logo web vozyletrasVoz y letras

Las tertulias Voz y letras son espacios de lectura y conversación que buscan ofrecerle a la ciudadanía encuentros en los cuales las prácticas de la lectura, la escritura y la oralidad le permitan problematizar su vida cotidiana. Las actividades que hacen parte de este proyecto se han constituido como experiencias democráticas en las que son protagónicas la diversidad y la diferencia, sin que exista el temor a la censura, la segregación o la deslegitimación; antes bien, se conciben como dos potencias para pensar, argumentar y construir, desde el conflicto y la conversación, una sociedad en la que el derecho a diferir sea una realidad. En palabras de Estanislao Zuleta “hay que ofrecerle [al otro] condiciones para que pueda decir todo lo que piensa” y sea puesto en el tamiz de la conversación donde, tras la escucha atenta y detenida, las diferencias confluyen y se pueden dirimir creativamente caminos que afirmen la diferencia.

Sitios donde tertuliamos:

vyl confiar

CONFIAR Cooperativa Financiera

vyl amiga joven

Corporación Amiga Joven

vyl convivamos

Corporación ConVivamos

vyl suenos papel

Biblioteca Sueños de Papel

vyl hector abad gomez

Corporación Hector Abad Gómez

vyl corpozuleta

CorpoZuleta

pata vyl2017

Voces y letras:

Continuidad de los parques

Voz: Luisa Fernanda Lopera Sosa y Letras: Julio Cortázar

Había empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regresaba en tren a la finca; se dejaba interesar lentamente por la trama, por el dibujo de los personajes. Esa tarde, después de escribir una carta a su apoderado y discutir con el mayordomo una cuestión de aparcerías, volvió al libro en la tranquilidad del estudio que miraba hacia el parque de los robles.

Una mujer amaestrada

Voz: Laura Giraldo García y Letras: Juan José Arreola 

Hoy me detuve a contemplar este curioso espectáculo: en una plaza de las afueras, un saltimbanqui polvoriento exhibía una mujer amaestrada. Aunque la función se daba a ras del suelo y en plena calle, el hombre concedía la mayor importancia al círculo de tiza previamente trazado, según él, con permiso de las autoridades. Una y otra vez hizo retroceder a los espectadores que rebasaban los límites de esa pista improvisada. La cadena que iba de su mano izquierda al cuello de la mujer, no pasaba de ser un símbolo, ya que el menor esfuerzo habría bastado para romperla. Mucho más impresionante resultaba el látigo de seda floja que el saltimbanqui sacudía por los aires, orgulloso, pero sin lograr ni un chasquido.

La noche de los feos

Voz: Luisa Fernanda López y Letras: Mario Benedetti 

1

Ambos somos feos. Ni siquiera vulgarmente feos. Ella tiene un pómulo hundido. Desde los ocho años, cuando le hicieron la operación. Mi asquerosa marca junto a la boca viene de una quemadura feroz, ocurrida a comienzos de mi adolescencia.

Tampoco puede decirse que tengamos ojos tiernos, esa suerte de faros de justificación por los que a veces los horribles consiguen arrimarse a la belleza. No, de ningún modo. Tanto los de ella como los míos son ojos de resentimiento, que solo reflejan la poca o ninguna resignación con que enfrentamos nuestro infortunio. Quizá eso nos haya unido. Tal vez no sea la palabra más apropiada. Me refiero al odio implacable que cada uno de nosotros siente por su propio rostro.

Quejas de Menón por Diotima

Voz: Elizabeth Giraldo y Letras: Friedrich Hölderlin

1

A diario salgo fuera buscando siempre otro camino,

hace mucho he probado todos los senderos de la tierra;

visito allá arriba las frías alturas, las umbrías

y las fuentes; acá y allá yerra mi espíritu,

solicitando paz; tal huye el venado herido en los bosques,

donde al mediodía descansaba otrora seguro en la sombra;

Aquel abril 18

Voz: Heiner Patiño y Letras: Periódico De la Urbe

Fue una inesperada tarde de miércoles. Cincuenta,

sesenta, tal vez setenta encapuchados se apostaron en

tres de las cinco porterías de la ciudadela universitaria,

atravesaron un microbús de la Universidad en

Barranquilla, y comenzó el jaleo. Papas bomba, caos

en las calles, gases, caos adentro. Era difícil estar, era

difícil salir. Un agente del Esmad perdió una pierna.

En cada uno de los que padeció esos momentos también

quedó una huella. Cuatro miradas.

Poquita cosa

Voz: Análida López y Letras: Antón Chéjon

Hace unos días invité a Yulia Vasilievna, la institutriz de mis hijos, a que pasara a mi despacho. Teníamos que ajustar cuentas.

-Siéntese, Yulia Vasilievna -le dije-. Arreglemos nuestras cuentas. A usted seguramente le hará falta dinero, pero es usted tan ceremoniosa que no lo pedirá por sí misma… Veamos… Nos habíamos puesto de acuerdo en treinta rublos por mes…

La patria

Voz: Natalia Zapata y Letras: Maria Mercedes Carranza

Esta casa de espesas paredes coloniales
y un patio de azaleas muy decimonónico
hace varios siglos que se viene abajo.
Como si nada las personas van y vienen
por las habitaciones en ruina,
hacen el amor, bailan, escriben cartas.

Un instante sin ti

Voz y Letras: Leonardo Contreras

Un instante sin ti es como una noche sin el día

Como una estrella sin brillo, como el amor sin poesía.

El templo de su cuerpo

Voz: Alejandro Zapata y Letras: Alberto Medina López

Un hombre convirtió el cuerpo de su amada en templo de un culto enfermizo. La adoraba de la misma forma como los antiguos veneraban el monumento de una diosa o como hoy se rinde tributo a un objeto religioso. Ese es el centro de la historia con la que el escritor español Javier Marías bautizó su relato Mientras ellas duermen.

Lo público entregado en comodato, una política de estado

Voz y Letras: Alfredo Úsuga

Aunque no nací, ni muchos menos tuve la fortuna de recorrerla en otrora, ni de despertar siendo un niño bajo su cielo azul, permeado por el smog, hoy por hoy si ando fascinado con su clima, por la pluralidad urbanística que pulula y que todavía se puede identificar en su extensión, con su multiculturalidad étnica, con su diversidad paisajística invaluable y que atrapa por estarse convirtiendo en epicentro de eventos y encuentros de distinta índole y connotación, y también porque en sus suelos se vive un cierto anarquismo que hasta los extranjeros se extasían cuando recelosos la visitan y todo porque Medellín es única, incomparable, mágica, alucinante  y entrañablemente, nuestra, de todos.

El tiempo no perdona

Voz y Letras:Luz Helena Salinas

El tiempo inclemente deja huellas en nuestro diario vivir, en las cosas cotidianas y por supuesto en nuestra existencia. Él es un enemigo silencioso, no hace ruido, cuando menos lo pensamos  ahí está. 

Muchas veces encerramos el tiempo en un reloj, nos olvidamos que el tiempo es inclemente que transcurre lentamente pero su paso llega a donde tiene que llegar; el tiempo cobra penas, engaños, belleza... su venganza es implacable.

A veces lo encerramos pero él; él es más inteligente que nosotros, se nos escapa como agua entre los dedos.

El tiempo no comete errores, tampoco olvida su cuota tarde o temprano siempre cobra.

¿Qué sería de nuestra existencia si no existiera el tiempo?

 

logo web vozyletras

Pensamientos en la vida de Hannah Arendt

Voz: Katherine Ramírez y Letras: Hannah Arendt

"Pensar siempre significa pensar críticamente. Y pensar críticamente es siempre hostil.

Cada pensamiento socava todas las reglas rígidas, las convicciones generales, etcétera.

Un amor indeciso

Voz: Daniel García y Letras: Dulce María Loynaz

Un amor indeciso se ha acercado a mi puerta...

Y no pasa; y se queda frente a la puerta abierta.

Yo le digo al amor: - ¿Qué te trae a mi casa?
Y el amor no responde, no saluda, no pasa...

Instrucciones para subir una escalera

Voz: Catalina Ramírez y Letras: Julio Cortázar

En un lugar de la bibliografía del que no quiero acordarme, se explicó alguna vez que hay escaleras para subir y escaleras para bajar; lo que no se dijo entonces es que también puede haber escaleras para ir hacia atrás.

Los usuarios de estos útiles artefactos comprenderán, sin excesivo esfuerzo, que cualquier escalera va hacia atrás si uno la sube de espaldas, pero lo que en esos casos está por verse es el resultado de tan insólito proceso. Hágase la prueba con cualquier escalera exterior.

Memorias por correspondencia (Fragmento carta I)

Voz: Samuel Medina   Letras: Ema Reyes 

La casa en que vivíamos se componía de una sola y única pieza muy pequeña, sin ventanas y con una única puerta que daba a la calle. Esa pieza estaba situada en la Carrera Séptima de un barrio popular que se llama San Cristóbal en Bogotá. Enfrente a la casa pasaba el tranvía que paraba unos metros más adelante en una fábrica de cerveza que se llamaba Leona Pura y Leona Oscura.

Distancia

Voz y Letras: John Fredy Ramírez

Luna derretida.

Ante mis ojos.

Estrella fugaz y solitaria.

Ave de largo vuelo que en el silencio viaja.

Así eres tú y la distancia.

 

logo web vozyletras

Geisha

Voz: Gustavo Alonso Rúa Restrepo Letras: Arthur Golden

Somos trozos de arcilla y llevamos para siempre las huellas de todos los que nos han tocado.

Satanás

Voz: León Corkidi Letras: Mario Mendoza

Somos ángeles y demonios al mismo tiempo, no somos una sola persona sino una contradicción, una complejidad de fuerzas que luchan dentro de nosotros.

 

logo web vozyletras

La negrita Manuel Moreno

Voz y Letras: Manuel Moreno

La negrita abraza a su hombre blanco mientras lo arrulla para demostrarle todo su amor, ella lo besa, llora junto a su hombre, se puede leer en sus ojos que lo ama.

Él plácido descansa en los brazos de su negrita mientras aguarda el próximo beso en su boca.

Ensayos de Ralph Waldo Emerson

Voz: Mabel Díaz y Letras: Ralph Waldo Emerson

Debo ser yo mismo no puedo quebrarme más por ti o por vosotros, si podéis quererme por lo que soy, seré el más feliz, sino intentaré merecer que debáis hacerlo, no culparé mis gusto o aversiones, confiaré tanto en que lo profundo es sagrado que haré firmemente ante el sol y la luna lo que interiormente me regocija y el corazón designa.

 

logo web vozyletras

Piel

Voz y Letras: Libertad Aguilar

Se me derrama la piel y salpica cada rincón en donde mi mirada pisa

¿A qué manos llegara?

Viaje al Congo

Voz: Luis Eduardo Blandón y Letras: André Gide

La luna, que todavía está casi llena, se vislumbra detrás de la niebla, exactamente frente al barco, que avanza en línea recta en la dirección de su reflejo. Una ligera brisa sopla continuamente desde atrás y proyecta hacia adelante una maravillosa lluvia de chispas procedente de la chimenea; parece un enjambre de luciérnagas. Después de un buen rato de contemplación, tengo que resignarme a volver a mi cabina, a pasar calor y sudar bajo el mosquitero. Más tarde, el aire se refresca lentamente y me vence el sueño… Me despiertan unos gritos curiosos; me levanto de nuevo y bajó al primer puente, apenas iluminado por la luz del horno, donde los cocineros preparan el pan entre grandes risas  y cantos. No sé cómo se las apañan los demás, que están justo al lado, para dormir.

Reflexión de Estanislao Zuleta al M-19

Voz: José Luis Jaramillo y Letras: Estanislao Zuleta

Solo un pueblo escéptico de la guerra y maduro para el conflicto es un pueblo también maduro para la paz.

 

logo web vozyletras

Cómo llegar a ser japonés

Voz: Ana Díaz y Letras: Ramón Illán Bacca

Me llamo Go Toba y soy japonés por decisión propia. No me importa que la gente piense que además de inválido estoy loco. Tampoco me importa que mi madre esté todo el tiempo dándoles explicaciones a los vecinos y diciendo que son excentricidades mías para atraer la atención y para que me consientan. Lo que importa es que todos en casa me llaman por mi nombre japonés, se quitan los zapatos al llegar a mi cuarto para no dañar los tatamis y Socorro Salomé tiene siempre listos todos los Kimonos para usar el que me guste según el humor en que esté ese día. Hoy decidí  usar el hakama de seda amarilla, cubrirme el rostro de blanco de harina de arroz, pintarme los dientes de negro y usar el alto tocado que corresponde a un noble de la dinastía Heian.