Voz y Letras: la Nororiental, un territorio en Programación Voz y Letrass 02palabras

Buscamos hacer una acción integral en el territorio, teniendo en cuenta nuestra experiencia en el desarrollo de iniciativas de investigación de diversa índole y de la larga trayectoria en el trabajo con comunidades para la formación de lectores. Apoyándonos en ello identificamos la necesidad de generar conocimientos a partir de nuestra propia práctica en el territorio y a partir de la realidad que en relación a la lectura, la escritura y la oralidad se ha vivido en las comunidades, reconociendo allí el lugar específico que cobran las organizaciones aliadas. Esta acción nos permitió entender el ecosistema LEO en el territorio, hacer balance de las acciones allí realizadas y resaltar la labor incansable de las organizaciones, con quienes podremos realizar conjuntamente una mirada crítica de lo hecho hasta ahora.

Aperturas para una cartografía social

Voz y Letras es un proyecto que, desde hace diez años, habita por las oficinas y los pasillos de la Corporación Cultural Estanislao Zuleta. Y no sólo allí, pues justamente, uno de sus objetivos ha sido el de acercarse a espacios diversos de la ciudad en los cuales poder hacer vivas las prácticas de lecturas, escritura y oralidad, a través de ejercicios de lectura en voz alta, conversaciones, escucha atenta y sensible frente a la palabra compartida. Esto se resume, pues, en una actividad concreta: las tertulias literarias, entendidas estas como espacios de encuentro con el circuito de la palabra, con el pensamiento, la reflexión y la apertura para la formación de una ciudadanía crítica.

Es bajo este panorama que desde el año 2013 Voz y Letras llega a algunas organizaciones sociales de la ciudad, con el fin de intercambiar con ellas y con los públicos a quienes se dirigen llevando nuestra apuesta formativa desde las prácticas LEO a otros escenarios que también cuentan con unas luchas y unos objetivos que demarcan rutas para procesos de formación políticos, creativos, artísticos y de resistencia.

Este contexto, y luego de varios años de trabajo con varias organizaciones, es el que nos lleva a la Zona Nororiental, un territorio en palabras, tal y como denominamos este 2019 a nuestro proyecto. Esta vez, nos dimos de nuevo al encuentro con cuatro organizaciones de esta parte de la ciudad donde nos abrieron una vez más las puertas para que Voz y Letras continuara haciendo parte de los procesos de fortalecimiento de la lectura, la escritura, el habla y la escucha en sus diversos públicos: niñas, niños, jóvenes y adultos. Esto ha sido posible gracias al diálogo con ellas, reconociendo sus particularidades en cuanto a tiempos, propuestas y temas transversales en sus procesos de formación. Igualmente fue todo un hallazgo para nuestro proceso evidenciar la constancia de estas relaciones y la potencia de trabajo con la palabra en este territorio.

Hacer presencia en estas cuatro organizaciones es lo que nos ha llevado a proponer la realización de una cartografía social, en la cual nos hemos propuesto lograr un primer acercamiento a la identificación territorial de las acciones, los lugares y los actores que han tenido que ver con las prácticas LEO en la Zona Nororiental de la ciudad desde 2007, año en que inicia el Plan de Lectura y, poniendo especial atención, en las organizaciones aliadas del proyecto: Corporación Amiga Joven (Comuna 4), Corporación Cultural Nuestra Gente (Comuna 2), Corporación Convivamos (Comuna 1) y Biblioteca Popular Sueños de Papel (Comuna 3).

Para su realización, contamos con cinco momentos los cuales consistieron en:

  • Revisión documental, con la cual se pretendía conocer la sistematización de lo que se ha hecho en la zona sobre procesos relacionados con la lectura, la escritura y la oralidad.
  • Mapeo y descripción de espacios de lectura con el fin de identificar qué espacios existen en la Zona para las vivencias del LEO
  • Identificación de escritores y escritoras de cuento, novela, poesía, dramaturgia, crónica pertenecientes a la zona
  • Reconocimiento de los modos en que se hacen presentes la lectura, la escritura y la oralidad en las organizaciones aliadas al proyecto y, finalmente,
  • El producto, esto es, la realización de una cartografía digital en la que se pudieran reunir los anteriores aspectos.

Para lograr el acercamiento a los anteriores momentos, contamos con las estrategias de cuatro entrevistas a profundidad, una por cada una de las organizaciones realizadas con las personas enlace y un grupo focal con presencia de cada una de las organizaciones. A través de esta metodología participativa y de invitación a la reflexión realizamos un ejercicio de diálogo en el que las impresiones subjetivas y los saberes propios son la base de la construcción de la indagación. 
Que sea, entonces, a través de las voces de las mujeres entrevistadas y de las nuestras, el comienzo de este recorrido por la Zona Nororiental, esta vez sumergiéndonos en ella como un territorio en palabras.

Amiga Joven, una espiral morada

Esta casa de fachada morada y con algunos rostros de mujeres pintados en su pared, se encuentra ubicada en la comuna 4 de la ciudad, específicamente en el barrio San Pedro. Allí conversamos con dos mujeres integrantes de la organización y con quienes fue posible acercarnos a una caracterización de la misma.

Andrea Duque es facilitadora de grupos base y de la Escuela Popular de Género corregimental en San Antonio de Prado, hace parte de los proceso de Amiga Joven desde hace 3 años y aunque no vive propiamente en el barrio Lovaina-San Pedro, allí pasa la mayor parte de su tiempo. Disfruta de la lectura a través de textos dramáticos, cuentos y novelas de terror o policiacos. Para ella leer es “ir más allá del acto de mirar unas palabras, es reflexionar esas palabras, interiorizarlas porque… ¿qué sentido tendría si leo al vacío?” De otro lado, escribir es aquel acto de imprimir reflexiones a aquello que se teje con las palabras. Finalmente, la oralidad para Andrea es conversación, expresarse asertivamente, darse a entender ante los y las demás; está relacionada con la cuentería y la narración.

Jessica Segura es la coordinadora de la estrategia de niñez y juventud y dinamizadora del proceso de Escuela Popular de Género y Formación Sociopolítica, hace parte de los procesos de Amiga Joven desde sus 12 años, comenzando con procesos formativos y ahora desempeñándose en cargos formativos y operativos. Vive en el corregimiento de San Cristóbal y se considera habitante del barrio Lovaina-San Pedro, por tener a su Corporación en su cotidianidad. A Jessica le agrada leer noticias, temas de coyuntura, cuentos infantiles y literatura hecha por mujeres, considera que leer es darle significado a las palabras que se leen y al mundo que se habita a través de todos los sentidos. Para ella la escritura es poder plasmar en el papel esos significados construidos a partir de lecturas realizadas, bien sea de un libro o de otro tipo de texto. Finalmente, Jessica considera que la oralidad es el uso correcto y asertivo de las palabras en los procesos de comunicación cotidiana que tenemos todas y todos.

Desde las experiencias de Jessica y Andrea, es posible conocer a la Corporación Amiga Joven como una organización social y comunitaria que existe hace 23 años y cuyo objetivo principal es la prevención a las violencias sexuales hacia las mujeres, tales como el acoso, el abuso, la trata y la explotación sexual y comercial, ello a través de procesos de formación.

Su trabajo se centra con mujeres de todas las edades, en especial con jóvenes, y los procesos formativos que adelantan con ellas son:

La Escuela Popular de Género y Formación Sociopolítica, la cual la integran:

  • Mujeres adultas lideresas.
  • Masculinidades no hegemónicas.
  • Mujeres jóvenes.
  • Colectivo de mujeres jóvenes Autónomas.

Grupos base

Los cuales son grupos de niñez en algunos barrios de la ciudad, donde se enfocan en procesos preventivos a las violencias, formación en derechos humanos con enfoque de género y construcción de paz territorial.

Nuestra Gente, la esquina para crear, amar y ya

Esta esquina amarilla, reconocida por el sector social y cultural de la ciudad, está ubicada en la Comuna 2, específicamente, en el barrio Santa Cruz. Érica Cristina Muriel Holguín nos abrió las puertas de esta casa para conversar; ella es la coordinadora de algunos proyectos de la organización, responsable del Centro de Documentación y representante legal de Nuestra Gente. Es habitante de la Zona Nororiental y, según sus propias palabras, “duerme en el barrio San Blas y vive en Santa Cruz.”

Para ella, la lectura es como una caja mágica en la que es posible explorar, hacer reflexiones sobre la vida y los contextos. Es un ir y venir que posibilita hacer viajes en el tiempo. Ella goza de esta práctica en sus vacaciones, en sus tiempos libres, sin dejar de reconocer que en su trabajo, en su vida cotidiana también está en contacto con el ejercicio de leer.
De su lado, para Érica la escritura es una forma que posibilita la expresión y la transmisión de emociones como la alegría y la tristeza. Es una forma de dejar memoria de procesos, bien sean estos sociales, comunitarios, organizativos, familiares, amorosos, entre otros. Finalmente, ella entiende la oralidad como una herramienta, una forma de compartir con los diferentes grupos poblacionales y, con ello, la oportunidad que ofrece de tejer memorias.

A partir de su propia narración es posible identificar que la Corporación Cultural Nuestra Gente es una organización que le apuesta a procesos formativos desde lo artístico y lo creativo, realizando acciones colectivas que permiten el intercambio de saberes, la construcción de una puesta en escena y la presentación de la misma; acciones todas en relación con la comunidad y sus habitantes y en las cuales también están inmersas las prácticas de lectura, escritura y oralidad. Su trabajo se realiza con grupos intergeneracionales, los cuales reciben procesos que tienen que ver con el teatro, la danza, la música, entre otras manifestaciones artísticas.

Convivamos, una casa verde de puertas abiertas

La comuna 1 y sus barrios se han tejido también con la presencia de una organización que desde lo comunitario construye paz y defiende el territorio. En una de las empinadas calles del barrio Villa Guadalupe esta casa de puertas abiertas no requiere de ningún letrero para que las personas lleguen y tanto niños y niñas, jóvenes, adultos y personas mayores se sientan acogidos. Clara Inés Ortiz es ahora la directora de la organización y durante años ha sido el enlace para que Voz y Letras suceda, años en los que hemos propiciado conversaciones con muchos y distintos grupos y recorrido otros barrios donde se hace oportuna una lectura en voz alta y la instalación de un diálogo.
Para Clara leer es la posibilidad de la libertad, de abrir nuevos mundos, es una lectora asidua que cree en el peso de lo escrito casi como un salvavidas al que aferrarse, la lectura siempre está en su vida y cree en ella como algo tangible y confiable, ve que muchas veces los discursos hablados son maleables y pueden llegar a ser acomodaticios ¨como el agua que se acomoda al recipiente”, mientras la palabra escrita es algo más fijo a lo cual volver, tiene peso, por esa misma razón prefiere escuchar a hablar, hacer preguntas e interpelar al otro. Sobre la escritura, para Clara es reflexionar el pensamiento y la acción, quisera ser más sistemática y rigurosa con sus propios procesos de escritura pues sabe que la escritura es una forma de aclarar pensamientos, ideas y opiniones.

Convivamos se puede leer como un lugar de la palabra pues a través de ella se da el encuentro de saberes y experiencias que es la base del trabajo comunitario de la organización, es en ella que las personas se presentan y se reconocen entre sí, se construye el territorio y la identidad que les permite un ejercicio permanente de defensa e integración comunitaria.

En la montaña, (un barco de) Sueños de Papel

En el borde en el que la montaña, las casas y el cielo se juntan está Sueños de Papel, una biblioteca comunitaria que nació por el esfuerzo de jóvenes habitantes de la comuna 3, preocupados por la vida territorial del barrio La Cruz y la necesidad sentida de una mayor apropiación de sus habitantes de lo que son sus entornos y la vida colectiva. Poco a poco de la mano de aliados y aliadas han ido poblando de libros una pequeña casa que se ensancha y crece entre más personas ingresen, así mismo las actividades que le proponen a la comunidad se han multiplicado y jóvenes, niños y niñas, tienen hoy la posibilidad de ampliación de sus mundos y repertorios simbólicos.

Wendy es fundadora y una de las gestoras de Sueños de Papel. Leer, escribir, hablar y escuchar para ella están interrelacionados, ama leer, su vida se ha ido esculpiendo por esa búsqueda y gusto por la letras, por la interpretación, pues para ella la lectura es ponerse ante el otro, distinto, pero en un diálogo en el que se puede encontrar uno mismo, de allí que también admire la escucha como una apertura ante el otro, ante la realidad que el otro interpreta y que se puede constituir en un posible para uno, por supuesto esta escucha va de la mano de un habla que se entiende como compromiso y expresión de lo que se es, “se habla lo que se es”.

La biblioteca con su existencia permite el acercamiento al libro, un objeto que deja de ser raro y pasa a ser, incluso, un juguete que los niños prestan, aún sin saber leer, para ponerlo junto a muñecas y carros, una familiaridad necesaria para que leer, entonces, sea algo atractivo, lúdico y conectado con las cotidianidad de las personas.

Hallazgos generales

De acuerdo a las mujeres entrevistadas, y ubicadas en el contexto de la Zona Nororiental, se reconocen, algunas organizaciones y actividades desde las cuales se les da lugar a las vivencias de las prácticas de lectura, escritura y oralidad en los diversos públicos.
Así pues, se encuentra la biblioteca popular de la Corporación Primavera, la cual permite a niños y niñas el acceso a libros y a actividades que les permitan la realización de sus tareas escolares. En este espacio también se encuentra la publicación de una cartografía realizada por Daniel Segura y Daniela Aguirre, dos jóvenes participantes del colectivo Aframerindia, el cual ha hecho alianzas con Primavera; este ha sido material de trabajo de personas voluntarias de Alemania al momento de intercambiar con niños y niñas de la zona.
La mesa diversa LGBTI de la comuna 4 también incentiva el acercamiento a dichas prácticas a través de la poesía, el teatro y el drag king y drag queen literarios, una nueva actividad que está convocando a dicha población.

Dentro de este panorama también se reconoce el trabajo de la investigadora Gisela Aguirre quien ha realizado publicaciones sobre los desplazamientos forzados a manos de los grupos paramilitares en el país, su surgimiento, hacia dónde se desplazan, de qué forma operaban, entre otros aspectos.
Se reconoce el trabajo de la Corporación Educativa Combos con su publicación anual Voces y Silencios. Allí se adelantan procesos con mujeres de varias organizaciones de la ciudad y tienen la posibilidad de escribir sus historias para que sean publicadas en este libro. Si bien esta organización no está ubicada en la Zona Nororiental, sí ha adelantado procesos con públicos de este territorio. Allí personas como Amanda, asidua asistente a las tertulias de Voz y Letras, y Marta Uribe de Convivamos han sido publicadas.
Se resalta que la Zona Nororiental es un referente que ha sido sinónimo de la organización comunitaria y cultural desde los años 80, luego de que muchos jóvenes asumieran liderazgos en sus territorios en relación con la cultura.

Allí se encuentran proyectos que le apuestan a las prácticas LEO como iniciativas de formación y transformación social, tal es el caso de la Fundación Ratón de Biblioteca con sus sedes de Villa Guadalupe y El Raizal, la Corporación Mi Comuna con su publicación del periódico Mi Comuna 2 y su sala de lectura “Palabras al viento”, la biblioteca del barrio Granizal y el proyecto Parque al Barrio liderado por Parque Biblioteca España luego del cierre del edificio, confirmando para las participantes que el principal asunto no es de infraestructura sino de sostenimiento de procesos y presencia en los diversos territorios. También se resalta el trabajo realizado por la biblioteca del colegio Emaús. Existen además otras iniciativas comunitarias como Piedra en el Camino que se preocupa por la escritura y varios de sus integrantes sostienen una relación con ella, además de contar con el grupo de lectura “El umbral de la lectura” y las bibliotecas comunitarias Casa Blanca, Manuel Burgos y Eduardo Galeano en el barrio Bello Oriente.

Por otro lado, hay personas que han gozado de la práctica de la escritura, tales como Vanessa Castañeda, a quien le gusta escribir dramaturgia y ha participado de los procesos creativos de Nuestra Gente o Jhonatan Duque, quien escribe para el periódico Mi comuna 2. Así mismo está Teresa Arbeláez, habitante de la comuna 2 y participante del grupo de poesía Perón.
Con todas estas identificaciones a nivel territorial, al momento de preguntarles a las entrevistadas por el panorama general que ven en su zona frente a los procesos de lectura, escritura y oralidad, del lado de Amiga Joven se reconocen ciertas dificultades para que los públicos accedan a estas prácticas teniendo en cuenta sus condiciones socio-económicas, la vivienda en inquilinatos, las situaciones de extrema pobreza, los limitantes del sistema educativo, entre otros aspectos que hacen que niños, niñas y jóvenes no perciban los espacios de LEO como prácticas potentes para su formación, pues existen otras necesidad de supervivencia, como la alimentación, que no les permite ver esto como algo realmente importante. En muchas ocasiones, estos procesos de acercamiento a la lectura, la escritura y la oralidad, se limitan a lo que las organizaciones ubicadas en la zona puedan ofrecer. Es por esta razón que para pensar en unas prácticas LEO en esta parte de la ciudad sea necesaria la vinculación con las realidades más próximas de las personas que allí habitan.

Y, por su lado, frente a esto Érica considera que todas las personas pueden tener acceso y vínculos a las prácticas LEO, sin embargo para continuar el fortalecimiento de éstas en la Zona, es importante que se haga desde una forma amorosa y lúdica, lo cual implica reinventarse cada día las estrategias para acercar a más públicos, de todas las edades, a ellas.
En este propósito se resalta la importancia de las instituciones escolares como posibles aliadas, que podrían llegar a ser a bibliotecas abiertas a la calle y al entorno de los habitantes, no solamente al interior de la institución, la presencia de instituciones educativas en todos los barrios puede generar un proceso fuerte de lectura, aprendiendo de otras experiencias que se dan en el territorio como las bibliotecas comunitarias y populares, así como los procesos de fomento como Voz y Letras, una invitación a que las y los bibliotecólogos salgan mediando el acompañamiento y el fortalecimiento de la biblioteca escolar.

Aperturas para una cartografía social

Concebimos este proceso en apertura pues las posibilidades que se abren son muchas y las indagaciones por continuar igual. En este sentido consideramos importante señalar algunas pistas que nos quedan para continuar.

En primer lugar, por el carácter de este ejercicio cartográfico, los espacios de encuentro no se dieron como “fuentes de información” sino como encuentros reales de reflexividad e intercambio entre las participantes, en esta medida la primera gran apertura es la necesidad de espacios de diálogo sobre la palabra que involucren a actores diversos y que permita enriquecer las prácticas que estos realizan, encuentros que permitan el reconocimiento de las acciones y dar una mirada crítica a lo que se hace, este ejercicio es así mismo una ampliación de la palabra por las posibilidades de autoobservación.

En relación a las categorías de análisis vimos cómo se diversificó su propuesta inicial y la lectura, la escritura, el habla y la escucha, terminaron por independizarse de la oralidad, como un concepto que remite más a las formas culturales, la relación con la memoria y el universo en el que puede estar inmerso una comunidad. Por su parte, la escucha y el habla tienen que ver con el despliegue de los sentidos que llevan a actitudes subjetivas marcadas por su ausencia o su presencia, poniéndose como caminos de aprendizajes y cualificación del ser. Dando continuidad a esto es relevante y nos llena de curiosidad conocer más profundamente los universos orales de la zona, de la mano de sus procesos de configuración como comunidades y barrios, sus luchas, resistencias y vivencias culturales y ahondar en la vivencia de la palabra como un valor social que puede acercarnos o alejarnos.

Esta cartografía tiene un gran futuro en un diálogo con los procesos históricos, lo que llena de dinamismo unos lugares y nos permitiría graficar el paso del tiempo, mostrando las continuidades y discontinuidades de los procesos y prácticas en el territorio. En lo que logramos avanzar hasta ahora descubrimos cómo la relaciones con la palabra marcan la historicidad propia de las organizaciones, permitiéndose tanto la documentación y registro de su vida organizativa como la reflexividad sobre su pasado, presente y futuro, la existencia de centros de documentación, bibliotecas especializadas, publicaciones y sistematizaciones son muestra de ello. Se suma además que por el tipo de acciones que realizan, puestas en las dinámicas cotidianas de la comunidad, las organizaciones reconocen las acciones en el territorio que terminan por conformarse como proceso y las que no, siendo evidente aquellas que se interrumpen y se quedan muchas veces como promesas inconclusas, este es un asunto a explorar con más detenimiento.

Este diálogo que instauramos nos permitió contrastar entre las visiones rígidas que muchas veces podemos tener sobre estas prácticas y el dinamismo y diversidad que se presentan en el territorio. Esto es particularmente diciente cuando tomamos información como la encuesta de lectura, que pone a la Zona-Nororiental como la que menos lee en la ciudad, un asunto que, en principio, podría inquietar pero que debe ser matizado en temas como: una relación menor con los libros no es asimilable con una relación menor con la palabra o el lenguaje, e interpela las condiciones de acceso al libro como tal e invita, al mismo tiempo, a indagar por las formas de lectura que se manifiestan en la zona, dada la evidencia de riqueza cultural, simbólica y de memoria.

Contando con lo anterior podemos asumir las prácticas asociadas a la palabra como parte de la conflictividad social y expresión de la misma, en las que de manera general asuntos como la exclusión socio espacial o la desigualdad en la garantía de derechos no son asuntos menores y que de hecho pueden ubicar las prácticas del LEO como formas de autonomía, resistencia u organización ante esas misma condiciones de desigualdad. Esto por supuesto genera tensiones sobre cuáles son las formas de actuación en el territorio desde actores como el estado, con formas propias de intervención que pueden entrar en contradicciones con las maneras en que las persona conciben la palabra, y que en relación a lo letrado es tan sensible pues la figura del estado ha sido el del gran alfabetizador, entiéndase, civilizador, ante unas masas analfabetas, es decir habitantes de la oralidad. De allí lo interesante que resulta la fuga singular que las organizaciones representan pues median y al mismo tiempo expanden el universo letrado en relación a lo oral, pero en este caso con una fuerte valoración de su existencia, posibilitando de expresiones y creaciones inéditas que van más allá de lo letrado y no letrado.

Estos procesos de reflexión y de representación socio espacial también interpelan nuestras propias prácticas de LEO, tanto a revalorar las nociones que ponemos en juego como las metodologías y prácticas que desplegamos. Al evidenciar la conexión que tiene nuestro quehacer con este territorio en particular una reflexión sobre la palabra no nos deja exentos y de hecho nos impele a realizar una reflexión sistemática y profunda sobre esta vivencia en relación a las comunidades con las que hemos trabajado como Voz y Letras y como organización social.

pata2

Voces y letras:


 

La agonía del eros

Voz y Letras: Sandra Barrientos 

Amainar, el origen de esta palabra común con el catalán, se considera incierto,
pero es muy probable que venga de la lengua provenzal de oc, también llamada
occitano, en la cual amainar significa amanzar (domesticar un animal), como el francés
antiguo "amené". La palabra francesa se deriva de "maison" (casa), procedente del latín
"mansio". Vemos entonces que la noción de domesticar un animal se asocia con la idea de
adaptarlo a la casa, como ocurre también en latín, lengua en la cual "domesticare" viene
de "domus" (casa). Más tarde, hacia el siglo XV, amainar se usó con el sentido de recoger 
las velas, como se observa en este pasaje de Cristobal Colón: "Y esto es todo manchado,
un pedazo de roquedo y otro de arena, y por esto no se puede seguramente surgir salvo a
vista de ojo, y por tanto acordé de amainar las velas todas, salvo el triquete y andar con él, 
y de a un rato crecía mucho el viento y hacía mucho camino de que dudaba." Finalmente
hacia el siglo XVIII, tal vez porque las velas se recogen en las tempestades, amainar pasó
a emplearse con su denotación actual "perder fuerza, la tempestad o el viento". 

Funes, el memorioso

Voz: Yennifer Cano y Letras: Jorge Luis Borges

Los dos proyectos que he indicado (un vocabulario infinito para la serie natural
de los números, un inútil catálogo mental de todas las imágenes del recuerdo) son
insensatos, pero revelan cierta balbuciente grandeza. Nos dejan vislumbrar o inferír el
vertiginoso mundo de Funes. Éste, no lo olvidemos, era casi incapaz de ideas generales,
platónicas. No sólo le costaba comprender que el símbolo genérico perro abarcara tantos
individuos dispares de diversos tamaños y diversa forma; le molestaba que el perro de
las tres y catorce (visto de perfil) tuviera el mismo nombre que el perro de las tres y
cuarto (visto de frente). Su propia cara en el espejo, sus propias manos, lo sorprendían
cada vez.

La agonía del eros

Voz: Santiago Muñoz y Letras: Byung-Chul Han

El amor, que hoy ya solo ha de ser calor, intimidad y excitación agradable, apunta
a la destrucción del erotismo sagrado. También la seducción erótica, que en el porno
se ha eliminado por completo, juega con ilusiones escénicas y formas aparentes. 
Así, Baudrillard incluso contrapone la seducción al amor: "Y el ritual es del orden de
la seducción. El amor surge de la destrucción de las formas rituales, de su liberación.
Su energía es una energía de disolución de estas formas".

Fragmento periodístico

Voz: Natalia Zapata y Letras: Koleia Bungard

Alberto lleva tres semanas "esperando" en el lado mexicano de la frontera de Nogales. Es hondureño, tiene 26 años y se demoró un mes rodando desde Tegucigalpa hasta Sonora. "¿Por qué te viniste?", le pregunté el lunes después de romper un bloque de hielo con una sonrisa. Estaba sentado, solo, en uno de los camarotes del albergue. Y entonces, entre susurros, resumió el drama de su vida y de su país. "Necesito un trabajo –dice–, para ayudar a mi mamá". Dice que la dejó luchando contra un cáncer de matriz. Que es uno de siete hijos. Que no tuvieron padre. Que sólo conoce la miseria. Que no sabe qué es la abundancia. Que llevaba un año sin trabajo. Que se iba a enloquecer en su país. Que el fraude electoral. Que el miedo. Que lo suyo no eran las maras ni los carteles. Que él solo quiere alivianarle el dolor a su madre. "¿Y por qué no pides asilo?", le pregunto. Y él me contesta con el susurro agüitado: "¿Usted cree que me van a recibir solo por decir que soy pobre y que mi mamá está enferma?". Caen las lágrimas. Suenan pasos en el albergue y es el vigilante que viene a recordarme que no puedo estar ahí, en el cuarto de los hombres. Entonces abrazo a Alberto como si fuera mi hermano, mi amigo, mi compatriota. ¿Llegará esta noche el "pollero" (coyote) a decirle que le llegó la hora? ¿Logrará evadir la vigilancia de la patrulla fronteriza y despertar un día en Arizona? ¿Conseguirá el trabajo que anhela para mandarle, en unas semanas, algunas lempiras a su mamá? Me quedo con su mirada: un ojo que devela miedo y el otro esperanza. Y me quedo también con su zozobra, que es la misma –supongo– de los 400 mil migrantes que intentan entrar, por su cuenta, cada año a este país.

Rayuela

Voz: Andrea Mendoza y Letras: Julio Cortázar

Toco tu boca, con un dedo toco el borde de tu boca, voy dibujándola como si
saliera de mi mano, como si por primera vez tu boca se entreabriera, y me basta
cerrar los ojos para deshacerlo todo y recomenzar, hago nacer cada vez la boca
que deseo, la boca que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida
entre todas, con soberana libertad elegida por mí para dibujarla con mi mano en
tu cara, y que por un azar que no busco comprender coincide exactamente con tu
boca que sonríe por debajo de la que mi mano te dibuja.

Me miras, de cerca me miras, cada vez más de cerca y entonces jugamos al
cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos se agrandan, se acercan
entre sí, se superponen y los cíclopes se miran, respirando confundidos, las bocas
se encuentran y luchan tibiamente, mordiéndose con los labios, apoyando apenas
la lengua en los dientes, jugando en sus recintos donde un aire pesado va y viene
con un perfume viejo y un silencio. Entonces mis manos buscan hundirse en tu
pelo, acariciar lentamente la profundidad de tu pelo mientras nos besamos como
si tuviéramos la boca llena de flores o de peces, de movimientos vivos, de
fragancia oscura. Y si nos mordemos el dolor es dulce, y si nos ahogamos en un
breve y terrible absorber simultáneo del aliento, esa instantánea muerte es bella.
Y hay una sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar
contra mí como una luna en el agua.

Conjuro

Voz: Fransico y Letras: Raúl Gómez Jattin

Los habitantes de mi aldea
dicen que soy un hombre
despreciable y peligroso.
Y no andan muy equivocados.

Despreciable y Peligroso
Eso ha hecho de mí la poesía y el amor

Señores habitantes
Tranquilos
que sólo a mí
suelo hacer daño.

El día que Nietzsche lloró 

Voz: Carolina Ochoa y Letras: Irvin D. Yalom

Para formar hijos primero debe formarse a si mismo. De lo contrario, recurrirá a ellos cuando tenga una necesidad animal, o se sienta solo, o necesite tapar los agujeros de sus remiendos.
Su tarea como padre no es presentar otro yo, otro Josef, sino algo superior. Su deber es producir un creador. –Tras un instante de silencio, Nietzsche siguió hablando, inexorable–.
¿Y su esposa? ¿Acaso no está encarcelada por este matrimonio? El matrimonio no debería ser una prisión, sino un jardín en el que se cultive algo superior.
Puede que la única manera de salvar su matrimonio sea renunciar a él.
–He hecho promesas sagradas.
–El matrimonio es algo grande. Es algo grande ser siempre dos personas, permanecer siempre enamorados. Sí, el matrimonio es sagrado. Y sin embargo...
–La voz de Nietzsche se desvaneció. ¿Y sin embargo? –preguntó Breuer. –El matrimonio es sagrado.
Sin embargo –dijo Nietzsche con aspereza–, ¡es mejor romper con el matrimonio que ser roto por él! Breuer cerró los ojos y se hundió en sus pensamientos.
Ninguno de los dos habló durante el resto del viaje.

A los 70 

Voz y Letras: Carlos Loaiza

Tengo 70. Sí, lo sé. Hoy mi cuerpo no responde a ciertas caricias, 
mi cuerpo se encuentra lleno de excusas y de tiempos innombrables, 
mis facciones del rostro están cansadas y no existe atractivo alguno para nadie. 

La nostalgia llega a mi memoria como una tibia soledad embustera, unas raras 
manchas amarillas se postran en mi espalda, las arrugas decoran mi frente y miles
de estas son fisuras uniformes que empiezan a deformar mi existencia. 

Mis manos se expresan con un pequeño temblor incapaz de sostener el café de la mañana.
Los murmullos de los chicos y sus locuras, cada vez la siento más distante. 
El viejo piano que acompañó mis conciertos se encuentra atascado y solitario incapaz de emitir una sola nota. 

Aquellas ansias de caricia y fuerza sólo son melancolía y tristeza. La muerte ronda todos y cada uno de los
espacios habitados por estos pasos lentos y sin prisa. Mis pupilas en el espejo se convierten en reproches 
maniatados, todo, absolutamente todo es estático, sin sabor y de una tonalidad gris oscura.

La sangre corre despacio por mis venas, mi corazón late entrecortado y enfermo, mi respiración es cada vez
más lenta y todo se deshace paulatinamente; todos observan en mí la muerte, esa que a los 70 es esperada
como el mejor de los antídotos a este cuerpo agobiado y con pocas señales de alegría.

Táctica y estrategia 

Voz: Yennifer Cano y Letras: Mario Benedetti

Mi táctica es
mirarte
aprender como sos
quererte como sos

mi táctica es
hablarte
y escucharte
construir con palabras
un puente indestructible

mi táctica es
quedarme en tu recuerdo
no sé cómo ni sé
con qué pretexto
pero quedarme en vos

Mi vida huele a flor

Voz: Laura Giraldo y Letras: Elvira Sastre

He redondeado esquinas
para no encontrar monstruos a la vuelta
y me han atacado por la espalda.
He lamido mi cara cuando lloraba
para recordar el sabor del mar
y solo he sentido escozor en los ojos.
He esperado de brazos cruzados
para abrazarme
y me he dado de bruces contra mi propio cuerpo.
He mentido tanto
que cuando he dicho la verdad
no
me
he
creído.

Rayuela

Voz: Diana Marcela Ramírez y Letras: Julio Cortázar

Entre la Maga y yo crece un cañaveral de
palabras, apenas nos separan unas horas y unas cuadras y ya mi pena se llama
pena, mi amor se llama mi amor... Cada vez iré sintiendo menos y recordando
más, pero qué es el recuerdo sino el idioma de los sentimientos, un diccionario
de caras y días y perfumes que vuelven como los verbos y los adjetivos en el
discurso, adelantándose solapados a la cosa en sí, al presente puro,
entristeciéndonos o aleccionándonos vicariamente hasta que el propio ser se
vuelve vicario, la cara que mira hacia atrás abre grandes los ojos, la verdadera
cara se borra poco a poco como en las viejas fotos y Jano es de golpe cualquiera
de nosotros. Todo esto se lo voy diciendo a Crevel pero es con la Maga que
hablo, ahora que estamos tan lejos. Y no le hablo con las palabras que sólo han
servido para no entendernos, ahora que ya es tarde empiezo a elegir otras, las de
ella, las envueltas en eso que ella comprende y que no tiene nombre, auras y
tensiones que crispan el aire entre dos cuerpos o llenan de polvo de oro una
habitación o un verso. ¿Pero no hemos vivido así todo el tiempo, lacerándonos
dulcemente?

Quedarse es otra forma de partir II

Voz: Aura María Rendón y Letras: Luis Miguel Rivas

La señora o el señor o la muchacha o el chico no se dan cuenta y la ven escucharlos con atención, silenciosa, aquiescente, dócil. Cuando el complejo de superioridad al que llegan el señor o la señora o el muchacho o la chica, es muy evidente, cuando su ego se ha inflado al punto de querer aplastar el de Beatriz, ella hierve por dentro y en un acto heroico por la defensa de su dignidad como persona apunta al corazón del presumido y dispara una frase relacionada con alguna debilidad sicológica que ha captado, una frase como una gotita de veneno que bastaría para matar a la población de un continente entero. Algunos sienten el impacto y caen muertos; otros continúan como si la bala no los hubiera tocado, pero tambaleantes por dentro y otros ni se percatan del ataque. Pero ocurra como ocurra ella siempre me buscará en los descansos y me contará la historia y me soltará todo el caudal de defectos y oscuridades de un mundo de personas que conozco y que para mí en general han sido seres amables. Cuando le digo que a mí me parecen buenas personas me dice que lo que pasa es que yo tengo el problema de ser apegado a la gente, que es una debilidad sicológica mía. Y yo le digo que ella es apegada a la gente pero al revés.

La virgen de los sicarios

Voz: Juan Fernando Ramírez y Letras: Fernando Vallejo

Ustedes no necesitan, por supuesto, que les explique qué es un sicario. 
Mi abuelo sí, necesitaría, pero mi abuelo murió hace años y años. Se
murió mi pobre abuelo sin conocer el tren elevado de los sicarios, 
fumando cigarrillos Victoria que usted, apuesto, no ha oído siquiera
mencionar. Los Victoria eran el basuco de los viejos, y el basuco es 
cocaína impura fumada, que hoy fuman los jóvenes para ver más 
torcida la torcida realidad, ¿o no? Corríjame si yerro. Abuelo, por si 
acaso me puedes oír del otro lado de la eternidad, te voy a decir qué
es un sicario: un muchachito, a veces un niño, que mata por encargo.
¿Y los hombres? Los hombres por lo general no, aquí los sicarios son 
niños o muchachitos, de doce, quince, diecisiete años, como Alexis, mi
amor: tenía los ojos verdes, hondos, puros, de un verde que valía por 
todos los de la sabana. Pero si Alexis tenía la pureza en los ojos, tenía 
dañado el corazón. Y un día, cuando más lo quería, cuando menos lo 
esperaba, lo mataron, como a todos nos van a matar. 

Vamos para el mismo hueco de cenizas, en los mismos Campos de Paz. 

Canción de la vida profunda

Voz: Consuelo Marín y Letras: Porfirio Barba Jacob

Hay días en que somos tan móviles, tan móviles,
como las leves briznas al viento y al azar.
Tal vez bajo otro cielo la Gloria nos sonríe.
La vida es clara, undívaga, y abierta como un mar.

Y hay días en que somos tan fértiles, tan fértiles,
como en abril el campo, que tiembla de pasión:
bajo el influjo próvido de espirituales lluvias,
el alma está brotando florestas de ilusión.

Y hay días en que somos tan sórdidos, tan sórdidos,
como la entraña obscura de oscuro pedernal:
la noche nos sorprende, con sus profusas lámparas,
en rútiles monedas tasando el Bien y el Mal.

¿Leer es un acto de servilismo?

Voz: Jaenny García y Letras: Jaime Cortés 

Propio de esclavos, es la etimología latina de la palabra servil. Si leer es un acto de
servilismo, tendríamos que aceptar que los lectores son esclavos de alguna manera,
sometidos por alguien o por algo. Para ser justos, la evaluación de una tesis tan singular,
requeriría conocer el punto de vista de quien la propone, un hombre inmerso en un estado
totalitario quizás, partiendo de una perspectiva externa, o un alienado tal vez viéndolo
desde una perspectiva interna. Lo cierto es que mi opinión resulta radicalmente opuesta si
la aceptamos de una manera literal. Crecer en un estado libre que poco promueve la
lectura y en medio de una familia en la que estimulaban el libre pensamiento, me impiden
aceptar esta tesis. La lectura es un proceso a través del cual se toman decisiones, siempre
elegí que leer y que creer. Leer es ante todo un acto de libertad.

El jardín de los senderos que se bifurcan

Voz: Santiago Muñoz Yepes y Letras: Jorge Luis Borges

Dejo a los varios
porvenires (no a todos) mi jardín de senderos que se bifurcan. Casi en el acto
comprendí; el jardín de los senderos que se bifurcan era la novela caótica; la
frase varios porvenires (no a todos) me sugirió la imagen de la bifurcación en el
tiempo, no en el espacio. La relectura general de la obra confirmó esa teoría. En
todas las ficciones, cada vez que un hombre se enfrenta con diversas alternativas,
opta por una y elimina las otras; en la del casi inextricable Ts'ui Pên, opta—
simultáneamente—por todas. Crea, así, diversos porvenires, diversos tiempos, que
también, proliferan y se bifurcan. 

En la obra de Ts'ui Pên, todos los desenlaces ocurren; cada uno es
el punto de partida de otras bifurcaciones.

Poema todoísta

Voz y Letras: Manuel Moreno

Al final de la vida estaremos solos,
como lo están la luna y el sol en cada eclipse milenario, 
mientras la vida pasa y la muerte llega, te busco al alba mientras llega el amanecer.
Yo, encuentro tu significado en cada diccionario de palabras olvidadas;
Tú, te refugias en el silencio cuando el mundo calla;
Yo, te sigo a todas partes donde mi sombra se posa;
Tú, me olvidas en cada paso de doy mientras persigo tu luz;
Tú me asesinas cada noche con tu olvido, pero yo resucito cada mañana 
cuando tomas el café para alimentar nuestro recuerdo.

Carta al padre

Voz: Jaenny García y Letras: Franz Kafka

Hace poco me preguntaste por qué digo que te tengo miedo. Como de costumbre, no
supe darte una respuesta, en parte precisamente por el miedo que te tengo, en parte porque
para explicar los motivos de ese miedo necesito muchos pormenores que no puedo
tener medianamente presentes cuando hablo. Y si intento aquí responderte por escrito,
sólo será de un modo muy imperfecto, porque el miedo y sus secuelas me disminuyen
frente a ti, incluso escribiendo, y porque la amplitud de la materia supera mi memoria y
mi capacidad de raciocinio.
A ti la cosa siempre te ha resultado muy sencilla, al menos en la medida en que has
hablado de ella delante de mí y delante -indiscriminadamente- de muchos otros.

Cartas a Simón

Voz: Santiago Muñoz Yepes y Letras: Fernando González

En todo caso, no preocuparse por nada sino por ser cada vez más hombre, es decir, más frío pasionalmente y más ardiente en inteligencia y en fortaleza humana. Debemos ser fríos, en cuanto a pasiones animales, y ardientes en amor a la idea y forma en que se nos revele el Infinito…

Escrito sobre los 10 años del Todoísmo

Voz y Letras: Manuel Moreno

Diez años han pasado desde el nacimiento del Todoísmo, diez años llenos de tribulaciones, tristezas, alegrías, odio.
Diez años llenos de vida y muerte al mismo tiempo. El Todoísmo nació en Colombia hace diez años para llenar los vacíos de
una estética construida sobre una vida vacía, sin contenido. Los todoístas somos el primer movimiento poético del siglo XXI
en este país, somos el único movimiento que logró lo que para la humanidad parecía imposible, este es reunirnos a todos 
a pesar de todo, por primera vez. Somos los poetas del nuevo mundo que renace de la cenizas de un mundo agonizante que
amenazaba con exterminar la belleza de la vida. Somos los poetas advenedizos anunciados por Juan en sus sueños
lujuriosos y apocalípticos. Los todoístas hemos venido para anunciar a ustedes el inicio de la guerra santa contra los miedos, 
los egoísmos, los individualismos que asesinan lo vivo del amor. Ser todoísta es un honor que cuesta, y muy pronto lo pagaremos, 
mientras tanto agredecemos a la vida por permitirnos ser todo en medio de esta nada llamada Colombia. 

Entrañas de niño

Voz: César Augusto Correa y Letras: Tomás Carrasquilla

Meronianas, caligulescas en extremo. Eran las que cometía con los indefensos animales; piedra a los perros y a los cerdos, palo a las mulas y a las vacas,
chuzo y zurriago a todos ellos. Cuando lograba encostalar al gato y echarle al agua, era la dicha. Los gallinazos me mantenía humillado porque todas mis tretas y artimañas fueron infructuosas. 
Tuve que contenerme con insultarles y medirles puños. Los sapos eran mis enemigos personales, que le tiran leche y que se muere -me advertían cada rato- ¡Nada!
En cuanto les ponía inflados y lácteos a fuerza de porrazos, les ataba de las patas y a las horquetas de un chamizo. En lo más recondito y clandestino de la huerta, allá, en un
ángulo del vallado, detrás de unos higuerillos trópicales, mantuve muchos días el árbol escarmentozo de mis justicias. Allí pagaban los malvados el negro delito de lesa hermosura,
allí morían lentamente achicharrándose adesde antes de expirar. Yo peresenciaba su agonía, veía el desestremecerse, crisparse. Les observaba aquellos ojos brotados, verdosos, implorantes 
que se iban empañando. Al comprender tanto suplicio, sentía una delicia, un transporte que, de recordarlo ahora, me dan escalofríos y tristezas. Pienso a veces que puede ser la crueldad el móvil
inicial de las acciones humanas. 

Se llama calma

Voz: Jaenny García y Letras: Dalái Lama

Se llama calma y me costó muchas tormentas.
Se llama calma y cuando desaparece…. salgo otra vez a su búsqueda.
Se llama calma y me enseña a respirar, a pensar y repensar.

Se llama calma y cuando la locura la tienta se desatan vientos bravos que cuestan dominar.
Se llama calma y llega con los años cuando la ambición de joven, la lengua suelta y la panza fría dan lugar a más silencios y más sabiduría.
Se llama calma cuando se aprende bien a amar, cuando el egoísmo da lugar al dar y el inconformismo se desvanece para abrir corazón y alma entregándose enteros a quien quiera recibir y dar.

Se llama calma cuando la amistad es tan sincera que se caen todas las máscaras y todo se puede contar.
Se llama calma y el mundo la evade, la ignora, inventando guerras que nunca nadie va a ganar.
Se llama calma cuando el silencio se disfruta, cuando los ruidos no son solo música y locura sino el viento, los pájaros, la buena compañía o el ruido del mar.

Se llama calma y con nada se paga, no hay moneda de ningún color que pueda cubrir su valor cuando se hace realidad.
Se llama calma y me costó muchas tormentas y las transitaría mil veces más hasta volverla a encontrar.
Se llama calma, la disfruto, la respeto y no la quiero soltar…

Un día de trabajo

Voz: Aura María Rendón y Letras: Truman Capote

MARY: ¿Cómo se siente?

TC: Me siento bien.

MARY: ¿Cómo de bien?

TC: Realmente bien.

MARY: Dígame exactamente cómo se siente.

TC: Estoy en Australia.

MARY: ¿Ha estado en Austria?

TC: En Austria no, en Australia. No, pero ahí es donde estoy ahora. Y todo el mundo decía siempre que era un lugar muy aburrido. ¡Eso demuestra lo que saben! El surfing mejor del mundo. Estoy en el mar, sobre una tabla, montando una ola tan alta como, como…

Los tiempos de morir de realidad

Voz: Alejandro Zapata y Letras: Fernando Araujo Vélez

Y llegaron los tiempos de la cruda realidad, y de morir de realidad.

Llegaron los tiempos de la apariencia y de la aprobación, en los que cien likes cuentan por mil aplausos, y se comparten algoritmos en vez de tardes y conversaciones y uno o dos cafés. Llegaron los tiempos de los grupos virtuales, en los que se asignan tareas, y a veces, como asunto extraordinario, alguien recuerda los tiempos en los que Hemingway, Fitzgerald o Dalí, Miguel Hernández o Neruda se reunían en sótanos que olían a tabaco y whisky, y allí hablaban y peleaban por el arte y decidían el futuro de la humanidad a punta de versos y de dibujos.

Llegaron los tiempos de los diarios en pantalla, en los que entre gatos que patinan y perros que bailan, de vez en cuando se cuela la historia de algunos periódicos que fueron esenciales para cambiar el mundo, y de uno que otro periodista que fue asesinado por contar su verdad. Llegaron los tiempos de los periodistas con horario de oficina que publican decenas de noticias porque una máquina les exige publicar más noticias que la competencia, sin que importe mucho de qué sean. 

Primero está la soledad

Voz: Viviana Márquez y Letras: Darío Jaramillo Agudelo

Primero está la soledad.
En las entrañas y en el centro del alma:
ésta es la esencia, el dato básico, la única certeza;
que solamente tu respiración te acompaña,
que siempre bailarás con tu sombra,
que esa tiniebla eres tú.
Tu corazón, ese fruto perplejo, no tiene que agriarse con tu sino solitario;
déjalo esperar sin esperanza
que el amor es un regalo que algún día llega por sí solo.
Pero primero está la soledad,
y tú estás solo,
tú estás solo con tu pecado original -contigo mismo-.
Acaso una noche, a las nueve,
aparece el amor y todo estalla y algo se ilumina dentro de ti,
y te vuelves otro, menos amargo, más dichoso;
pero no olvides, especialmente entonces,
cuando llegue el amor y te calcine,
que primero y siempre está tu soledad
y luego nada
y después, si ha de llegar, está el amor.

Pienso en mesa, digo silla

Voz: Santiago Muñoz Yepes y Letras: Gloria Fuertes

... 

Entre Santander y Asturias
pasa un río, pasa un ciervo,
pasa un rebaño de santas,
pasa un peso.
Entre mi sangre y el llanto
hay un puente muy pequeño,
y por él no pasa nada,
lo que pasa es que te quiero.

El arte de los pequeños pasos

Voz: Jaenny García y Letras: Antoine de Saint-Exúpery

No pido milagros y visiones, Señor, pido la fuerza para la vida diaria. Enséñame el arte de los pequeños pasos.
Hazme hábil y creativo para notar a tiempo, en la multiplicidad y variedad de lo cotidiano, los conocimientos y experiencias que me atañen personalmente.
Ayúdame a distribuir correctamente mí tiempo: dame la capacidad de distinguir lo esencial de lo secundario.
Te pido fuerza, auto-control y equilibrio para no dejarme llevar por la vida y organizar sabiamente el curso del día.
Ayúdame a hacer cada cosa de mi presente lo mejor posible, y a reconocer que esta hora es la más importante.
Guárdame de la ingenua creencia de que en la vida todo debe salir bien. Otórgame la lucidez de reconocer que las dificultades, las derrotas y los fracasos son oportunidades en la vida para crecer y madurar.
Envíame en el momento justo a alguien que tenga el valor de decirme la verdad con amor.
Haz de mí un ser humano que se sienta unido a los que sufren. Permíteme entregarles en el momento preciso un instante de bondad, con o sin palabras.
No me des lo que yo pido, sino lo que necesito. En tus manos me entrego.

¡Enséñame el arte de los pequeños pasos!

Tratado de culinaria para mujeres tristes

Voz: Milena Martínez y Letras: Héctor Abad Faciolince

Haces volteretas con el cuerpo y la imaginación
para evadir la tristeza. ¿Pero quién te
ha dicho que se prohíbe estar triste? En realidad,
muchas veces, no hay nada más sensato que estar
tristes; a diario pasan cosas, a los otros, a nosotros,
que no tienen remedio, o mejor dicho, que tienen
ese único y antiguo remedio de sentirnos tristes.

No dejes que te receten alegría, como quien
ordena una temporada de antibióticos o cucharadas
de agua de mar a estómago vacío. Si dejas que
te traten tu tristeza como una perversión, o en el
mejor de los casos como una enfermedad, estás
perdida: además de estar triste te sentirás culpable.
Y no tienes la culpa de estar triste. ¿No es normal
sentir dolor cuando te cortas? ¿No arde la piel si te
dan un latigazo?

No te rindas

Voz: Jaenny García y Letras: Mario Benedetti

No te rindas, aún estás a tiempo
De alcanzar y comenzar de nuevo,
Aceptar tus sombras,
Enterrar tus miedos,
Liberar el lastre,
Retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,
Continuar el viaje,
Perseguir tus sueños,
Destrabar el tiempo,
Correr los escombros,
Y destapar el cielo.

Selva adentro

Voz: Aura María Rendón y Letras: Alfredo Molano

Sentados en una mesa del café La Boheme, bajo un afiche del festival cinematográfico
de Cannes, en San José del Guaviare, esperábamos pasar, mi compañero y yo, un 
domingo lento e inútil del mes de octubre de 1985. Eran las diez de la mañana y el calor
ya era sofocante. Mientras pasaba el tiempo nos distraíamos con las siete versiones
sobre la muerte de Dionisio Garzón que nos habían contado la noche anterior. Unos 
decían que a Nisio lo habían matado de un tiro en la nuca cuando se había volteado
para alcanzarle una gaseosa al asesino; otros negaban que fuera una gaseosa y sostenían
que éste lo que había pedido era una cerveza; había quienes afirmaban que el tiro no
había sido en la nuca sino en la cara, en el pómulo izquierdo; otra versión era menos 
legista porque no tomaba en cuenta la localización de los tiros sino el hecho de que Garzón
hubiera o no desayunado, y a un testigo lo que le impresionó, y así lo hizo constar en 
su declaración, fue que Nisio, siendo conservador, había muerto con una camisa roja. 
En lo que todas las versiones coincidían era en que el asesinato había sido a las seis y 
cuarenta de la mañana: a esas horas, añadían, la muerte sorprende más. 

¡Diles que no me maten!

Voz: Aura María Rendón y Letras: Juan Rulfo

Lo habían traído de madrugada. Y ahora era ya entrada la mañana y él seguía todavía allí,
amarrado a un horcón, esperando. No se podía estar quieto. Había hecho el intento de dormir
un rato para apaciguarse, pero el sueño se le había ido. También se le había ido el hambre. No
tenía ganas de nada. Sólo de vivir. Ahora que sabía bien a bien que lo iban a matar, le habían
entrado unas ganas tan grandes de vivir como sólo las puede sentir un recién resucitado.
Quién le iba a decir que volvería aquel asunto tan viejo, tan rancio, tan enterrado como creía
que estaba. Aquel asunto de cuando tuvo que matar a don Lupe. No nada más por nomás,
como quisieron hacerle ver los de Alima, sino porque tuvo sus razones. Él se acordaba:

Don Lupe Terreros, el dueño de la Puerta de Piedra, por más señas su compadre. Al que
él, Juvencio Nava, tuvo que matar por eso; por ser el dueño de la Puerta de Piedra y que,
siendo también su compadre, le negó el pasto para sus animales.

Pasión

Voz: Sara Aguirre y Letras: Alfonsina Storni

Unos besan las sienes, otros besan las manos,
otros besan los ojos, otros besan la boca.
Pero de aquel a este la diferencia es poca.
No son dioses, ¿qué quieres?, son apenas humanos.

Pero, encontrar un día el espíritu sumo,
la condición divina en el pecho de un fuerte,
¡el hombre en cuya llama quisieras deshacerte
como al golpe de viento las columnas de humo!

La mano que al posarse, grave sobre tu espalda,
haga noble tu pecho, generosa tu falda,
y más hondos los surcos creadores de tus senos.
Y la mirada grande, que mientras de ilumine
te encienda al rojoblanco, y te arda, ¡y te calcine
hasta el seco ramaje de los pálidos huesos!

Zorba, el griego

Voz: César Augusto Correa Ramírez y Letras: Nikos Kazantzakis

–Patrón, ¿cómo llamaban a ese dios antiguo que era un crápula y no dejaba hembra
sin consolar en el mundo? Algo oí contar a su respecto. Al parecer, también él se teñía las barbas, y llevaba
tatuados en los brazos corazones, flechas y sirenas; se disfrazaba, según dicen: tomaba forma de
toro, de cisne, de cabra, de asno –dicho sin ofensa–, de cualquier cosa que deseara cada una de
sus pícaras amigas. ¡Dime su nombre!


–Supongo que te refieres a Zeus. ¿Cómo te acordaste de él?
–¡Dios bendiga su alma! –exclamó Zorba alzando los brazos–. ¡Sufrió mucho! ¡Padeció mucho!

¡Un verdadero mártir, patrón, créelo, que lo dice
quien lo sabe! Tú te tragas todo lo que te cuentan los libros: detente un momento a considerar
qué gente es la que los escribe. ¡Pedantones! ¿Qué saben en materia de mujeres y de los que
andan tras las mujeres? ¡Nada en absoluto!

Por la calle del pueblo

Voz: Laura Jaramillo y Letras: Maruja Vieira

Volverá tu recuerdo, cuando en la madrugada
la lluvia se detenga. Y estarás como entonces
llenándome de rosas y de sol. En las piedras
de la calle, brillantes por el agua caída, será 
más luminosa la mano azul del día. 
Pasarán los arcángeles antiguos de las horas
por el quieto camino. Subirán las mujeres al
pozo del milagro para buscar el agua limpia
de las leyendas. Y la voz de los niños hará 
crecer el tiempo como una ronda inquieta.
La montaña en la luz, flecha de la mañana, 
se llevará tu rostro por un sueño de árboles.
Yo sentiré tu música desprenderse del aire 
cuando muevan los cedros sus verdes campanarios.
Y ya no serás tú, ni mi voz que me calla. Serás
aquel paisaje de enero en la distancia. 

Sobre la lectura

Voz: Maria Camila Giraldo y Letras: Victor Raúl Jaramillo

Para leer se debe buscar un lugar tranquilo. Si es necesaria la música,
escuchar a Bach, Beethoven o Tchaikovski; claro, también a Rush, Uriah Heep o Black Sabbath.
Leer lentamente, rumiar, acceder a la pesca de palabras que nos dan un sentido, que nos desvelan una idea,
una imagen, un canto. Releer. 

Sobre la lectura

Voz: Heiner Patiño y Letras: Victor Raúl Jaramillo

La verdad es que no hay un método sobre la lectura,
no hay camino, sino el que se hace al leer. La lectura debe
ser abierta a las aperturas que sorprenden y a las puertas que
nos encierran en atajos mentales, las encrucijadas de la imaginación.
La lectura no se puede conducir, cada uno de nosotros debe darle su
ritmo, debe establecer el contacto con la magia de lo que se presente. 

Sobre la lectura

Voz: Álvaro Estrada y Letras: Victor Raúl Jaramillo

No deberíamos leer por imposición, mejor negarnos
y seguir con nuestro asombro vivo. El peligro es que
muchas veces nuestro deseo de lectura nos deja al 
borde del abismo, y eso también hay que dejarlo en
claro.