay unos límites con respecto al conflicto humano: aquello de lo qué fue?, de lo qué es? Y de lo que será?

Cuando las creencias fallan es que se dan las crisis personales. El tema se torna mucho más complejo cuando estas crisis significan entrar en conflicto con la familia y de nuestro entorno. Puesto que las dudas que tengo no son las mismas para los demás, hay que pensar qué puedo discutir con ellos y qué no. Es aquí donde entra el respeto por las demás creencias que hacen parte de la diversidad, en un mundo democrático donde todos caben con sus ideas. Zuleta hace una crítica a Nietzsche desde la interpretación, desde la posición en que cada uno se pare. Rechazando lo absoluto para darle cabida a lo relativo, es decir, a las ideas de los otros. Es necesario preguntarse, desde que realidad se mueve cada uno?. Desde el arte se pueden unir diferentes creencias y mirar el lugar del otro.

Es en este punto donde surge la esperanza, la cual significa el fracaso de la razón, se hace una invitación entonces a habitar la esperanza, a construir un proyecto. Hay múltiples esperanzas, unas nuevas formas de pensar, y quizás lo que se debe buscar es aquella que se acomode a mi proyecto. Zambrano llama a un renacimiento como solución de la crisis. Hace énfasis en la relación con los otros teniendo en cuenta el contexto europeo de ella. Es posible una vida en común en esa relación con el otro cuando existe esa confianza entre ambos. Es necesario volver al texto de Zuleta, el “Elogio de la dificultad” que nos invita a trabajar con los otros.

Se debe hacer una crítica a Zambrano desde Zuleta. Es bueno pensar como se están leyendo los textos? Realmente es necesario destacar el texto de Zuleta? Se hace necesario entonces volver a los textos. Se concluye entonces que primero hay una crisis personal y luego colectiva



Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2016: Cultura y democracia: Ideas para (re)construir tejido social

Fecha: 31 de octubre de 2016

Línea: Filosofía

Autora: Isabel Cristina Salazar Piedrahíta

Pensar y tejer la escritura de una síntesis provisional

La modernidad instaura para los seres humanos la idea de que es la razón el centro desde el cual irradiar todos los sentidos que se concretan en pensamiento y en acción. Lo cual, implica el nada despreciable reto de efectuar, varias veces, la mudanza de los fundamentos que nos orientan, por ejemplo, desde el más allá dibujado por un orden eterno, hacia el más acá prescrito por una vida terrena; desde los dominios absolutos figurados por una consciencia trascendental, hacía la morada provisional creada por el pensamiento; desde el sujeto unificado en la consciencia hacía el sujeto escindido cuya verdad reside en el lenguaje, es decir, su verdad proviene tanto de la consciencia como del inconsciente. En este sentido, la modernidad es esa crisis profunda de lo establecido, de lo dado, de lo más profundamente arraigado[1]. Cabe mencionar aquí que la noción de modernidad como crisis no alude exclusivamente a un periodo en el que emergen las condiciones que hacen posible esta experiencia en la historia occidental. Lo específico de ser modernos que ella indica es la posibilidad de que en cualquier momento de nuestro periplo vital se origine en cada uno de nosotros una crisis que conmueva y modifique nuestros vínculos con la tradición, adeudando a la razón y al pensar gran parte de la manera en que nos sea posible tramitar dicha experiencia.

Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2016: Cultura y democracia: Ideas para (re)construir tejido social

Fecha: 31 de octubre de 2016

Línea: Filosofía

Autor: Santiago Alberto Gutiérrez Gómez

¿Puede la enseñanza incitar al pensamiento?

«Toda alma ha de llevar a término sus propias posibilidades, haciéndolas realidad. Pero descubrir cuál es la máxima posibilidad de cada uno y cuáles son los medios óptimos de que dispone, es una tarea complicada. Aquí debe intervenir la educación». Sobre esta indicación de la escritora Ellen Key que Robert Musil leyera una noche de junio de principios del siglo XX en un café, en el ensayo suyo de ella El despliegue del alma a través del arte de vivir, y que él recogió en su cuaderno de anotaciones número 11, se lee al final de la misma, entre corchetes, esta indicación suya de él: «[Otra tarea fallida.]»

«Sí puede, la enseñanza incitar al pensamiento. No, la enseñanza no puede incitar al pensamiento», no transita ahí, en la lógica que se expresa en esta formulación y que como cosa inmediata aparecería como una contestación correlativa o necesaria a la interrogación que nos proponemos, la reflexión que sobre el asunto iniciamos los integrantes de la Línea de filosofía, según lo que pudimos leer y conversar en relación al homenaje que Estanislao en días de junio del año 1978 hizo a la memoria del filosofo alemán Martín Heidegger con ocasión de su fallecimiento, y también, según el cruce que, a la fecha y de acuerdo a la dinámica del subgrupo, nos es dado hacer con los hallazgos previos que hemos conseguido sobre asuntos como el pensamiento, el pensador, el pensar, en relación a las interpretaciones de estas indagaciones de Zuleta: Tribulación y felicidad del pensamiento, Comentarios a Así hablaba [o habló] Zaratustra, Elogio de la dificultad. Reflexión que además cuenta con los aportes, las consideraciones y demás, tan colaborador y sugerente todo, ofrecidas por los participantes del grupo en las discusiones en las plenarias.

Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2016: Cultura y democracia: Ideas para (re)construir tejido social

  7956

Fecha: 29 de agosto de 2016

Tema: ¿Cuál es el papel de la filosofía en la construcción de tejido social?

Texto de referencia: Ética, terror y revolución. En: "Colombia: Violencia, democracia y derechos humanos"

Plenaria a cargo de: Subgrupo de Filosofía

Modera: Isabel Salazar

Relata: Lorena Aguirre

Exponen:

Subgrupo de Psicoanálisis: Damaris Restrepo
Subgrupo de Arte y literatura: Oscar Restrepo
Subgrupo de Filosofía: Alejandro López
Subgrupo de Historia, Economía y Política: Aura María Rendón

“Hoy se requiere de una ética efectivamente universal pero que se funde en el hecho antropológico de la vulnerabilidad humana, de la variabilidad de la identidad, de la precariedad de la integridad, de la comunidad fundada en sus razonamientos y en su lenguaje. En síntesis, se necesita hoy de una ética universal para que aprendamos a vivir el enriquecimiento que generan las diferencias, y nos alejemos de la unanimidad, que ha producido siempre el terror”

Para esta sesión del grupo de estudio, la línea de filosofía, se hizo dos preguntas del tema propuesto: ¿Qué lugar tiene el otro en el pensamiento? y ¿por qué crear una ética con carácter universal? Indagación que estuvo acompañada con el texto Ética, terror y revolución de Estanislao Zuleta.

Como antesala a las exposiciones se propuso reflexionar el sintagma que lleva a la cabeza nuestro grupo de estudio, considerando ésta una forma de ir nutriendo los sentidos a través de los cuales vamos haciendo el camino en compañía de Zuleta para la misma síntesis. Y para ésta ocasión, un sentido hallado en el texto propuesto, es que para pensar un mundo democrático hay que pensar en una ética democrática. Ahora, nuestro sintagma se hace nombrar Cultura y democracia: ideas para (re)construir tejido social, tendríamos entonces que llamar a éste tejido social, sin caer en redundancias e ir hacia el horizonte de una ética democrática, tejido social democrático.

Grupo de estudio: Lectura crítica y creativa de la obra de Estanislao Zuleta
Ciclo 2016: Cultura y democracia: Ideas para (re)construir tejido social

filosofia 1 2016

Fecha: 16 de mayo de 2016

Tema: ¿Puede la enseñanza incitar al pensamiento?

Texto de referencia: A la memoria de Martín Heidegger

Plenaria a cargo de: Subgrupo de Filosofía

Modera: Alejandro López

Relata: Diana Marcela Suárez

Exponen:

Subgrupo de Psicoanálisis: Elizabeth Giraldo
Subgrupo de Arte y literatura: Álvaro Estrada
Subgrupo de Filosofía: Santiago Gutiérrez
Subgrupo de Historia, Economía y Política: Beatriz Florez

“El sembrar es una manera de dividir y de distribuir el tiempo en ciclos y en ritmos; es prever y en ese sentido implica asumir la pérdida de algo, que se deja de utilizar inmediatamente como alimento, con la esperanza de recuperarlo multiplicado; es un sacrificio actual, una muerte parcial de la semilla para que resucite y se reproduzca; es la inscripción en un futuro definido como un ‘ha de ser’ y en el trabajo necesario para realizar lo que aún no es. Y cosechar también es reunir que es una figura del pensar, pues el pensar reúne, compone, produce síntesis nuevas. Así, ‘cosechar’ y ‘sembrar’ pensados a fondo, son el logos, el pensamiento.”
Estanislao Zuleta – A la memoria de Martín Heidegger

Una plenaria con una pregunta a la cabeza: ¿puede la enseñanza incitar al pensamiento?, que logró ser puesta en escena de seres pensantes, seres pensando, de pensamiento siendo, en la cual no faltaron esas preguntas propias y también esas ideas propias desde las líneas y desde las singularidades que alzaron la voz para ser partícipes de la exploración que juntos hicimos en un bosque de sillas, un bosque tropical de calor ambiente y calidez humana en la palabra que vincula a unos y a otros para ser tejido de sentidos colectivos.

El problema propuesto por la línea de filosofía fue abordado, de manera simultánea, en sus partes y en el todo: la enseñanza y el pensamiento mirados a través del lente interrogador, crítico, reconocedor y propositivo que con Zuleta hemos configurado, y la pregunta por si la primera puede incitar al segundo y las condiciones para que esa incitación pueda darse.

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Filosofía

Fecha: 16 de junio de 2014

Texto: Comentarios a Así hablaba Zaratustra, capítulo 2: "De las tres transformaciones del espíritu" y capítulo 3: "Zaratustra"

Nos antecedía para nuestra sesión a cargo un momento neurálgico para la sociedad colombiana: la coyuntura electoral. ¿En manos de quién iba estar la dirigencia y futuro cercano de nuestro país?, pregunta ésta que nos situó de cara a dos símbolos ideológicos de la política: la perpetuación de la guerra o la posibilidad de la paz, de una necesaria senda para la construcción de un "Frente amplio por la paz". Aunque bien podíamos pacificar un poco la pesadumbre después de haberse congregado alrededor de este último símbolo siete millones de habitantes del país que rechazábamos lo que significaba el primer símbolo, no podíamos pasar de largo la exigencia de que es en la concreción cotidiana donde esta senda puede ser posible y en un plazo de tiempo más amplio; no es un asunto único de la coyuntura, la coyuntura es la posibilidad de visibilizar lo sintomático de la sociedad en que vivimos.

Contando con lo anterior, fue entonces necesario para la preparación y presentación de esta sesión en los días de la coyuntura, para construír en la conversación, partir de una pregunta que surgía con relación al ejercicio del pensamiento y el sentido que tiene lo que se ha planteado en sus vías de indagación la línea de filosofía, habitar filosóficamente la vida: ¿cómo pensar la coyuntura?. Con esta pregunta partimos hacia reconocer en la lectura de los capítulos referenciados (Sobre "de las tres transformaciones del espíritu", capítulo ll, y el capítulo lll, "Zaratustra", del texto Comentarios Así hablaba Zaratustra, de Zuleta) elementos que nos aportaran para dicha pregunta. De ello, derivamos en una producción, un esfuerzo individual de la escritura acerca de lo que fue un esfuerzo colectivo, producción que fue dispuesta para la exposición y como material de lectura previa del encuentro en plenaria de nuestro grupo de estudio. Precisar, en esa insistencia en que Zuleta sitúa al discurso como disposición al servicio de la vida, lo que en primera instancia se iba a titular "un balbuceo de una tarde en los días de la coyuntura", haciendo una analogía con lo que Zuleta comenta a propósito del parpadeo: reconocerse como quien parpadea ante grandes preguntas, parpadear o balbucear la coyuntura. Se abrieron con esto varias preguntas para ofrecer al conjunto del grupo: ¿filosofar la coyuntura, esta circunstancia social nuestra, homogeniza al conjunto de la población?, de ser así, o ¿qué puede significar?; ¿quién es el pensador?; ¿cuáles son los intereses que tiene o persigue aquel que quiere pensar o el pensador? Abrirse a las comprensiones sobre la coyuntura, perseguir una verdad, fueron intereses sugeridos desde el texto, lo que implica conocer esa realidad para intervenir en ella, a esto sumar, que uno es aquello en lo que cree, unos valores en los que afirma la vida, unas identificaciones, y en la contienda electoral ninguno de esos símbolos representaban esos valores, para con lo cual conviene, en un momento particular, acercarse a lo que es la actividad política del pensador, un hombre de la conciencia desgarrada.

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Filosofía

Fecha: 28 de abril de 2014

Texto: "Introducción", Capítulo 1: "Sobre el prólogo del Zaratustra" y capítulo 2: "Sobre De las tres transformaciones del espíritu"

"Creo que la incomprensión que tienen hacia mí, es en el fondo alejada de la lengua que yo hablo; todavía no pueden llegar a mis textos ya que cuando uno no oye nada, puede tener la ilusión de que allí no se dice nada, entonces, hace falta un tiempo para que me oigan. En todo caso los que me elogian están más lejos de mí, incluso que los que me critican".
Friedrich Nietzsche (fragmento tomado del texto Sobre la lectura de Estanislao Zuleta).

Comentarios a Así hablaba Zaratustra de F. Nietzsche, es el resultado de una serie de conferencias dictadas por Estanislao Zuleta en la Universidad del Valle entre 1977 y 1978. Es también, el libro de trabajo-en el sentido zuletiano- que la línea de filosofía ha elegido para continuar su indagación, durante este año 2014, sobre el pensar, el pensamiento, el pensador, el creador, el filósofo, el contenido del pensar, la disposición filosófica para el vivir...estos y otros asuntos que se buscarán interpretar con cuidado y para ello acompañados-eso esperamos- de la mano de Zuleta y Nietzsche. Así pues, la lectura compartida de la que buscará dar cuenta esta relatoría, será "Comentarios a Así hablaba Zaratustra de F. Nietzsche", pero abarcando para esta oportunidad sus primeros tres apartados: "Introducción", "Capítulo 1: Sobre el prólogo del Zaratustra" y capítulo 2: Sobre "De las tres transformaciones del espíritu" (páginas 11-48).

La lectura crítica que hace Zuleta de la obra de Nietzsche (introducción del libro), si bien advierte de algunos de los problemas de la filosofía de éste, se abstiene en tratarlos en el público de sus conferencias -que desconocen por completo la obra posterior al Zaratustra-, por temor a alimentar en una cultura "antifilosófica", ávida de soluciones y clasificaciones, los prejuicios ideológicos y políticos que muy seguramente impedirán un trabajo interpretativo de sus textos. De esta manera, la introducción a los comentarios de Así hablaba Zaratustra, en vez de ser una alusión específica al contenido que plantea el Zaratustra, es más bien una reacción zuletiana en contra de la tergiversación del pensamiento de Nietzsche, ya sea porque se le acepte sin reservas o se rechaza incomprensiblemente; con frecuencia se hace un uso desmedido de la filosofía de Nietzsche para abolir a otras, pese a que nuestro pensador –como suele ocurrir en la historia de la filosofía-"trata de afirmar la especificidad de su pensamiento por medio de un tratamiento muy unilateral y muy poco ecuánime de sus antecesores". Hay que tener cuidado con ese culto a Nietzsche, que se niega a ver todas las dificultades de su filosofía, a la manera de un adepto de un partido político dogmático, con sus héroes, excomuniones, principios, jerga..., incapaz de aprender nada de un filósofo si no es a nombre de tragarlo entero.

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Filosofía

Fecha: 30 de septiembre de 2013

Texto: "Edipo como drama del pensador"

"El problema de la grandeza de un pensador es un problema de coraje, no de habilidad ni de erudición. ¿Qué tanta verdad puede resistir un espíritu sin romperse?; eso es lo que determina su dimensión."
Estanislao Zuleta (refiriéndose a palabras de Nietzsche)

Una propuesta que de la mano de Zuleta recibimos: aventurarnos en la historia de Edipo haciendo énfasis en la interpretación de la vivencia de Edipo como el drama que todo pensador encarna. No ha sido ésta vía la única que han perseguido quienes le han analizado -a Edipo, una de las tragedias más mencionadas y trabajadas desde diversas disciplinas-, siendo la mirada de Zuleta una que invita a explorar, a través de las categorías del pensamiento psicoanalítico, los movimientos del pensamiento y los rasgos del pensador; aquello que de tribulación conlleva y también las exigencias y potencias a que nos dispone esta actividad del pensar.

Como no podíamos suponer que todo participante del grupo de estudio o lector de esta memoria conociese la narración de Sófocles, en una idea muy general podría decirse de ella esto: Edipo sale a buscar la verdad de quién es, en su historia personal, pues por un borracho se entera de que no es hijo de sus padres. La inquietud se siembra en él guiándolo hasta donde el oráculo para indagar por su origen, el cual, en lugar de resolverle esta inquietud le da cuenta de su destino, de lo que ocurrirá con él, esto es, que matará a su padre y se casará con su madre. Por lo anterior, Edipo sale huyendo de quienes han sido hasta ahora sus padres y en el camino le da curso a la advertencia de lo que le ocurriría sin saberlo: matará a su padre, descifrará el enigma de la esfinge, se convertirá en rey de Tebas y se casará con su madre. Tebas entra en una época dura, de muerte y enfermedad, carga con un mancha de sangre que Edipo, en tanto rey comprometido, se propone sanar, sanación que le pone en un búsqueda incansable de lo que será su verdad personal también: que él es causante de dicha mancha, que él asesinó al rey de Tebas, su padre, y está ahora casado con su madre; verdad dolorosa que, advertido por muchos, no cesó Edipo de buscar, yendo más allá de lo evidente, asumiendo los riesgos de ella, hasta las últimas consecuencias.

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Filosofía

Fecha: 12 de agosto de 2013

Texto: "Sobre la idealización en la vida personal y colectiva"

"Estas son cuestiones tan complejas, cuestiones que en general se prefiere evitar
-comprendo también este punto de vista, hasta lo comprendo mejor que el mío-
pero a las que yo he dedicado toda mi existencia".
KAFKA

Las lecturas ya abordadas, además de permitirnos sostener las preguntas: ¿qué significa la posición filosófica en la vida?, ¿qué lugar le da Estanislao Zuleta a la filosofía, tanto en la vida personal como en su obra?, y ¿cuál es la relación entre el discurso filosófico y la postura filosófica?, han concentrado nuestra atención sobre lo que entiende Zuleta por "pensamiento" y su papel en la filosofía; nos han brindado, también, modelos y rasgos de lo que es pensar. En el texto, objeto de esta sesión, Zuleta nos muestra en qué medida la idealización puede ser peligro u obstáculo para que emerja el pensamiento.

La idealización es un proceso que opera por medio de imágenes. A manera de ejemplo, es como si todos dispusiéramos de un gran álbum de recuerdos que, guiados por nuestros estados de ánimo, saltasen sobre un objeto determinado para capturar su esencia, cuando lo que realmente ocurre es que proyectamos sobre éste nuestras imágenes (recuerdos).

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Filosofía

Fecha: 8 de julio de 2013

Texto: "Tribulación y felicidad del pensamiento" Estanislao Zuleta

Tras la apertura de la línea que nos sitúa de frente con ese ámbito tan caro en la obra de Zuleta, y en la cual nos dimos a la tarea de abordar uno de sus más insignes ensayos, propusimos trabajar ese llamado Felicidad y Tribulación del Pensamiento, motivados por el perfil particular que se fue delineando en nuestras indagaciones y que encontró en el vínculo entre la filosofía y el pensamiento, uno esencial para sostener las preguntas que este subgrupo ha querido proponer como el hilo conductor de la labor durante este año.

De la sesión anterior una inquietud se ha querido sostener ¿cuáles son los elementos que componen una altísima existencia ? ¿A qué se refiere Zuleta con esa expresión? La valoración que hay en ella contenida, ¿qué asuntos permiten configur? Ahora bien, en la aproximación que hemos hecho a la obra y la vida de Zuleta, identificamos al pensamiento como un ámbito fundamental en las valoraciones que él propone. Sin embargo el punto de partida es el reconocimiento de una dificultad para que esté presente en nuestra vida. Dicho en forma de pregunta ¿por qué no se indina el ser humano al pensamiento? Y avanzamos en la exposición de la que se encargo en esta ocasión un integrante del grupo a la luz de lo que el texto ofrece con esta otra pregunta como referente ¿De dónde nos viene esa NO inclinación al pensamiento? Y antes de seguir adelante, se reconoció también que este texto ofrece un buen grado de dificultad y que acaso es también la impresión que produce su palabra escrita. Retomando el camino que delinéan las preguntas ¿por qué, entonces, no se da el Hombre naturalmente al pensamiento?.

Grupo de estudio: Lectura crítica de la obra de Estanislao Zuleta
Subgrupo: Filosofía

Fecha: 20 de mayo de 2013

Textos: "Elogio de la dificultad" y "Tribulación y felicidad del pensamiento" Estanislao Zuleta, "Elogio de la facilidad" Francisco Gutiérrez Sanin, "Contra la dificultad" Jaime Alberto Vélez.

Dos propósitos y tres líneas fueron enunciados por el grupo a cargo de esta línea. De los propósitos que son como las razones para introducir en este grupo de estudio otras lecturas que no de Zuleta sí referentes a sus ideas: 1. Lograr que una comunidad que ha reconocido en el pensamiento de Estanislao un referente para las acciones, investigaciones y estudios a que se apresta, someta a discusión crítica -como efectivamente lo enuncia el nombre del grupo- las ideas del reconocido maestro, pero que esta vez lo haga desde palabras que en nuestro contexto cercano, este de nuestro país, circulan a propósito dichas posturas; 2. Que con las ideas que de la conversación puedan emerger logremos dar paso a una escritura que también circule, a la par de estos dos artículos, en medios de reconocimiento nacional -no tiene que ser el mismo-, que nos haga partícipes del debate que en el ir y venir de ideas entre diversos autores está provocado alrededor del complejo asunto de la dificultad y el lugar de ella en la existencia del ser humano.

Ahora, de las líneas que propusieron los expositores para la discusión, el nombre y algo más, un recuento de los elementos ofrecidos:

1. Una primera aproximación al entendimiento que de la filosofía nos propone Zuleta.

Una primer primerísima aproximación a la concepción de la filosofía desde Zuleta. La filosofía en el trabajo de Zuleta está muy vinculada a la vida cotidiana, no como un saber o una disciplina, se encuentra en Estanislao una diferencia siempre presente entre conocimiento (un cuerpo definido de saber) y pensamiento (una aventura). La filosofía, entonces, está ligada al pensamiento, se refiere a una posición frente a la vida, esta es la invocación de Zuleta: contar con el pensamiento para hacer la vida. Y si el pensamiento es aventura, entonces transitar por los caminos, elaborados o encontrados, de la propia existencia de la mano de la filosofía será también una aventura. En esta aventura hay que mantener preguntas como ¿cómo pensamos?, ¿qué significa pensar?

Pendón PNCC 2016 Horizontal web